14 de febrero 2013    /   IDEAS
por
 

Kit House: una casa plegable para paliar crisis humanitarias

14 de febrero 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

2casaviva
A menudo lo peor de las catástrofes viene en los meses después de que ocurren. Las escenas de campamentos improvisados y la insalubridad posterior son muy comunes. Dos jóvenes arquitectos han elaborado una casa plegable para desplegar en estas situaciones de emergencia. Se llama Kit House y proporciona un sistema de alojamiento temporal para crisis humanitarias.
Todo empezó en la universidad. Daniel Mayo y Álvaro Figueruelo cursaban el tercer año de arquitectura en la Universidad CEU San Pablo. Estaban rodeados de compañeros que se dedicaban a «medir la T4 y analizar la altura de grandes edificios. Una arquitectura alejada de la realidad y que el 95% de los arquitectos nunca llegaremos a hacer», explica Mayo.
En lugar de mirar hacia el cielo decidieron esforzarse en encontrar una solución con los pies en la tierra. «Creamos un prototipo de casa de 5×5×5 metros. Algo más acorde a nuestras posibilidades. Al principio no estaba enfocado a catástrofes, eso vino más tarde, pero con ese proyecto ganamos un concurso de 1.500 euros que nos permitió seguir adelante con ello».
1casaviva
Tras ser reconocidos en un evento en Inglaterra hace dos años, convirtieron su idea en Kit House y abrieron un estudio: Vivo Arquitectura para hacerlo realidad. «Recibimos muy buenas críticas constructivas que nos ayudaron a dar el siguiente paso. Optimizamos la construcción para que fuera más eficiente y desmontable. Ahora hemos acabado la carrera y estamos creando una empresa para explotarlo», añade Mayo.
La casa que proponen funciona de una manera muy sencilla. Está realizada para que alguien sin cualificación pueda ponerla en pie. Con una serie de hilos se despliega la estructura básica que permite que cualquiera la adapte a sus necesidades. «No es lo mismo instalarla en Groenlandia que en Haití. Cada lugar tiene particularidades climatológicas y materiales que se añaden posteriormente. Por eso no hemos querido dar una solución cerrada».
Otro elemento interesante es la rapidez con la que se puede construir. «Se tarda alrededor de una hora aunque estamos trabajando para que sea más rápido que eso».
En cuanto a su traslado a lugares necesitados, la estructura ha sido diseñada para adaptarse a los estándares de logística internacional. «Un asesor nos dijo que lo más caro de transportar es el aire. Es decir, todo lo que se queda entremedias de lo que transportas». Para optimizar el envío y sus costes, la casa está proyectada para adaptarse perfectamente al tamaño de un palé. «De esta forma reducimos al máximo los costes de distribución», cuenta Mayo.
El primer modulo que saldrá al mercado será de unos 12 metros cuadrados y rondará los 6.000 euros. Además de su despliegue en catástrofes naturales, la Kit House se comercializará para eventos y particulares. «Cada vez más se trabaja con estructuras reutilizables que se pueden montar en distintos lugares. Las olimpiadas de Londres fueron un claro ejemplo de esto, en el que muchos estadios fueron desmontados una vez finalizados los juegos», concluye el arquitecto.
1fold
viProp_1
viProp_4

2casaviva
A menudo lo peor de las catástrofes viene en los meses después de que ocurren. Las escenas de campamentos improvisados y la insalubridad posterior son muy comunes. Dos jóvenes arquitectos han elaborado una casa plegable para desplegar en estas situaciones de emergencia. Se llama Kit House y proporciona un sistema de alojamiento temporal para crisis humanitarias.
Todo empezó en la universidad. Daniel Mayo y Álvaro Figueruelo cursaban el tercer año de arquitectura en la Universidad CEU San Pablo. Estaban rodeados de compañeros que se dedicaban a «medir la T4 y analizar la altura de grandes edificios. Una arquitectura alejada de la realidad y que el 95% de los arquitectos nunca llegaremos a hacer», explica Mayo.
En lugar de mirar hacia el cielo decidieron esforzarse en encontrar una solución con los pies en la tierra. «Creamos un prototipo de casa de 5×5×5 metros. Algo más acorde a nuestras posibilidades. Al principio no estaba enfocado a catástrofes, eso vino más tarde, pero con ese proyecto ganamos un concurso de 1.500 euros que nos permitió seguir adelante con ello».
1casaviva
Tras ser reconocidos en un evento en Inglaterra hace dos años, convirtieron su idea en Kit House y abrieron un estudio: Vivo Arquitectura para hacerlo realidad. «Recibimos muy buenas críticas constructivas que nos ayudaron a dar el siguiente paso. Optimizamos la construcción para que fuera más eficiente y desmontable. Ahora hemos acabado la carrera y estamos creando una empresa para explotarlo», añade Mayo.
La casa que proponen funciona de una manera muy sencilla. Está realizada para que alguien sin cualificación pueda ponerla en pie. Con una serie de hilos se despliega la estructura básica que permite que cualquiera la adapte a sus necesidades. «No es lo mismo instalarla en Groenlandia que en Haití. Cada lugar tiene particularidades climatológicas y materiales que se añaden posteriormente. Por eso no hemos querido dar una solución cerrada».
Otro elemento interesante es la rapidez con la que se puede construir. «Se tarda alrededor de una hora aunque estamos trabajando para que sea más rápido que eso».
En cuanto a su traslado a lugares necesitados, la estructura ha sido diseñada para adaptarse a los estándares de logística internacional. «Un asesor nos dijo que lo más caro de transportar es el aire. Es decir, todo lo que se queda entremedias de lo que transportas». Para optimizar el envío y sus costes, la casa está proyectada para adaptarse perfectamente al tamaño de un palé. «De esta forma reducimos al máximo los costes de distribución», cuenta Mayo.
El primer modulo que saldrá al mercado será de unos 12 metros cuadrados y rondará los 6.000 euros. Además de su despliegue en catástrofes naturales, la Kit House se comercializará para eventos y particulares. «Cada vez más se trabaja con estructuras reutilizables que se pueden montar en distintos lugares. Las olimpiadas de Londres fueron un claro ejemplo de esto, en el que muchos estadios fueron desmontados una vez finalizados los juegos», concluye el arquitecto.
1fold
viProp_1
viProp_4

Compártelo twitter facebook whatsapp
No todo es malo: la contaminación ayudará a redistribuir el poder mundial
¿Por qué los dogmáticos siempre ganan?
El mundo automatizado
¿Por qué nos molesta tanto que alguien decida no tener hijos?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad