27 de octubre 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

Irudika 2020: las ventajas reales de hacer una feria virtual

27 de octubre 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La pandemia ha normalizado cosas que hasta hace poco parecían imposibles: calles sin gente, oficinas sin jefes y hasta nuevos hospitales sin sanitarios. Sin embargo, de todas estas situaciones (o de casi todas) podemos sacar elementos positivos: el ahorro a final de mes, la reducción de la contaminación o la implantación del teletrabajo. Irudika 2020 será una feria sin invitados. La nueva edición del festival de ilustración será enteramente virtual. Esta imposición también tiene su parte positiva. Irudika 2020 no solo mantiene sus formaciones y conferencias, sino que su formato virtual ha permitido multiplicarlas, creando una red de talento internacional mucho más grande que en anteriores ediciones.

Ilustradores, agentes, librerías y editoriales podrán viajar sin salir de casa, del 29 al 31 de octubre. Los días son pocos y los eventos, tantos que pueden llegar a solaparse, algo que sucede a menudo en este tipo de encuentros. Pero otra de las ventajas que supone hacer un festival virtual es que no hay aforos y que todo el contenido estará disponible durante un mes en la web.

Irudika 2020 es un festival que limita el acceso (no por cuestiones de espacio, obviamente) a quienes se inscriban en su web. Al realizar la compra, el invitado recibirá un correo electrónico para validar su cuenta y acceder a su espacio personal. Desde allí podrá ver (y ser visto) al resto de la comunidad Irudika. Aquí se podrá construir un perfil donde cargar información e imágenes, convirtiendo el espacio en una especie de galería de ilustración virtual.

El networking es otro de los factores clave en este tipo de festivales. En su edición virtual no solo se ha salvado este aspecto, sino que se ha potenciado. La plataforma virtual tiene una red de mensajería directa entre participantes, salas de reunión para citas y espacios de trabajo.

Colectivo Licuado, Les Estivales de L’illustration, L’articho Philippe le Libraire, Cité de la BD/Maison des Auteurs, Eva Mena, Ruth Juan, Editions Magnani, Golo, Quebec BD, Marc-Olivier Lamothe, Yolanda Mosquera, Cecilia Rodríguez Oddone, Pierre Marty, Mural Festival, Sebas Velasco, SC Gallery, Yubia, ZOER, Rocío Araya, Sabrina Pérez, Amanuense, e´a! Festival, Lola Lorente, Francisco Cunha… Son solo algunos de los invitados de esta edición.

Irudika 2020 viaja a lo largo y ancho del mundo para traer contenido exclusivo, especialmente de los países y ciudades invitados, Uruguay, Francia y Quebec. También prestará mayor atención al panorama vasco de la ilustración, puesto que, aunque este año no haya tenido una sede física, todo se organiza y se crea desde Euskadi.

Justo cuando no se puede salir a la calle, esta va a estar más presente que nunca en Irudika 2020. En su sección Sectores Paralelos el tema de este año es el muralismo y el street art. De esta forma, el festival sale a recorrer los muros del orbe, se convierte en una ventana a través de la que viajar y conocer otros mundos, otras sensibilidades y a otros ilustradores. De eso van, a fin de cuentas, los festivales. Y eso se mantiene, un año más, aunque sea de forma virtual.

La pandemia ha normalizado cosas que hasta hace poco parecían imposibles: calles sin gente, oficinas sin jefes y hasta nuevos hospitales sin sanitarios. Sin embargo, de todas estas situaciones (o de casi todas) podemos sacar elementos positivos: el ahorro a final de mes, la reducción de la contaminación o la implantación del teletrabajo. Irudika 2020 será una feria sin invitados. La nueva edición del festival de ilustración será enteramente virtual. Esta imposición también tiene su parte positiva. Irudika 2020 no solo mantiene sus formaciones y conferencias, sino que su formato virtual ha permitido multiplicarlas, creando una red de talento internacional mucho más grande que en anteriores ediciones.

Ilustradores, agentes, librerías y editoriales podrán viajar sin salir de casa, del 29 al 31 de octubre. Los días son pocos y los eventos, tantos que pueden llegar a solaparse, algo que sucede a menudo en este tipo de encuentros. Pero otra de las ventajas que supone hacer un festival virtual es que no hay aforos y que todo el contenido estará disponible durante un mes en la web.

Irudika 2020 es un festival que limita el acceso (no por cuestiones de espacio, obviamente) a quienes se inscriban en su web. Al realizar la compra, el invitado recibirá un correo electrónico para validar su cuenta y acceder a su espacio personal. Desde allí podrá ver (y ser visto) al resto de la comunidad Irudika. Aquí se podrá construir un perfil donde cargar información e imágenes, convirtiendo el espacio en una especie de galería de ilustración virtual.

El networking es otro de los factores clave en este tipo de festivales. En su edición virtual no solo se ha salvado este aspecto, sino que se ha potenciado. La plataforma virtual tiene una red de mensajería directa entre participantes, salas de reunión para citas y espacios de trabajo.

Colectivo Licuado, Les Estivales de L’illustration, L’articho Philippe le Libraire, Cité de la BD/Maison des Auteurs, Eva Mena, Ruth Juan, Editions Magnani, Golo, Quebec BD, Marc-Olivier Lamothe, Yolanda Mosquera, Cecilia Rodríguez Oddone, Pierre Marty, Mural Festival, Sebas Velasco, SC Gallery, Yubia, ZOER, Rocío Araya, Sabrina Pérez, Amanuense, e´a! Festival, Lola Lorente, Francisco Cunha… Son solo algunos de los invitados de esta edición.

Irudika 2020 viaja a lo largo y ancho del mundo para traer contenido exclusivo, especialmente de los países y ciudades invitados, Uruguay, Francia y Quebec. También prestará mayor atención al panorama vasco de la ilustración, puesto que, aunque este año no haya tenido una sede física, todo se organiza y se crea desde Euskadi.

Justo cuando no se puede salir a la calle, esta va a estar más presente que nunca en Irudika 2020. En su sección Sectores Paralelos el tema de este año es el muralismo y el street art. De esta forma, el festival sale a recorrer los muros del orbe, se convierte en una ventana a través de la que viajar y conocer otros mundos, otras sensibilidades y a otros ilustradores. De eso van, a fin de cuentas, los festivales. Y eso se mantiene, un año más, aunque sea de forma virtual.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La revista Yorokobu de octubre viene con ritual de otoño
Cómo coordinar los muros de 45 ciudades
Fotonovelas contra la gentrificación
«La programación es artesanía y hay que tratarla como tal»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad