17 de noviembre 2009    /   CINE/TV
por
 

Ficod: Kevin Spacey dice que ahora más que nunca cualquier persona puede ser crítico

17 de noviembre 2009    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

kevinspacey

Si algo ha quedado claro esta mañana en el Campo de las Naciones de Madrid es que Kevin Spacey tiene bastante más pegada que cualquier ministro del Gobierno. Gracias a Dios. En un ameno discurso, Spacey reivindicó la cultura como motor de los países.

Que Kevin Spacey es un tipo con magnetismo era un hecho evidente desde hace años. Que, además, es capaz de transmitir un mensaje  con encanto es una cosa que ha quedado bastante clara en la primera sesión plenaria de FICOD.

La primera parte de su intervención fue un discurso en el que reivindicó el fomento del arte y la cultura en todas las facetas de la vida y, principalmente, en la educación de los jóvenes. Spacey resaltó la extrema importancia que tiene la figura de un mentor que impulse a los chicos a decidirse por el desarrollo de una faceta artística. Spacey señaló: «cuando Jack Lemmon asistió a mi colegio (yo tenía 13 años) y me dijo, tras una obra teatral, que iba a ser un buen actor, decidí que eso era lo que quería hacer. Doce años después actuaba con él en una obra de teatro».

Esto es también lo que ha empujado Spacey a colaborar con actores jóvenes en Londres y Nueva York y lo que le ha llevado a dirigir el teatro londinense The Old Vic.

En cuanto a su participación en la industria creativa, Kevin Spacey recalcó que ésta debe apoyar a la cultura no como un lujo sino como un derecho y un arma para el contacto y desarrollo de los pueblos.

¿Respecto a las redes sociales? El modelo ha cambiado. «La prensa ya no tiene el control que tenía para crear opinión pública». Ahora «cualquier persona puede ser crítico más que antes jamás en la Historia».

La segunda parte de su intervención fue una entrevista en la que Manuel Campo Vidal, ligeramente (siendo bastante generoso) desubicado, conversó con el actor, que se sacudió aquí las trazas de solemnidad que acompañaron su speech y se dedicó a contar a la audiencia de qué trata su nuevo proyecto.

En cuanto al uso que el actor hace de las redes sociales declaró que es usuario de Twitter y que entró en Facebook porque le daba «mal rollo» que hubiera siete páginas de Kevin Spacey en las que otras personas se hacían pasar por él.

La nueva película, The Social Network, en la que Spacey ejerce de productor, Aaron Sorkin de escritor y David Fincher de director, narrará la historia del nacimiento de Facebook. «El proceso mediante el cual dos personas normales crean una red que es usada por 300 millones de personas», dijo. Y aquí es donde Campo Vidal quedó en evidencia.

Mientras Spacey se afanaba en destacar la importancia de que tanta gente participe en los flujos de información, de la rapidez con la que se propagan las opiniones, el entrevistador insistía en preguntar casi en exclusiva por Facebook. El artista no quiso limitar la entrevista a describir la historia de la cinta que estaba promocionando, sino enviar un mensaje más importante: hay que abrazarse a la oportunidad que nos ofrecen estas herramientas para difundir información, oportunidades que, por otro lado, asustan a la industria. «Los hábitos de los usuarios están cambiando. Ahora los chicos utilizan sus ordenadores y sus móviles para ver cine y los estudios deben asumirlo», indicó.

El actor criado en California señaló lo que parece bastante obvio para casi todo el mundo menos para los encargados de vender contenidos en la Red: «Si no se establece un precio ajustado por contenido de calidad, los usuarios se las apañarán para conseguirlo de otra manera». Espero que le haya hecho llegar el mensaje a la ministra de Cultura de este país.

kevinspacey

Si algo ha quedado claro esta mañana en el Campo de las Naciones de Madrid es que Kevin Spacey tiene bastante más pegada que cualquier ministro del Gobierno. Gracias a Dios. En un ameno discurso, Spacey reivindicó la cultura como motor de los países.

Que Kevin Spacey es un tipo con magnetismo era un hecho evidente desde hace años. Que, además, es capaz de transmitir un mensaje  con encanto es una cosa que ha quedado bastante clara en la primera sesión plenaria de FICOD.

La primera parte de su intervención fue un discurso en el que reivindicó el fomento del arte y la cultura en todas las facetas de la vida y, principalmente, en la educación de los jóvenes. Spacey resaltó la extrema importancia que tiene la figura de un mentor que impulse a los chicos a decidirse por el desarrollo de una faceta artística. Spacey señaló: «cuando Jack Lemmon asistió a mi colegio (yo tenía 13 años) y me dijo, tras una obra teatral, que iba a ser un buen actor, decidí que eso era lo que quería hacer. Doce años después actuaba con él en una obra de teatro».

Esto es también lo que ha empujado Spacey a colaborar con actores jóvenes en Londres y Nueva York y lo que le ha llevado a dirigir el teatro londinense The Old Vic.

En cuanto a su participación en la industria creativa, Kevin Spacey recalcó que ésta debe apoyar a la cultura no como un lujo sino como un derecho y un arma para el contacto y desarrollo de los pueblos.

¿Respecto a las redes sociales? El modelo ha cambiado. «La prensa ya no tiene el control que tenía para crear opinión pública». Ahora «cualquier persona puede ser crítico más que antes jamás en la Historia».

La segunda parte de su intervención fue una entrevista en la que Manuel Campo Vidal, ligeramente (siendo bastante generoso) desubicado, conversó con el actor, que se sacudió aquí las trazas de solemnidad que acompañaron su speech y se dedicó a contar a la audiencia de qué trata su nuevo proyecto.

En cuanto al uso que el actor hace de las redes sociales declaró que es usuario de Twitter y que entró en Facebook porque le daba «mal rollo» que hubiera siete páginas de Kevin Spacey en las que otras personas se hacían pasar por él.

La nueva película, The Social Network, en la que Spacey ejerce de productor, Aaron Sorkin de escritor y David Fincher de director, narrará la historia del nacimiento de Facebook. «El proceso mediante el cual dos personas normales crean una red que es usada por 300 millones de personas», dijo. Y aquí es donde Campo Vidal quedó en evidencia.

Mientras Spacey se afanaba en destacar la importancia de que tanta gente participe en los flujos de información, de la rapidez con la que se propagan las opiniones, el entrevistador insistía en preguntar casi en exclusiva por Facebook. El artista no quiso limitar la entrevista a describir la historia de la cinta que estaba promocionando, sino enviar un mensaje más importante: hay que abrazarse a la oportunidad que nos ofrecen estas herramientas para difundir información, oportunidades que, por otro lado, asustan a la industria. «Los hábitos de los usuarios están cambiando. Ahora los chicos utilizan sus ordenadores y sus móviles para ver cine y los estudios deben asumirlo», indicó.

El actor criado en California señaló lo que parece bastante obvio para casi todo el mundo menos para los encargados de vender contenidos en la Red: «Si no se establece un precio ajustado por contenido de calidad, los usuarios se las apañarán para conseguirlo de otra manera». Espero que le haya hecho llegar el mensaje a la ministra de Cultura de este país.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Mad Men vs. True Detective 2: lo sutil contra lo tosco
Hay orgullo en la calle Bourbon
Cinco segundos para contar una historia
Cinco fugas legendarias
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies