Publicado: 19 de julio 2023 03:02  /   CREATIVIDAD
por
 

El día en el que las marcas se trolearon a sí mismas en Instagram

Publicado: 19 de julio 2023 03:02  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

¿Te imaginas una comunidad tipo la de 13 Rue del Percebe cuyos inquilinos fuesen marcas y los comentarios de cada una fueran acordes, precisamente, a lo que venden sus marcas? La alusión a  las míticas historietas de tebeo no solo viene a cuento como homenaje póstumo al genial Ibáñez, sino también porque es la metáfora idónea para intentar explicar lo que ocurrió hace unos días en Instagram. En concreto en el perfil de Itziar Oltra.

Pongámonos en situación. Supón que subes este mensaje a tu feed:

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Itziar Oltra (@itziaroltra)

 

Y que al cabo de un rato comienzan a llegarte respuestas de este tipo procedentes de las cuentas oficiales de marcas punteras:  

 

Alucinarías, ¿verdad? Pues Itziar Oltra lo hizo, aunque a medias: «Me sorprendió y no. Soy muy consciente de la comunidad que he construido. Tengo una comunidad muy nicho enfocada al marketing y sabía que me siguen responsables de muchas marcas. Así que intuía el alcance que podría tener en el sector, aunque dependía de que las marcas quisieran aprovechar el momento y unirse a esto o no».

Lo que no se esperaba la fundadora de Todo es marketing era el volumen de marcas que le iban a seguir el juego y la rapidez con la que lo hizo la mayoría: «El tipo de respuesta no me ha sorprendido porque, al final, el trabajo del comunity manager es precisamente el adecuar los mensajes al tono de la marca, pero la cantidad de respuestas sí que me resulta sorprendente. La acción comenzó en Instagram, solo con una publicación de una foto. Me extraña que se viralizase de tal manera, me parece una locura».

La clave del éxito de su llamada, dice, estuvo en el seguimiento realizado: «Desde que lancé el mensaje estuve todo el día conectada ejerciendo de CM de mi propia marca personal. Estuve compartiendo con mis seguidores y comentado para conseguir engancharlos a la historia. En definitiva, conseguí convertir esa comunicación en una campaña, y el post en una historia». 

El tempo de la acción, tal y como intuía, fue un factor clave. Porque, aunque la idea le venía rondando en la cabeza desde hacía unas semanas (desde que descubrió que Hillary Baca, «mi yo del Perú», como la considera Oltra, la había llevado a cabo un año antes en el país sudamericano), decidió esperar al momento justo para ponerla en marcha: «Tenía que ser un buen momento desde el punto de vista de las marcas, esto es, que esos días no hubiese activa una campaña potente en redes que pudiera despistarlas. Y por otro lado, para mí, porque necesitaba poder dedicarle ese día íntegramente al seguimiento». Y ese día llegó el pasado 11 de julio. 

De las conclusiones a extraer de esta acción desde el punto de vista marketiniano, Itziar Oltra se queda con una: aún queda mucho por hacer y por innovar en redes sociales. «Aún se puede ser creativo, no vale quedarse con la excusa del algoritmo. El buen contenido, el que entretiene, acaba llegando. La culpa de no tener alcance no es de las redes, sino de las marcas que se estancan y siguen haciendo cosas que funcionaban hace cinco años».

Y, sobre todo, cree que acciones como esta ponen en valor la labor del CM: «No todo el mundo está preparado para desempeñar este trabajo. En la mayoría de las ocasiones, hay mucho trabajo detrás de un texto de tres líneas».

¿Te imaginas una comunidad tipo la de 13 Rue del Percebe cuyos inquilinos fuesen marcas y los comentarios de cada una fueran acordes, precisamente, a lo que venden sus marcas? La alusión a  las míticas historietas de tebeo no solo viene a cuento como homenaje póstumo al genial Ibáñez, sino también porque es la metáfora idónea para intentar explicar lo que ocurrió hace unos días en Instagram. En concreto en el perfil de Itziar Oltra.

Pongámonos en situación. Supón que subes este mensaje a tu feed:

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Itziar Oltra (@itziaroltra)

 

Y que al cabo de un rato comienzan a llegarte respuestas de este tipo procedentes de las cuentas oficiales de marcas punteras:  

 

Alucinarías, ¿verdad? Pues Itziar Oltra lo hizo, aunque a medias: «Me sorprendió y no. Soy muy consciente de la comunidad que he construido. Tengo una comunidad muy nicho enfocada al marketing y sabía que me siguen responsables de muchas marcas. Así que intuía el alcance que podría tener en el sector, aunque dependía de que las marcas quisieran aprovechar el momento y unirse a esto o no».

Lo que no se esperaba la fundadora de Todo es marketing era el volumen de marcas que le iban a seguir el juego y la rapidez con la que lo hizo la mayoría: «El tipo de respuesta no me ha sorprendido porque, al final, el trabajo del comunity manager es precisamente el adecuar los mensajes al tono de la marca, pero la cantidad de respuestas sí que me resulta sorprendente. La acción comenzó en Instagram, solo con una publicación de una foto. Me extraña que se viralizase de tal manera, me parece una locura».

La clave del éxito de su llamada, dice, estuvo en el seguimiento realizado: «Desde que lancé el mensaje estuve todo el día conectada ejerciendo de CM de mi propia marca personal. Estuve compartiendo con mis seguidores y comentado para conseguir engancharlos a la historia. En definitiva, conseguí convertir esa comunicación en una campaña, y el post en una historia». 

El tempo de la acción, tal y como intuía, fue un factor clave. Porque, aunque la idea le venía rondando en la cabeza desde hacía unas semanas (desde que descubrió que Hillary Baca, «mi yo del Perú», como la considera Oltra, la había llevado a cabo un año antes en el país sudamericano), decidió esperar al momento justo para ponerla en marcha: «Tenía que ser un buen momento desde el punto de vista de las marcas, esto es, que esos días no hubiese activa una campaña potente en redes que pudiera despistarlas. Y por otro lado, para mí, porque necesitaba poder dedicarle ese día íntegramente al seguimiento». Y ese día llegó el pasado 11 de julio. 

De las conclusiones a extraer de esta acción desde el punto de vista marketiniano, Itziar Oltra se queda con una: aún queda mucho por hacer y por innovar en redes sociales. «Aún se puede ser creativo, no vale quedarse con la excusa del algoritmo. El buen contenido, el que entretiene, acaba llegando. La culpa de no tener alcance no es de las redes, sino de las marcas que se estancan y siguen haciendo cosas que funcionaban hace cinco años».

Y, sobre todo, cree que acciones como esta ponen en valor la labor del CM: «No todo el mundo está preparado para desempeñar este trabajo. En la mayoría de las ocasiones, hay mucho trabajo detrás de un texto de tres líneas».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Para buena tipografía, la mía
Cupones que permiten recuperar el tiempo perdido en Facebook
El provechoso don de convertir la mierda en cosas que sirvan para algo
Acero japonés y diseño británico para forjar un cuchillo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp