7 de enero 2016    /   CINE/TV
por
 

Riesgo y creatividad por James Cameron y Andrew Stanton

7 de enero 2016    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las redes sociales están infestadas de gurús de distinto pelaje que graban vídeos en su dormitorio para prometer el éxito por 9,95€ al mes. En medio de esta avalancha sobresalen las palabras de verdaderos artistas y emprendedores que exponen en entrevistas y conferencias los caminos que han seguido hasta alcanzar sus logros. Algunos de estos testimonios se encuentran en las conferencias TED.

Esta vez quiero destacar dos conferencias (en inglés con subtítulos en castellano) de artistas para artistas: en una habla James Cameron, guionista, director y productor de Terminator, Titanic y Avatar (entre otras producciones). La otra conferencia es de Andrew Stanton, guionista de Toy Story, Monstruos S.A. y Buscando a Nemo, y guionista y director de Wall-E.

Andrew Stanton cuenta los «secretos» para cautivar al público y James Cameron (camionero, mecánico y desempleado antes que director de cine) enseña que siempre conviene apostar por el riesgo en lugar de por lo conocido.

ANDREW STANTON

«Haz que tu historia importe»

El nombre de Andrew Stanton es desconocido para el gran público aunque está detrás de algunos de los mayores éxitos de Pixar e inauguró una forma de contar historias para niños (y adultos) ajena al canon Disney. La propia conferencia se convierte en un ejemplo sobre cómo cautivar al público.

Stanton cuenta cómo cada historia que escribe supone un estudio de los mecanismos narrativos (desde Lawrence de Arabia a la dramaturgia griega). Quiero destacar tres momentos:

1. El primer mandamiento de contar historias es: «haz que importe»

Stanton resalta la importancia de cautivar al público desde el principio y enseña cómo hacerlo. Recordemos a la cucaracha amiga de Wall-E aplastada: en ese momento tememos que el robotito se quede solo.

2. Toda buena historia hace una promesa

Para Stanton la promesa puede ser tan simple como «érase una vez».

3. Convierte a tu público en público activo

Stanton expone la teoría del 2+2 de Lubitsch recordada por Wilder aunque no menciona ni a uno ni a otro. («Un consejo de Lubitsch: deja que la audiencia sume dos más dos, te amarán por siempre», decía Wilder). Cuenta Stanton que al público le gusta completar los huecos y los agujeros.

JAMES CAMERON

«Fallar es una opción, pero el miedo no»

La conferencia de James Cameron no está centrada en el arte y la ciencia de contar historias, pero es interesante porque relata cómo ha reunido como artista sus pasiones de la infancia: la ciencia ficción y la exploración submarina. También aquí conviene destacar:

1. Cuando Cameron era niño no había videojuegos

Cameron dice que «cuando era niño, como no había videojuegos y no había una saturación de películas [como ahora], tenía que crear las imágenes en mi cabeza». Así, de niño comenzó a dibujar extraterrestres y mundos alienígenas.

2. La película Titanic como excusa para explorar los restos del naufragio

Cameron relata cómo su deseo de explorar el Titanic lo llevó a proponer a la productora Paramount una expedición submarina como «herramienta de marketing».

Tras la película, Cameron se atrevió a aparcar su carrera cinematográfica durante diez años solo para dedicarse a los documentales submarinos aunque así permitió que otras empresas de efectos digitales aventajaran a su empresa Digital Domain.

3. Pandora y el mar

Avatar es la culminación de dos pasiones: la ciencia ficción y el mar (la mayoría de las criaturas de Pandora están basadas en criaturas marinas).

————————————-

OTROS ARTÍCULOS CON VÍDEOS DE INTERÉS:

El procedimiento creativo de John Cleese

Vídeos sobre cómo fomentar la creatividad

Las redes sociales están infestadas de gurús de distinto pelaje que graban vídeos en su dormitorio para prometer el éxito por 9,95€ al mes. En medio de esta avalancha sobresalen las palabras de verdaderos artistas y emprendedores que exponen en entrevistas y conferencias los caminos que han seguido hasta alcanzar sus logros. Algunos de estos testimonios se encuentran en las conferencias TED.

Esta vez quiero destacar dos conferencias (en inglés con subtítulos en castellano) de artistas para artistas: en una habla James Cameron, guionista, director y productor de Terminator, Titanic y Avatar (entre otras producciones). La otra conferencia es de Andrew Stanton, guionista de Toy Story, Monstruos S.A. y Buscando a Nemo, y guionista y director de Wall-E.

Andrew Stanton cuenta los «secretos» para cautivar al público y James Cameron (camionero, mecánico y desempleado antes que director de cine) enseña que siempre conviene apostar por el riesgo en lugar de por lo conocido.

ANDREW STANTON

«Haz que tu historia importe»

El nombre de Andrew Stanton es desconocido para el gran público aunque está detrás de algunos de los mayores éxitos de Pixar e inauguró una forma de contar historias para niños (y adultos) ajena al canon Disney. La propia conferencia se convierte en un ejemplo sobre cómo cautivar al público.

Stanton cuenta cómo cada historia que escribe supone un estudio de los mecanismos narrativos (desde Lawrence de Arabia a la dramaturgia griega). Quiero destacar tres momentos:

1. El primer mandamiento de contar historias es: «haz que importe»

Stanton resalta la importancia de cautivar al público desde el principio y enseña cómo hacerlo. Recordemos a la cucaracha amiga de Wall-E aplastada: en ese momento tememos que el robotito se quede solo.

2. Toda buena historia hace una promesa

Para Stanton la promesa puede ser tan simple como «érase una vez».

3. Convierte a tu público en público activo

Stanton expone la teoría del 2+2 de Lubitsch recordada por Wilder aunque no menciona ni a uno ni a otro. («Un consejo de Lubitsch: deja que la audiencia sume dos más dos, te amarán por siempre», decía Wilder). Cuenta Stanton que al público le gusta completar los huecos y los agujeros.

JAMES CAMERON

«Fallar es una opción, pero el miedo no»

La conferencia de James Cameron no está centrada en el arte y la ciencia de contar historias, pero es interesante porque relata cómo ha reunido como artista sus pasiones de la infancia: la ciencia ficción y la exploración submarina. También aquí conviene destacar:

1. Cuando Cameron era niño no había videojuegos

Cameron dice que «cuando era niño, como no había videojuegos y no había una saturación de películas [como ahora], tenía que crear las imágenes en mi cabeza». Así, de niño comenzó a dibujar extraterrestres y mundos alienígenas.

2. La película Titanic como excusa para explorar los restos del naufragio

Cameron relata cómo su deseo de explorar el Titanic lo llevó a proponer a la productora Paramount una expedición submarina como «herramienta de marketing».

Tras la película, Cameron se atrevió a aparcar su carrera cinematográfica durante diez años solo para dedicarse a los documentales submarinos aunque así permitió que otras empresas de efectos digitales aventajaran a su empresa Digital Domain.

3. Pandora y el mar

Avatar es la culminación de dos pasiones: la ciencia ficción y el mar (la mayoría de las criaturas de Pandora están basadas en criaturas marinas).

————————————-

OTROS ARTÍCULOS CON VÍDEOS DE INTERÉS:

El procedimiento creativo de John Cleese

Vídeos sobre cómo fomentar la creatividad

Compártelo twitter facebook whatsapp
Se busca western. Recompensa: un estado saharaui
Olive, una película rodada con un smartphone se estrena en salas de cine
La próxima serie que vas a ver interactuará contigo y tus cosas
La publicidad contagiosa de la peli de Soderbergh
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies