1 de noviembre 2012    /   CINE/TV
por
 

Krusty, el payaso, y la nueva publicidad

1 de noviembre 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

KRUSTY BURGER: DE LA PUBLICIDAD TRADICIONAL AL ADVERTAINMENT

Herschel Shmoikel Pinkus Yerocham Krustofsky ha creado un imperio económico comercializando productos con su nombre artístico: Krusty, el payaso. El éxito de los productos Krusty depende en gran medida del show como plataforma publicitaria. Krusty, que tiene una excelente intuición para los negocios, aplica las últimas técnicas publicitarias a su producto estrella: Krusty Burger.

A través de amigos comunes conseguí que Krusty hablara conmigo a través de Skype sobre las nuevas estrategias publicitarias para Krusty Burger.

Krusty aparece en la pantalla rodeado de vapor de agua. Está en la sauna. «Dispara, chaval, que me esperan en una timba de poker», dice Krusty. Quiero saber por qué apenas hay anuncios de Krusty Burger en la televisión de Springfield.

«Ah, la publicidad tradicional… A uno le entran ganas de matar al que pone anuncios… ¡Dios! ¿Cómo pueden cortar un chiste por la mitad? ¿Como pueden?», dice Krusty. Da una calada a un pitillo y continúa: «Los telespectadores se cabrean con la cadena, se cabrean con los anuncios, hacen zapping y cuando vuelven se han perdido cinco minutos de mi espectáculo. No quiero que un anuncio de Krusty Burger interrumpa una película. Yo hago advertainment».

«El advertainment mezcla de advertising (publicidad) y entertainment (entretenimiento). Otros dicen branded content; es lo mismo«, dice Krusty. Le pido ejemplos. «En mis monólogos para adultos siempre hay un inglés, un español y un francés en un Krusty Burger. Quiero que la gente piense que Krusty Burger es una marca divertida».

Le pregunto qué diferencia hay entre product placement y advertainment.

«¿Usted ha visto Médico de Springfield? Dios mío… Esas mesas llena de cosas para desayunar. No sé cómo no se caía del peso. Eso es product placement: que salga la marca de la leche o de los cereales como sea», dice Krusty. «Hubo una temporada en la que una Krusty Burger aparecía sí o sí en todos los sketches del show», dice Krusty llevándose la mano a la cara.

«Advertainment hace que la marca forme parte del espectáculo. Con advertainment la marca no es un adorno: tiene importancia. Puede que incluso no sepas que está ahí, pero está. Estoy a punto de hacer un remake de Náufrago con una pelota Krusty Burger. Eso también es advertainment. La pelota es un elemento dramático«, dice Krusty.

Suena el móvil y Krusty responde. «Perdona, chaval, era mi agente: he cerrado otro negocio» dice Krusty. No pregunto; intuyo que me lo dirá. «He conseguido que las distintas variedades de Krusty Burger aparezcan en el comecocos: esa es otra forma de hacer publicidad, se llama advergaming».

Krusty quiere contarme dos chistes para su próximo espectáculo infantil. El actor secundario Mel interrumpe para comunicar que falta media hora para el poker. Krusty se despide de mi, no sin antes invitarme a un Krusty Burger: «La bebida es gratis; bueno, sólo el primer vaso».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

KRUSTY BURGER: DE LA PUBLICIDAD TRADICIONAL AL ADVERTAINMENT

Herschel Shmoikel Pinkus Yerocham Krustofsky ha creado un imperio económico comercializando productos con su nombre artístico: Krusty, el payaso. El éxito de los productos Krusty depende en gran medida del show como plataforma publicitaria. Krusty, que tiene una excelente intuición para los negocios, aplica las últimas técnicas publicitarias a su producto estrella: Krusty Burger.

A través de amigos comunes conseguí que Krusty hablara conmigo a través de Skype sobre las nuevas estrategias publicitarias para Krusty Burger.

Krusty aparece en la pantalla rodeado de vapor de agua. Está en la sauna. «Dispara, chaval, que me esperan en una timba de poker», dice Krusty. Quiero saber por qué apenas hay anuncios de Krusty Burger en la televisión de Springfield.

«Ah, la publicidad tradicional… A uno le entran ganas de matar al que pone anuncios… ¡Dios! ¿Cómo pueden cortar un chiste por la mitad? ¿Como pueden?», dice Krusty. Da una calada a un pitillo y continúa: «Los telespectadores se cabrean con la cadena, se cabrean con los anuncios, hacen zapping y cuando vuelven se han perdido cinco minutos de mi espectáculo. No quiero que un anuncio de Krusty Burger interrumpa una película. Yo hago advertainment».

«El advertainment mezcla de advertising (publicidad) y entertainment (entretenimiento). Otros dicen branded content; es lo mismo«, dice Krusty. Le pido ejemplos. «En mis monólogos para adultos siempre hay un inglés, un español y un francés en un Krusty Burger. Quiero que la gente piense que Krusty Burger es una marca divertida».

Le pregunto qué diferencia hay entre product placement y advertainment.

«¿Usted ha visto Médico de Springfield? Dios mío… Esas mesas llena de cosas para desayunar. No sé cómo no se caía del peso. Eso es product placement: que salga la marca de la leche o de los cereales como sea», dice Krusty. «Hubo una temporada en la que una Krusty Burger aparecía sí o sí en todos los sketches del show», dice Krusty llevándose la mano a la cara.

«Advertainment hace que la marca forme parte del espectáculo. Con advertainment la marca no es un adorno: tiene importancia. Puede que incluso no sepas que está ahí, pero está. Estoy a punto de hacer un remake de Náufrago con una pelota Krusty Burger. Eso también es advertainment. La pelota es un elemento dramático«, dice Krusty.

Suena el móvil y Krusty responde. «Perdona, chaval, era mi agente: he cerrado otro negocio» dice Krusty. No pregunto; intuyo que me lo dirá. «He conseguido que las distintas variedades de Krusty Burger aparezcan en el comecocos: esa es otra forma de hacer publicidad, se llama advergaming».

Krusty quiere contarme dos chistes para su próximo espectáculo infantil. El actor secundario Mel interrumpe para comunicar que falta media hora para el poker. Krusty se despide de mi, no sin antes invitarme a un Krusty Burger: «La bebida es gratis; bueno, sólo el primer vaso».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿RT mentiras?
Caída y ascenso de Kim Ki-duk
Lebowski Fest, una celebración entre rusos blancos
La innovación hará inmortal a Star Wars
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies