fbpx
10 de octubre 2011    /   DIGITAL
por
 

Keep Walking, la app del millón de pasos

10 de octubre 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Las ideas se convierten a veces en convicciones. Con ello, además de cierta simpatía por ellas, se adopta un compromiso por defenderlas o por llevarlas a cabo. La manera de expresar el compromiso es normalmente moral, a veces dialéctico y en ocasiones, como esta, físico. Johnnie Walker ha creado el Keep Walking Project, un concurso internacional de ideas en el que el apoyo a cada iniciativa se hace sumando pasos, de los de verdad, a través de una app para móvil.
Literalmente así. La app que ha creado la marca de Juan el Caminante utiliza la geolocalización para contar el número de pasos que da el usuario. Esas es la manera que tiene Johnnie Walker de cuantificar el apoyo real, físico, que se da a una de las tres propuestas que forman parte de la final de Keep Walking Project.
La carrera comenzó el pasado jueves noche con una cita en Madrid Río con los caminantes que se quisieron unir al masivo apoyo a los proyectos finalistas. Las ideas participantes tuvieron además la oportunidad de acercarse un poco más a los usuarios que harán que una de ellas se materialice.
Toni Garrido con los finalistas
Laurence Kemball-Cook es el creador de Pavegen, una piezas para pavimentos que son capaces de crear energía con los pasos de los peatones que circulan sobre ellas. «Es importante tratar de cambiar el paradigma de consumo energético que existe en el mundo», contó Kemball-Cook. «Esta manera de generar energía es barata y sostenible ya que el impacto en el medio ambiente es nulo. Estas baldosas sencillamente ocupan el lugar de otras que no generan energía».
La iniciativa de corte más artístico es la de Ze Frank, un proyecto que en palabras de Sara Bremen, una de las personas que lo lleva a cabo, «quiere que los ciudadanos cierren los ojos y pidan un deseo. La iniciativa les da voz para expresar esa idea y llevarla a cabo. Puede ser cualquier idea para mejorar nuestra ciudad como, por ejemplo, plantar árboles o reducir la contaminación».

Hub Culture es una propuesta para emprendedores creada por Stan Stalnaker. Él la define como una rede de conocimiento global que pretende materializarse en «espacios temporales o pop-up en los que colaborarían expertos y líderes de cada ciudad para dar apoyo a la creación de startups», explicó. «Queremos convertir en negocios ideas que carecen de muchas posibilidades de financiación. Queremos dar vida a esas ideas».
La recolección de pasos a través de la aplicación móvil comenzó el pasado jueves con la acumulación de más de medio millón de pasos que dieron lugar a un concierto en la sala La Riviera. Russian Red presentó su segundo trabajo en poco más de una hora de concierto.



Las ideas se convierten a veces en convicciones. Con ello, además de cierta simpatía por ellas, se adopta un compromiso por defenderlas o por llevarlas a cabo. La manera de expresar el compromiso es normalmente moral, a veces dialéctico y en ocasiones, como esta, físico. Johnnie Walker ha creado el Keep Walking Project, un concurso internacional de ideas en el que el apoyo a cada iniciativa se hace sumando pasos, de los de verdad, a través de una app para móvil.
Literalmente así. La app que ha creado la marca de Juan el Caminante utiliza la geolocalización para contar el número de pasos que da el usuario. Esas es la manera que tiene Johnnie Walker de cuantificar el apoyo real, físico, que se da a una de las tres propuestas que forman parte de la final de Keep Walking Project.
La carrera comenzó el pasado jueves noche con una cita en Madrid Río con los caminantes que se quisieron unir al masivo apoyo a los proyectos finalistas. Las ideas participantes tuvieron además la oportunidad de acercarse un poco más a los usuarios que harán que una de ellas se materialice.
Toni Garrido con los finalistas
Laurence Kemball-Cook es el creador de Pavegen, una piezas para pavimentos que son capaces de crear energía con los pasos de los peatones que circulan sobre ellas. «Es importante tratar de cambiar el paradigma de consumo energético que existe en el mundo», contó Kemball-Cook. «Esta manera de generar energía es barata y sostenible ya que el impacto en el medio ambiente es nulo. Estas baldosas sencillamente ocupan el lugar de otras que no generan energía».
La iniciativa de corte más artístico es la de Ze Frank, un proyecto que en palabras de Sara Bremen, una de las personas que lo lleva a cabo, «quiere que los ciudadanos cierren los ojos y pidan un deseo. La iniciativa les da voz para expresar esa idea y llevarla a cabo. Puede ser cualquier idea para mejorar nuestra ciudad como, por ejemplo, plantar árboles o reducir la contaminación».

Hub Culture es una propuesta para emprendedores creada por Stan Stalnaker. Él la define como una rede de conocimiento global que pretende materializarse en «espacios temporales o pop-up en los que colaborarían expertos y líderes de cada ciudad para dar apoyo a la creación de startups», explicó. «Queremos convertir en negocios ideas que carecen de muchas posibilidades de financiación. Queremos dar vida a esas ideas».
La recolección de pasos a través de la aplicación móvil comenzó el pasado jueves con la acumulación de más de medio millón de pasos que dieron lugar a un concierto en la sala La Riviera. Russian Red presentó su segundo trabajo en poco más de una hora de concierto.


Compártelo twitter facebook whatsapp
Pablo Herreros: «Ser buena gente te trae más clientes»
Google: De tener suerte a tener un mayordomo
Silicon Valley: una zona anodina de oficinas convertida en destino turístico
‘Jóvenes y blasfemas’: un festival de cómics, mujeres y videojuegos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *