fbpx
21 de diciembre 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

El humor absurdo y negro de ‘Jake likes onions’

21 de diciembre 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Sus viñetas son una mezcla de humor negro y humor absurdo. No busca una reacción en concreto por parte del público más allá de la de hacer reír. «Supongo y espero que el cómic ofrezca algún alivio a la gente que es cínica como yo y está deprimida», comenta el dibujante Jake likes onions cuyo nombre real es Jake Thompson, publicitario natural de Chicago.

El personaje de Jake likes onions es una cebolla con cuerpo humano, algo que ya sorprende la primera vez que te acercas a una de sus viñetas. «Los seres humanos no pueden disfrutar nada sin sufrimiento», comenta Thompson. «Para mí, nada representa mejor esto que una persona llorando mientras corta cebollas».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Only people who are fundamentally unlikeable will get this #me #life #love #never

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

No hay color en esta webserie de cómics que el de Chicago empezó a dibujar en 2015. Todo es negro, como muchas de las escenas que recrea. Con un humor no apto para todos los públicos, Thompson muestra una realidad oscura y algo desesperanzadora que, afirma, es la responsable de la creatividad de su cerebro. «Mi estúpido, envidioso y constantemente deprimido cerebro. Ese es mi principal problema con la realidad».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

You have no power Gary #life #inspiration #job #love

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

También hay violencia en sus viñetas. La guerra es uno de sus temas recurrentes, pero le cuesta explicar el porqué de esa atracción. «Me fascina la violencia», afirma con rotundidad, «es uno de esos innegables rasgos humanos fundamentales que nadie quiere admitir o en los que nadie quiere pensar. Gran parte de nuestra historia se define por la muerte y la guerra, ¿sabes? Es algo en lo que pienso mucho».

Pero matiza con la misma rotundidad con la que confesaba su fascinación por la violencia: «Mis viñetas pueden ser violentas, pero ni la celebro ni la apoyo».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Do you like books? #book #life #reading #wow

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Uh oh #life #truth #love #fly

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Tampoco cree que de todo pueda hacerse un chiste. «Hay algunos temas que el cómic no debería tratar. Glorificar el propio dolor es inapropiado, en mi opinión».

Sorprenden unas historias sarcásticas en algunas ocasiones, oscuras en las más, pero libres y sin complejos en un momento social en el que nos la cogemos todos con papel de fumar y se criminaliza la libertad de expresión de contar un chiste.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Do not underestimate my ability to not eat fruit. Also, please pre-order my book. Link in bio #food #me #yummy #life

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Tragic. #life #love #sad #fan

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Death before sticky hands #help #life #icecream #food #no

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Thompson no tiene claro si estamos ante una realidad que se ha vuelto timorata y conservadora en exceso. «Es difícil decirlo. ¿Quizás? Creo firmemente que los humoristas no deberían ofender intencionalmente, pero tampoco deberían limitar su creatividad a lo que la sociedad considera apropiado», opina. «Los cómicos, sin embargo, se ven obligados a presentarse delante de un juez. ¡Mierda, eso es preocupante!».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Angels radiate radiation. This one is from my book, link in bio. #angel #beautiful #love #radioactive

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Old comic. Never stop exploring #outdoors #life #quotes #love

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Las viñetas que Thompson publica en su Instagram y redes sociales cada 15 días han sido recogidas en formato impreso en The Book of Onions. En él, el creador de Jake likes onions recopila algunas de sus mejores dibujos donde aborda sus temas más recurrentes: la soledad, la desesperación y el fracaso. Pero también con un poso de optimismo fuera de lugar.

Sus viñetas son una mezcla de humor negro y humor absurdo. No busca una reacción en concreto por parte del público más allá de la de hacer reír. «Supongo y espero que el cómic ofrezca algún alivio a la gente que es cínica como yo y está deprimida», comenta el dibujante Jake likes onions cuyo nombre real es Jake Thompson, publicitario natural de Chicago.

El personaje de Jake likes onions es una cebolla con cuerpo humano, algo que ya sorprende la primera vez que te acercas a una de sus viñetas. «Los seres humanos no pueden disfrutar nada sin sufrimiento», comenta Thompson. «Para mí, nada representa mejor esto que una persona llorando mientras corta cebollas».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Only people who are fundamentally unlikeable will get this #me #life #love #never

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

No hay color en esta webserie de cómics que el de Chicago empezó a dibujar en 2015. Todo es negro, como muchas de las escenas que recrea. Con un humor no apto para todos los públicos, Thompson muestra una realidad oscura y algo desesperanzadora que, afirma, es la responsable de la creatividad de su cerebro. «Mi estúpido, envidioso y constantemente deprimido cerebro. Ese es mi principal problema con la realidad».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

You have no power Gary #life #inspiration #job #love

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

También hay violencia en sus viñetas. La guerra es uno de sus temas recurrentes, pero le cuesta explicar el porqué de esa atracción. «Me fascina la violencia», afirma con rotundidad, «es uno de esos innegables rasgos humanos fundamentales que nadie quiere admitir o en los que nadie quiere pensar. Gran parte de nuestra historia se define por la muerte y la guerra, ¿sabes? Es algo en lo que pienso mucho».

Pero matiza con la misma rotundidad con la que confesaba su fascinación por la violencia: «Mis viñetas pueden ser violentas, pero ni la celebro ni la apoyo».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Do you like books? #book #life #reading #wow

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Uh oh #life #truth #love #fly

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Tampoco cree que de todo pueda hacerse un chiste. «Hay algunos temas que el cómic no debería tratar. Glorificar el propio dolor es inapropiado, en mi opinión».

Sorprenden unas historias sarcásticas en algunas ocasiones, oscuras en las más, pero libres y sin complejos en un momento social en el que nos la cogemos todos con papel de fumar y se criminaliza la libertad de expresión de contar un chiste.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Do not underestimate my ability to not eat fruit. Also, please pre-order my book. Link in bio #food #me #yummy #life

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Tragic. #life #love #sad #fan

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Death before sticky hands #help #life #icecream #food #no

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Thompson no tiene claro si estamos ante una realidad que se ha vuelto timorata y conservadora en exceso. «Es difícil decirlo. ¿Quizás? Creo firmemente que los humoristas no deberían ofender intencionalmente, pero tampoco deberían limitar su creatividad a lo que la sociedad considera apropiado», opina. «Los cómicos, sin embargo, se ven obligados a presentarse delante de un juez. ¡Mierda, eso es preocupante!».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Angels radiate radiation. This one is from my book, link in bio. #angel #beautiful #love #radioactive

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Old comic. Never stop exploring #outdoors #life #quotes #love

Una publicación compartida de jake likes onions (@jakelikesonions) el

Las viñetas que Thompson publica en su Instagram y redes sociales cada 15 días han sido recogidas en formato impreso en The Book of Onions. En él, el creador de Jake likes onions recopila algunas de sus mejores dibujos donde aborda sus temas más recurrentes: la soledad, la desesperación y el fracaso. Pero también con un poso de optimismo fuera de lugar.

Compártelo twitter facebook whatsapp
I Concurso de Flipbook by ŠKODA Fabia
Instrucciones para encontrar musas según Martín Garzo
Enrique Dans en Comic Sans
No retuiteéis el número de noviembre de Yorokobu
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *