16 de abril 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Muchacha rotunda que se expande

Polémica en una comunidad de aprendices de artistas por el dibujo de una joven obesa

16 de abril 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

«Los fetichistas de la grasa estáis enfermos». Es uno de los comentarios que recibe un sencillo dibujo animado: una muchacha de ojos grandes, rotunda, desnuda, que crece hasta adquirir proporciones gigantescas.

animated_girl_weight_gain_expansion_by_pixiveo-d8pgrac

Este dibujo de trazo sencillo tiene el título de Girl Weight Gain-Expansion (aumento de peso de una chica hasta la expansión, sería una traducción aproximada). Es la primera animación que el francés PixIveo publica en DeviantArt y por eso excusa la técnica y la duración. El autor solo pretende mostrar sus avances en la creación de GIF.

En unas horas, Girl Weight Gain aparece en la portada de DeviantArt como uno de los trabajos más vistos y comentados. Hay críticas favorables y negativas, y entre las últimas, algunas violentas:

«No quiero ver esta grasa en la primera página».

«Los fetichistas de grasa no están bien de la cabeza».

«Eres idiota si haces clic para que esta mierda de grasa llegue a la portada».

Comentarios que tuvieron réplica por parte de los entusiastas de la animación. Ante la violencia verbal, PixIveo escribe una nueva entradilla (que coloca sobre la original):

«Por alguna razón mi trabajo ha llegado a la portada —escribe PixIveo—. Soy consciente de que hay personas que no están contentas con lo que ven (…) Sin embargo, ruego que se abstenga de hacer comentarios a menos que lo haga con respeto (tanto si le gusta este trabajo como si no)».

Sin embargo, los comentarios agresivos continuaron entre partidarios y detractores. Los segundos, más feroces, insisten en que «la grasa desaparezca de la portada».

¿POR QUÉ MOLESTA UNA JOVEN CON SOBREPESO?

Un vistazo, un día cualquiera, a la portada de DeviantArt nos da una pista: como piezas destacadas hay unicornios, Little Ponys, robots y personajes delgados. Por esto, un defensor de la animación de PixIveo escribe:

«Prefiero en la portada trabajos como este a Little Pony».

Los detractores no rechazan la desnudez de Girl Weight Gain, puesto que en portada suele haber dibujos de chicas semidesnudas.

Algunas críticas, las menos, acusan a PixIveo de fomentar la obesidad, «eso es malo para la salud». Sin embargo, nadie comenta qué problemas de salud acarrea perseguir un cintura de avispa y unos pechos grandes como los que muestran otras ilustraciones.

Las críticas contra Girl Weight Gain están centradas en LA GRASA. De alguna manera, LA GRASA, incluso el trazo de Girl Weight Gain, es una «disidencia estética»: la realidad en medio de robots con pechos puntiagudos, dragoncitos y ponys mágicos.

Porque las personas gordas existen (dicho sin ánimo ofensivo). Y Girl Weight Gain con su expansión parece irrumpir violentamente en un mundo de colores chillones y «cosas bonitas». Tal y como la industria audiovisual y la moda entiende lo bonito: delgado, clónico.

Llama la atención que las críticas más feroces a Girl Weight Gain sean de otros usuarios de DeviantArt. Esta web está definida como «una comunidad de artistas en red». Sin embargo, muchos de estos artistas no crean, imitan modelos mamados en su niñez.

«Por cosas como esta [Girl Weight Gain] el mundo es más feo», escribe una dibujante de brujas con rostros de niña.

«¿Crees que esto es una chica curvy [gordibuena]? Es una gorda y punto», comenta otro usuario. Es otra víctima de las etiquetas de la industria de la moda.

La moda vio negocio en reconvertir a una parte de las mujeres gordas en gordibuenas (curvy, en inglés). Esta industria es estricta: no todas las mujeres gordas son gordibuenas: hay unos parámetros.

El artista debe rebelarse contra estos parámetros.

Una característica del arte es la disidencia. El artista que no se rebela es menos artista: es un simple reproductor. Basta con un gesto sencillo, pero distinto.

Por ejemplo, colocar una muchacha obesa con pechos pequeños entre figuras famélicas con pechos inmensos.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

«Los fetichistas de la grasa estáis enfermos». Es uno de los comentarios que recibe un sencillo dibujo animado: una muchacha de ojos grandes, rotunda, desnuda, que crece hasta adquirir proporciones gigantescas.

animated_girl_weight_gain_expansion_by_pixiveo-d8pgrac

Este dibujo de trazo sencillo tiene el título de Girl Weight Gain-Expansion (aumento de peso de una chica hasta la expansión, sería una traducción aproximada). Es la primera animación que el francés PixIveo publica en DeviantArt y por eso excusa la técnica y la duración. El autor solo pretende mostrar sus avances en la creación de GIF.

En unas horas, Girl Weight Gain aparece en la portada de DeviantArt como uno de los trabajos más vistos y comentados. Hay críticas favorables y negativas, y entre las últimas, algunas violentas:

«No quiero ver esta grasa en la primera página».

«Los fetichistas de grasa no están bien de la cabeza».

«Eres idiota si haces clic para que esta mierda de grasa llegue a la portada».

Comentarios que tuvieron réplica por parte de los entusiastas de la animación. Ante la violencia verbal, PixIveo escribe una nueva entradilla (que coloca sobre la original):

«Por alguna razón mi trabajo ha llegado a la portada —escribe PixIveo—. Soy consciente de que hay personas que no están contentas con lo que ven (…) Sin embargo, ruego que se abstenga de hacer comentarios a menos que lo haga con respeto (tanto si le gusta este trabajo como si no)».

Sin embargo, los comentarios agresivos continuaron entre partidarios y detractores. Los segundos, más feroces, insisten en que «la grasa desaparezca de la portada».

¿POR QUÉ MOLESTA UNA JOVEN CON SOBREPESO?

Un vistazo, un día cualquiera, a la portada de DeviantArt nos da una pista: como piezas destacadas hay unicornios, Little Ponys, robots y personajes delgados. Por esto, un defensor de la animación de PixIveo escribe:

«Prefiero en la portada trabajos como este a Little Pony».

Los detractores no rechazan la desnudez de Girl Weight Gain, puesto que en portada suele haber dibujos de chicas semidesnudas.

Algunas críticas, las menos, acusan a PixIveo de fomentar la obesidad, «eso es malo para la salud». Sin embargo, nadie comenta qué problemas de salud acarrea perseguir un cintura de avispa y unos pechos grandes como los que muestran otras ilustraciones.

Las críticas contra Girl Weight Gain están centradas en LA GRASA. De alguna manera, LA GRASA, incluso el trazo de Girl Weight Gain, es una «disidencia estética»: la realidad en medio de robots con pechos puntiagudos, dragoncitos y ponys mágicos.

Porque las personas gordas existen (dicho sin ánimo ofensivo). Y Girl Weight Gain con su expansión parece irrumpir violentamente en un mundo de colores chillones y «cosas bonitas». Tal y como la industria audiovisual y la moda entiende lo bonito: delgado, clónico.

Llama la atención que las críticas más feroces a Girl Weight Gain sean de otros usuarios de DeviantArt. Esta web está definida como «una comunidad de artistas en red». Sin embargo, muchos de estos artistas no crean, imitan modelos mamados en su niñez.

«Por cosas como esta [Girl Weight Gain] el mundo es más feo», escribe una dibujante de brujas con rostros de niña.

«¿Crees que esto es una chica curvy [gordibuena]? Es una gorda y punto», comenta otro usuario. Es otra víctima de las etiquetas de la industria de la moda.

La moda vio negocio en reconvertir a una parte de las mujeres gordas en gordibuenas (curvy, en inglés). Esta industria es estricta: no todas las mujeres gordas son gordibuenas: hay unos parámetros.

El artista debe rebelarse contra estos parámetros.

Una característica del arte es la disidencia. El artista que no se rebela es menos artista: es un simple reproductor. Basta con un gesto sencillo, pero distinto.

Por ejemplo, colocar una muchacha obesa con pechos pequeños entre figuras famélicas con pechos inmensos.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un manifiesto a favor de los cheques-bici
El c de c premiará las ideas por sector (automoción, banca…) en lugar de por medio (TV, radio…)
El mago que ganó la II Guerra Mundial
En defensa de la imaginación
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 24
    • Tú lo haces con más gracia, Ana 🙂
      Sí, también hay mala educación, pero aunque estos detractores se expresaran con modales de Downton Abbey, el problema principal estaría ahí: ¿Por qué tanto odio a «la grasa»?

  • Pues me parece un trabajo de animación muy interesante. No sólo porque a pesar de ser de sus primeros trabajos de animación, esté bien resuelto, sino porque además ha roto moldes. Yo soy un artista a punto de editar su primera obra y NO ME VEREIS EN DEVIANART. No solo por la impresionante abalancha de arte comercialorro que se te echa encima y satura la pagina de forma que es imposible encontrar un trabajo original como este. Considero que el estar en Devianart no te convierte en artista consumado así como el hecho de ser socio del Real Madrid no te convierte en un futbolista. Y en cuanto a lo de que no debe hacer esas cosas, esperaba más tolerancia en el mundo del arte. Pero estamos ahora mismo comprobando el común denominador del ser humano. Si yo, no se hacerlo ,tu no eres quién para pasarme por encima y hacerlo, ya que eso me deja a mi como un cobarde. Con más osadía como esa, veríamos un mundo tan variado, que sería imposible que existiera alguien tan cerrado.

    • Sí, comparto lo que dices, Joseph. Buena analogía la del seguidor del Real Madrid. DeviantArt tiene trabajos más propios de alumnos de instituto (copistas) que de artistas.

  • ¿Por qué tanto odio a «la grasa»?
    La respuesta está implícita en tus comentarios.
    Que qué?: Valoramos el esfuerzo, el dominio sobre uno mismo, ser como queremos… y sabemos que el mejor es el que se esfuerza más.
    Solo eso. 🙂

    • Pero eso en lo estético. Pues mucha gente no contiene ni su estupidez y tampoco se esfuerzan a lo máximo para ser intelectualmente «lo mejor» por alguna razón.
      Para todos es más fácil ser «bonitos» que inteligentes, letrados, y son muy pocas personas que lo hacen y son estas personas las que marcan la diferencia en el mundo.
      Por desgracia «lo mejor y el mayor esfuerzo » tiene que ver con eliminar grasa haciendo sentadillas y midiendo calorías y no en las disciplinas que dominas ni en cuantos libros has leído.

    • Cuidar el cuerpo es bueno, sí. Pero pienso como Pauli: no se valora tanto el esfuerzo intelectual. Si así fuera, los tronistas de Tele 5 estarían más cerca a los ratones de biblioteca.

      • ¿Valoramos el esfuerzo? ¿Perdón? Adele ha ganado un gritón de discos de oro y platino y lo único que quería todo el mundo es verla delgada. Lizzo se pega horas bailando sobre un escenario, cantando con voz poderosa y tocando como una virtuosa la travesera. Sin embargo todo lo que la gente ve es UNA GORDA y los trolls han conseguido insultarla tanto que se ha retirado de Twitter. ¿Las Kardashian e.g son valoradas por su esfuerzo?

        Yo no sé en qué mundo vives, pero en el mío interesa más a la gente si una mujer está delgada y es atractiva según cánones a los doctorados que se haya sacado, su cultura o cómo triunfe en su carrera profesional.

        Seguís pensado que las personas obesas no nos esforzamos y somos así «por que queremos». Si es verdad que todo es cuestión de «solo» esfuerzo (y lo enfatizo para la ironía) por ese razonamiento todos estaríamos delgados, todos tendríamos cultura y títulos educativos (en nuestro país no es tan prohibitivo como USA y las bibliotecas son gratis), todos tendríamos fortuna amasada. Por que es «solo esfuerzo», ¿verdad? Trabajar duro.

        Todos habríamos salido de esta cuarentena con cursillos hechos, con kilos de menos y mejores aptitudes personales y laborales.

        Esfuerzo, ¿no?

        De verdad, al igual que vosotros nos pedís que no existamos, que no os molestemos a la vista por que «fomentamos la obesidad» yo os pido que leáis un poco sobre gordofobia y aprendáis un poco sobre por qué sentís tanto odio hacia otras personas simplemente por estar.

  • A mi entender no es sólo un problema de «grasa», creo que si el gif fuese un chico gordo expandiéndose no habría tanto revuelo. Es la historia de siempre, cualquier cosa que pueda hacer que mujer se salga del tiesto crea pavor general a nivel inconsciente, disfrazado en este caso de molestos lípidos. Para los que no lo conozcan, aquí os dejo un videoclip maravilloso que también agita la redes y que viene al pelo:
    https://www.youtube.com/watch?v=7PCkvCPvDXk

    • Sí, es posible que un chico gordo que se expande fuera visto como algo cómico. Me gusta Meghan Trainor y su canción, gracias, Leticia.

  • 2015, y seguimos haciendo distinción entre chicas gordas y esa estupidez de «gordibuenas/curvy», como si fuera necesaria una distinción objetiva de la belleza. Y si eso es arte, presentar visiones objetivas de la belleza (y de forma machista), para mí el arte ha muerto.

    • Kant dijo que bello es aquello que proporciona placer (así, sin etiquetas). Pero, ¿cómo metemos la Filosofía entre ‘Hombres, mujeres y viceversa’?

  • No me creo para nada esta polémica.
    Lo hacéis para llamar la atención. Si queréis crear polémica de verdad, haced cosas polémicas de verdad. Esta gilipollez no se la cree nadie.
    La animación me gusta…Eso si

    • ¿Has entrado en la página de DeviantArt que aparece en el enlace? Ahí están todos lo comentarios críticos a este dibujo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies