21 de julio 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

El jazz también tiene esta pinta psicodélica

21 de julio 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El jazz, si uno se descuida, emite escenas en blanco y negro. Ocurre por un error de formato. Esa música, en sus inicios, quedó retratada en el código binario de la fotografía y el cine de entonces (negro y blanco). Así se ha perpetuado hasta hoy pero nunca fue así. Al contrario. Era luminoso, brillante, fulgente.

jazz_punk

Olivier Bonhomme cuenta que un día se paró a mirar el jazz desde una esquina diferente. Buscaba un ángulo desde el que nadie se suele asomar y encontró que «los músicos no son en blanco y negro». Por eso los pintó así. Porque «son genios místicos en miles de colores, y su música hace que sintamos el mundo en toda su intensidad».

jazz_punk_3

El ilustrador creó esta serie, llamada Jazz Punk, para devolver a aquellos músicos un aspecto vívido. «Huía de la estética pálida y sombría», explica. «Estos personajes, que pueden ser de una secta mística de blues o cualquier otra cosa, viven en una mezcla cromática psicodélica».

jazz_punk_4

jazz_punk_5

jazz_punk_6

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El jazz, si uno se descuida, emite escenas en blanco y negro. Ocurre por un error de formato. Esa música, en sus inicios, quedó retratada en el código binario de la fotografía y el cine de entonces (negro y blanco). Así se ha perpetuado hasta hoy pero nunca fue así. Al contrario. Era luminoso, brillante, fulgente.

jazz_punk

Olivier Bonhomme cuenta que un día se paró a mirar el jazz desde una esquina diferente. Buscaba un ángulo desde el que nadie se suele asomar y encontró que «los músicos no son en blanco y negro». Por eso los pintó así. Porque «son genios místicos en miles de colores, y su música hace que sintamos el mundo en toda su intensidad».

jazz_punk_3

El ilustrador creó esta serie, llamada Jazz Punk, para devolver a aquellos músicos un aspecto vívido. «Huía de la estética pálida y sombría», explica. «Estos personajes, que pueden ser de una secta mística de blues o cualquier otra cosa, viven en una mezcla cromática psicodélica».

jazz_punk_4

jazz_punk_5

jazz_punk_6

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Stacking and Ganging Side Chair, la silla ‘como debe ser’ de los Eames
Jesús Alcoba: «Lo que mueve el mundo son las ideas que hacen que las personas generen más ideas»
Pablo Guzmán, el renacimiento del realismo
La web más inútil (o útil) de internet
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad