Publicado: 09 de febrero 2011 05:27  /   CREATIVIDAD
por
 

La acción de branded content de Ford C-Max que 'engañó' a los espectadores de El Hormiguero

Publicado: 09 de febrero 2011 05:27  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp


Pese a los intentos de muchas cadenas por retener a la audiencia durante las pausas publicitarias (mediante una ventana que muestra lo que está pasando en plató durante el descanso en el caso de programas en directo o planteando una pregunta y dando la respuesta durante la pausa, por ejemplo), la fuga de espectadores durante los anuncios parece inevitable. De ahí que a la hora de presentar un producto, el mejor escenario posible sea uno, a priori, no publicitario.
Ese era el propósito de la acción de branded content en el programa El Hormiguero de Cuatro con el que Ford presentó la última versión del C-Max.
Todo comenzó con la llegada al plató de uno de los personajes del programa, el Hombre de Negro, a bordo de, como no, un Ford C-Max. Tras afirmar que era capaz de hacer levitar el vehículo, el Hombre de Negro se propuso demostrarlo.
Dos coches, uno real y otro ficticio (este último, relleno de helio para más señas), y el refuerzo del directo real con otro falso, lograron que miles de espectadores creyeran que lo que estaban viendo en sus pantallas no era un montaje sino algo real. Los responsables de la centralita del programa lo pueden certificar…


Pese a los intentos de muchas cadenas por retener a la audiencia durante las pausas publicitarias (mediante una ventana que muestra lo que está pasando en plató durante el descanso en el caso de programas en directo o planteando una pregunta y dando la respuesta durante la pausa, por ejemplo), la fuga de espectadores durante los anuncios parece inevitable. De ahí que a la hora de presentar un producto, el mejor escenario posible sea uno, a priori, no publicitario.
Ese era el propósito de la acción de branded content en el programa El Hormiguero de Cuatro con el que Ford presentó la última versión del C-Max.
Todo comenzó con la llegada al plató de uno de los personajes del programa, el Hombre de Negro, a bordo de, como no, un Ford C-Max. Tras afirmar que era capaz de hacer levitar el vehículo, el Hombre de Negro se propuso demostrarlo.
Dos coches, uno real y otro ficticio (este último, relleno de helio para más señas), y el refuerzo del directo real con otro falso, lograron que miles de espectadores creyeran que lo que estaban viendo en sus pantallas no era un montaje sino algo real. Los responsables de la centralita del programa lo pueden certificar…

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los grafitis en Londres mantuvieron vivo a Gordon Gibbens
Otras formas de hacer teatro… por ejemplo, en una peluquería
Abierto València 2021: El arte postpandémico habla de pasados extraños
La cámara oculta de Doritos para enseñar a ligar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.