16 de marzo 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Japón en blanco y negro, Japón en color

16 de marzo 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuatro ojos no ven más que dos. Ven de manera diferente cada cosa a la que miran. Puede que sea por eso por lo que Toru Morimoto y Tina Bagué se embarcaron juntos en una aventura en la que se obligaron a mirar al mismo objeto y de manera simultánea. El resultado fueron dos visiones, dos percepciones, dos experiencias diferentes acerca de la misma cosa: Japón.

Este viaje empezó como tantos otros. Toru y Tina, japonés él, barcelonesa ella, dejaron su trabajo como fotógrafos freelance y se liaron la manta a la cabeza para llevar a cabo un proyecto personal. Le pusieron un nombre, The Japan Photo Project, y comenzaron a disparar. «Al volver de nuestro quinto viaje, en el que visitamos la zona más rural de Tohoku (norte de Tokio), nos dimos cuenta de que el Japón que habíamos conocido hasta el momento era solo una pequeña parte de toda la diversidad cultural que podía ofrecer el país», explica Tina.

El proyecto tardó un par de años en gestarse y se concibió, tras bocetos en una noche insomne, de una particular manera que expresaría dos puntos de vista muy diferentes, «el de un nipón y una española, mediante dos modos de entender la fotografía (Toru dispararía en blanco y negro y en analógico y yo en color y en digital), y desde una mirada positiva, que resaltara las virtudes del país en vez de los aspectos negativos que suelen aparecer en los medios de comunicación extranjeros», señala la fotógrafa.

Tras dos años de búsqueda de sponsors, el 1 de enero de 2010, justo a medianoche, comenzaba The Japan Photo Project. «Una caravana se había convertido en nuestra única opción como transporte y modus vivendi. Necesitábamos llevar varias cámaras, ordenadores, ropa para un año, tener un lugar para trabajar a diario y donde dormir de un modo económico, así que solo podíamos hacerlo con una caravana. Conseguimos que nos dejaran una caravana sin coste alguno durante un año», cuenta Tina Bagué.

Un año comprende cualquier cosa imaginable. Mientras cruzaban Hokkaido, vieron como tanto su teléfono móvil como la caravana pedían tregua. Estaban en invierno, a 10 grados bajo cero, rodeados de toda la nieve del mundo y a 80 km. del taller de Toyota. La resolutividad nipona les sacó del atolladero. Los momentos emotivos, «incontables. Creo que todo aquel que vea el libro entenderá perfectamente a lo que me refiero», dice Bagué.

La aventura terminó 365 días después de su inicio, en la noche de fin de año de 2010. La pareja había gastado 40.000 euros y había hecho unas 60.000 fotografías. «Lo bueno fue que como cada semana íbamos publicando reportajes y fotografías a la página web que creamos para compartir el viaje, tuvimos que editar y retocar fotografías prácticamente a diario, así que cuando terminamos ya teníamos una selección de unas 6.000 fotografías», explica.

El proyecto se ha visto plasmado en un libro llamado ‘JAPAN/日本’ que incluye una selección final de 181 fotografías. «Soñábamos con publicar un libro con una gran editorial, pero pronto nos dimos cuenta que eso no iba a ser tarea fácil. Fue entonces cuando conocimos a Jose Manuel Macrillante, el alma del sello editorial e independiente The Private Space Books. Insistió mucho desde un principio en crear algo más que un libro de fotografía. Él tenía claro que nuestro objetivo común sería convertir ese libro en un objeto, un objeto de deseo», cuenta la barcelonesa.

El libro tiene una portada en color, de Tina, y otra en blanco y negro, de Toru. La primera marca el inicio del libro si se quiere leer a la manera occidental, de derecha a izquierda. La de Toru marca el sentido contrario, el japonés, el que correspondería al final de un volumen occidental. El libro, además, está encuadernado al estilo japonés, cosido a mano. Según sus autores, JAPAN/日本 quiere transportar al lector a un Japón auténtico, sin dejar de lado los tópicos pero yendo un poco más allá. Pensamos que el libro ofrece la posibilidad de sumergirse en el día a día de una cultura extremadamente rica y con muchos matices, que con frecuencia pasan inadvertidos a todos aquellos viajeros que visitan Japón una primera vez en un viaje de 15 días».

Cuatro ojos no ven más que dos. Ven de manera diferente cada cosa a la que miran. Puede que sea por eso por lo que Toru Morimoto y Tina Bagué se embarcaron juntos en una aventura en la que se obligaron a mirar al mismo objeto y de manera simultánea. El resultado fueron dos visiones, dos percepciones, dos experiencias diferentes acerca de la misma cosa: Japón.

Este viaje empezó como tantos otros. Toru y Tina, japonés él, barcelonesa ella, dejaron su trabajo como fotógrafos freelance y se liaron la manta a la cabeza para llevar a cabo un proyecto personal. Le pusieron un nombre, The Japan Photo Project, y comenzaron a disparar. «Al volver de nuestro quinto viaje, en el que visitamos la zona más rural de Tohoku (norte de Tokio), nos dimos cuenta de que el Japón que habíamos conocido hasta el momento era solo una pequeña parte de toda la diversidad cultural que podía ofrecer el país», explica Tina.

El proyecto tardó un par de años en gestarse y se concibió, tras bocetos en una noche insomne, de una particular manera que expresaría dos puntos de vista muy diferentes, «el de un nipón y una española, mediante dos modos de entender la fotografía (Toru dispararía en blanco y negro y en analógico y yo en color y en digital), y desde una mirada positiva, que resaltara las virtudes del país en vez de los aspectos negativos que suelen aparecer en los medios de comunicación extranjeros», señala la fotógrafa.

Tras dos años de búsqueda de sponsors, el 1 de enero de 2010, justo a medianoche, comenzaba The Japan Photo Project. «Una caravana se había convertido en nuestra única opción como transporte y modus vivendi. Necesitábamos llevar varias cámaras, ordenadores, ropa para un año, tener un lugar para trabajar a diario y donde dormir de un modo económico, así que solo podíamos hacerlo con una caravana. Conseguimos que nos dejaran una caravana sin coste alguno durante un año», cuenta Tina Bagué.

Un año comprende cualquier cosa imaginable. Mientras cruzaban Hokkaido, vieron como tanto su teléfono móvil como la caravana pedían tregua. Estaban en invierno, a 10 grados bajo cero, rodeados de toda la nieve del mundo y a 80 km. del taller de Toyota. La resolutividad nipona les sacó del atolladero. Los momentos emotivos, «incontables. Creo que todo aquel que vea el libro entenderá perfectamente a lo que me refiero», dice Bagué.

La aventura terminó 365 días después de su inicio, en la noche de fin de año de 2010. La pareja había gastado 40.000 euros y había hecho unas 60.000 fotografías. «Lo bueno fue que como cada semana íbamos publicando reportajes y fotografías a la página web que creamos para compartir el viaje, tuvimos que editar y retocar fotografías prácticamente a diario, así que cuando terminamos ya teníamos una selección de unas 6.000 fotografías», explica.

El proyecto se ha visto plasmado en un libro llamado ‘JAPAN/日本’ que incluye una selección final de 181 fotografías. «Soñábamos con publicar un libro con una gran editorial, pero pronto nos dimos cuenta que eso no iba a ser tarea fácil. Fue entonces cuando conocimos a Jose Manuel Macrillante, el alma del sello editorial e independiente The Private Space Books. Insistió mucho desde un principio en crear algo más que un libro de fotografía. Él tenía claro que nuestro objetivo común sería convertir ese libro en un objeto, un objeto de deseo», cuenta la barcelonesa.

El libro tiene una portada en color, de Tina, y otra en blanco y negro, de Toru. La primera marca el inicio del libro si se quiere leer a la manera occidental, de derecha a izquierda. La de Toru marca el sentido contrario, el japonés, el que correspondería al final de un volumen occidental. El libro, además, está encuadernado al estilo japonés, cosido a mano. Según sus autores, JAPAN/日本 quiere transportar al lector a un Japón auténtico, sin dejar de lado los tópicos pero yendo un poco más allá. Pensamos que el libro ofrece la posibilidad de sumergirse en el día a día de una cultura extremadamente rica y con muchos matices, que con frecuencia pasan inadvertidos a todos aquellos viajeros que visitan Japón una primera vez en un viaje de 15 días».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El origen de los dichos: Armarse la de Dios es Cristo
Bob Black: «Nadie debería trabajar»
‘Legends of Hemato’: storytelling colaborativo para crear un relato épico desternillante
Una peli rodada del tirón
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Justo estaba pensando en comprar algún libro de fotografías sobre Japón que me permitan conocer un poco más ese país. Tengo varias opciones, entre las que se incluye este libro, pero estoy indeciso con el libro «Japan» de Hiroji Kubota. ¿Recomendaciones? ¡Gracias!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *