fbpx
11 de septiembre 2014    /   DIGITAL
por
 

Instant Translator vs. La Torre de Babel

11 de septiembre 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Otonaroid —una androide humana muy conseguida— inició hace unos meses su trabajo como divulgadora científica en el museo Miraikan en Tokio. Su compañera Kodomoroid puede conversar sobre una variedad de temas de actualidad en varios idiomas. En la película Her los humanos se enamoran de máquinas que les susurran a los oídos, como a los caballos. Hablamos a las máquinas y las máquinas nos hablan.
Antes de fin de año podrás disfrutar de traducción instantánea (instant translator) en tus videoconferencias. Tú hablarás en castellano y tu interlocutor te escuchará en inglés, alemán o chino, lo que prefiera, y viceversa, claro. Skype y Microsoft redimen así a la fragmentada humanidad del castigo bíblico de la división de lenguas infligido por querer levantar la famosa torre de Babel alta hasta el cielo. Hablamos entre nosotros a través de máquinas.
La expresión de un mundo unido «que tenía la misma lengua y utlizaba las mismas palabras» ya no es un rascacielos —esos ahora significan otra cosas— es otra obra fruto de la colaboración humana: un complejo programa informático. La nueva lingua franca es un inmenso jeroglífico de unos y ceros que ningún humano podría jamás descifrar. Bienvenido sea, como el ascensor o el lavavajillas, que tampoco entendemos del todo, pero hacen su función.
Imagina un mundo en el que desaparece la frontera del idioma, en el que cualquiera puede hablar con cualquier otro. El potencial para la innovación, para la asociación y la colaboración, para la resolución de conflictos mediante el diálogo o para  el amor entre desconocidos es enorme. Piensa también en cuántos problemas, cuántas discusiones, cuántos conflictos, abusos, atropellos y agresiones se producen entre los que ya hablan la misma lengua, aquellos que ya se pueden entender hablando.
Si el problema no fuera la lengua, ¿vendrá una máquina que nos hará humanos?

Otonaroid —una androide humana muy conseguida— inició hace unos meses su trabajo como divulgadora científica en el museo Miraikan en Tokio. Su compañera Kodomoroid puede conversar sobre una variedad de temas de actualidad en varios idiomas. En la película Her los humanos se enamoran de máquinas que les susurran a los oídos, como a los caballos. Hablamos a las máquinas y las máquinas nos hablan.
Antes de fin de año podrás disfrutar de traducción instantánea (instant translator) en tus videoconferencias. Tú hablarás en castellano y tu interlocutor te escuchará en inglés, alemán o chino, lo que prefiera, y viceversa, claro. Skype y Microsoft redimen así a la fragmentada humanidad del castigo bíblico de la división de lenguas infligido por querer levantar la famosa torre de Babel alta hasta el cielo. Hablamos entre nosotros a través de máquinas.
La expresión de un mundo unido «que tenía la misma lengua y utlizaba las mismas palabras» ya no es un rascacielos —esos ahora significan otra cosas— es otra obra fruto de la colaboración humana: un complejo programa informático. La nueva lingua franca es un inmenso jeroglífico de unos y ceros que ningún humano podría jamás descifrar. Bienvenido sea, como el ascensor o el lavavajillas, que tampoco entendemos del todo, pero hacen su función.
Imagina un mundo en el que desaparece la frontera del idioma, en el que cualquiera puede hablar con cualquier otro. El potencial para la innovación, para la asociación y la colaboración, para la resolución de conflictos mediante el diálogo o para  el amor entre desconocidos es enorme. Piensa también en cuántos problemas, cuántas discusiones, cuántos conflictos, abusos, atropellos y agresiones se producen entre los que ya hablan la misma lengua, aquellos que ya se pueden entender hablando.
Si el problema no fuera la lengua, ¿vendrá una máquina que nos hará humanos?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los robots deciden quién gana este concurso de belleza
Red Innova | "Si quieres entender cómo funciona la innovación, escucha a Dylan"
Camisetas de realidad aumentada donde no encontrarás un Pokémon
José 'el Carpintero' ha actualizado su estado
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies