2 de marzo 2020    /   CIENCIA
por
 

Test: ¿Sabes quién es este matemático imprescindible para la teoría de juegos?

2 de marzo 2020    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Lee los siguientes enunciados con atención y responde a la pregunta final (5pt.).

  • Con seis años podía conversar en griego antiguo, seguramente con ligero acento húngaro, y hacer mentalmente divisiones de números de ocho cifras (algo que yo no he podido hacer en la vida, y lo del griego tampoco).
  • Se convirtió del judaísmo al catolicismo, aunque siempre fue agnóstico. Por lo visto le parecía que todo era como más fácil de explicar asumiendo la existencia de Dios, pero no le hacía mucho caso.
  • Hizo contribuciones decisivas en varios campos de las matemáticas, cada una de ellas suficiente como para consagrarle una vida entera de investigación. Hablamos de más de quince áreas distintas, y decenas de artículos top level. Varias de estas áreas fueron fundadas por él, inauguradas con sus artículos. Se le considera el último matemático global.
  • Tenía auténtico terror a la muerte, que a su juicio llegó demasiado pronto, a los 53 años de edad. Un cáncer.
  • Inventó los ordenadores modernos a la vez que Alan Turing (a los dos les gustaba discutir sobre inteligencia artificial en los años treinta). Los ordenadores actuales todavía se desarrollan según la arquitectura que él y sus colegas idearon en los cuarenta.
  • Siempre trabajaba con ruido, televisión o la música muy alta (marchas alemanas casi todo el rato), lo cual, por supuesto, molestaba a sus vecinos de los despachos de al lado, incluido Albert Einstein, que solía quejarse.
  • Fue testigo ocular de la primera detonación de una bomba atómica, la llamada Trinity, en el primer ensayo que se hacía de una cosa así. Fue en Los Álamos. Él era parte del equipo del ensayo.
  • Participó en la construcción de Fat Man, la bomba que se lanzó sobre Nagasaki, e incluso participó en el comité que seleccionó Hiroshima y Nagasaki como primeros objetivos reales del lanzamiento de bombas atómicas.
  • Recorrió el Gran Cañón a lomos de una mula y vestido de etiqueta, que es como a él le gustaba vestir siempre.
  • Estableció rigurosamente los fundamentos de la autorreplicación antes de que se descubriera la estructura del ADN (incluso diseñó autómatas celulares autorreplicantes).
  • Fundó la teoría de juegos (la que dio el Nobel de economía a John Nash, el de Una mente maravillosa, entre otros) y estableció las bases de las matemáticas económicas de la actualidad.
  • Se le considera el padre del primer virus informático (cuando los ordenadores aún ocupaban habitaciones enteras y estaban prácticamente naciendo).
  • Era uno de los mayores expertos mundiales en historia de la época bizantina. Otros expertos lo reconocían como tal.
  • Estableció por primera vez los fundamentos matemáticos rigurosos de la mecánica cuántica. Así, en sus ratillos libres.
  • Muchas veces se iba a la cama con un problema sin resolver en la cabeza y cuando despertaba inmediatamente tenía la solución.
  • Ya en los años cuarenta escribió el primer software de predicción meteorológica y alertó del calentamiento global como efecto de la actividad humana. ¡Hace setenta años!
  • Fue presidente de un comité secreto del ejército de los Estados Unidos para la construcción de misiles intercontinentales.
  • Conducía fatal, a veces incluso leyendo un libro mientras lo hacía (en su época no había móviles), por lo cual provocó accidentes y le detuvieron y multaron infinidad de veces.
  • En su lecho de muerte le encantaba contar –y que le contaran– chistes judíos.
  • Se aprendía páginas de la guía telefónica por placer.

PREGUNTA:

Todos los enunciados anteriores se refieren a la misma persona y son todos verdaderos salvo uno, ¿cuál?

Punto extra: ¿A quién se refieren estos enunciados?

RESPUESTA:

Son todos verdaderos y se refieren a John Von Neumann, el último representante de los grandes matemáticos de la historia y miembro del legendario grupo de húngaros extremadamente inteligentes conocidos como Los marcianos. Es una de las personalidades individuales que más han contribuido a dar forma al mundo a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Lee los siguientes enunciados con atención y responde a la pregunta final (5pt.).

  • Con seis años podía conversar en griego antiguo, seguramente con ligero acento húngaro, y hacer mentalmente divisiones de números de ocho cifras (algo que yo no he podido hacer en la vida, y lo del griego tampoco).
  • Se convirtió del judaísmo al catolicismo, aunque siempre fue agnóstico. Por lo visto le parecía que todo era como más fácil de explicar asumiendo la existencia de Dios, pero no le hacía mucho caso.
  • Hizo contribuciones decisivas en varios campos de las matemáticas, cada una de ellas suficiente como para consagrarle una vida entera de investigación. Hablamos de más de quince áreas distintas, y decenas de artículos top level. Varias de estas áreas fueron fundadas por él, inauguradas con sus artículos. Se le considera el último matemático global.
  • Tenía auténtico terror a la muerte, que a su juicio llegó demasiado pronto, a los 53 años de edad. Un cáncer.
  • Inventó los ordenadores modernos a la vez que Alan Turing (a los dos les gustaba discutir sobre inteligencia artificial en los años treinta). Los ordenadores actuales todavía se desarrollan según la arquitectura que él y sus colegas idearon en los cuarenta.
  • Siempre trabajaba con ruido, televisión o la música muy alta (marchas alemanas casi todo el rato), lo cual, por supuesto, molestaba a sus vecinos de los despachos de al lado, incluido Albert Einstein, que solía quejarse.
  • Fue testigo ocular de la primera detonación de una bomba atómica, la llamada Trinity, en el primer ensayo que se hacía de una cosa así. Fue en Los Álamos. Él era parte del equipo del ensayo.
  • Participó en la construcción de Fat Man, la bomba que se lanzó sobre Nagasaki, e incluso participó en el comité que seleccionó Hiroshima y Nagasaki como primeros objetivos reales del lanzamiento de bombas atómicas.
  • Recorrió el Gran Cañón a lomos de una mula y vestido de etiqueta, que es como a él le gustaba vestir siempre.
  • Estableció rigurosamente los fundamentos de la autorreplicación antes de que se descubriera la estructura del ADN (incluso diseñó autómatas celulares autorreplicantes).
  • Fundó la teoría de juegos (la que dio el Nobel de economía a John Nash, el de Una mente maravillosa, entre otros) y estableció las bases de las matemáticas económicas de la actualidad.
  • Se le considera el padre del primer virus informático (cuando los ordenadores aún ocupaban habitaciones enteras y estaban prácticamente naciendo).
  • Era uno de los mayores expertos mundiales en historia de la época bizantina. Otros expertos lo reconocían como tal.
  • Estableció por primera vez los fundamentos matemáticos rigurosos de la mecánica cuántica. Así, en sus ratillos libres.
  • Muchas veces se iba a la cama con un problema sin resolver en la cabeza y cuando despertaba inmediatamente tenía la solución.
  • Ya en los años cuarenta escribió el primer software de predicción meteorológica y alertó del calentamiento global como efecto de la actividad humana. ¡Hace setenta años!
  • Fue presidente de un comité secreto del ejército de los Estados Unidos para la construcción de misiles intercontinentales.
  • Conducía fatal, a veces incluso leyendo un libro mientras lo hacía (en su época no había móviles), por lo cual provocó accidentes y le detuvieron y multaron infinidad de veces.
  • En su lecho de muerte le encantaba contar –y que le contaran– chistes judíos.
  • Se aprendía páginas de la guía telefónica por placer.

PREGUNTA:

Todos los enunciados anteriores se refieren a la misma persona y son todos verdaderos salvo uno, ¿cuál?

Punto extra: ¿A quién se refieren estos enunciados?

RESPUESTA:

Son todos verdaderos y se refieren a John Von Neumann, el último representante de los grandes matemáticos de la historia y miembro del legendario grupo de húngaros extremadamente inteligentes conocidos como Los marcianos. Es una de las personalidades individuales que más han contribuido a dar forma al mundo a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una campaña en Facebook multiplica por 21 en un día los donantes de órganos
Los hombres (y las mujeres) que persiguen eclipses
Enseñanzas de hoy para la próxima pandemia
¿Nos está convirtiendo la luz artificial en seres nocturnos?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad