12 de junio 2012    /   IDEAS
por
 

La alegría de un surfero que no solo busca olas

12 de junio 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Kepa Acero se montó en su primera tabla con 8 años y se enganchó a la sensación y conexión con la naturaleza. Fue campeón de Europa Junior y se profesionalizó dedicándose a surfear el circuito mundial durante 7 años. Estuvo en buena parte del mundo pero se dio cuenta que no lo conocía. Surfeaba en una playa sus 20 minutos de manga, pero no sabía qué había más allá.

Hace un tiempo, quiso recuperar el espíritu de aventura de este mundillo. Abandonó el circuito y como muchos otros hicieron especialmente en los 70, se fue a redescubrir el romanticismo y la magia del surf. Kepa se ha pasado los últimos meses recorriendo olas no surfeadas, esa era la propuesta de su ya cuarto viaje en solitario. Pero el resultado ha sido muy distinto.

Con todas las experiencias surgidas en esta aventura bautizada como “La última frontera”, ha realizado en Bilbao una exposición con sus fotos y diarios. Kepa se fue desde Alaska a la Patagonia con amenazas de osos, la incertidumbre pegada a los talones, con días malos, muchas horas con uno mismo, pero también con olas larguísimas de varios minutos, izquierdas solitarias y mucha gente buena por el camino.

“El surf para mí es un manera para tener un relación muy íntima con la naturaleza, pero también un medio para viajar y tener una relación íntima, con la gente, con la tierra, las culturas… más como una manera de ver la vida. Es toda esa experiencia la que te llevas a casa, no solo las olas. Así empecé con mis proyectos en solitario. Busco olas, pero por el camino busco una experiencia humana que lleve el deporte a otra dimensión”.

La frescura de sus videos demuestra la pasión de lo que hace, y el no ser un periodista o un documetalista profesional enfatiza esa pasión. Dice que haber viajado desde pequeño ayuda a enfrentarte con humildad a las personas, y comenta, que a pesar de que actualmente cuenta con patrocinadores, en su día se fue sin esponsor a dar la vuelta al mundo “Con miedos de dejarlo todo, de tomar esa decisión…. y hoy creo que es la mejor decisión que he tomado nunca. Hay que ser valiente, para cumplir tus sueños”.

Kepa Acero acaba de arrancar esta semana una nueva expedición “5 mares” donde irá descubriendo olas y mucho más, en los cinco continentes. Y nosotros, seguiremos sus pasos a través de sus documentales.

Eduardo Vea Keating, redactor creativo hiperactivo de DraftFCB, Chicago.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Kepa Acero se montó en su primera tabla con 8 años y se enganchó a la sensación y conexión con la naturaleza. Fue campeón de Europa Junior y se profesionalizó dedicándose a surfear el circuito mundial durante 7 años. Estuvo en buena parte del mundo pero se dio cuenta que no lo conocía. Surfeaba en una playa sus 20 minutos de manga, pero no sabía qué había más allá.

Hace un tiempo, quiso recuperar el espíritu de aventura de este mundillo. Abandonó el circuito y como muchos otros hicieron especialmente en los 70, se fue a redescubrir el romanticismo y la magia del surf. Kepa se ha pasado los últimos meses recorriendo olas no surfeadas, esa era la propuesta de su ya cuarto viaje en solitario. Pero el resultado ha sido muy distinto.

Con todas las experiencias surgidas en esta aventura bautizada como “La última frontera”, ha realizado en Bilbao una exposición con sus fotos y diarios. Kepa se fue desde Alaska a la Patagonia con amenazas de osos, la incertidumbre pegada a los talones, con días malos, muchas horas con uno mismo, pero también con olas larguísimas de varios minutos, izquierdas solitarias y mucha gente buena por el camino.

“El surf para mí es un manera para tener un relación muy íntima con la naturaleza, pero también un medio para viajar y tener una relación íntima, con la gente, con la tierra, las culturas… más como una manera de ver la vida. Es toda esa experiencia la que te llevas a casa, no solo las olas. Así empecé con mis proyectos en solitario. Busco olas, pero por el camino busco una experiencia humana que lleve el deporte a otra dimensión”.

La frescura de sus videos demuestra la pasión de lo que hace, y el no ser un periodista o un documetalista profesional enfatiza esa pasión. Dice que haber viajado desde pequeño ayuda a enfrentarte con humildad a las personas, y comenta, que a pesar de que actualmente cuenta con patrocinadores, en su día se fue sin esponsor a dar la vuelta al mundo “Con miedos de dejarlo todo, de tomar esa decisión…. y hoy creo que es la mejor decisión que he tomado nunca. Hay que ser valiente, para cumplir tus sueños”.

Kepa Acero acaba de arrancar esta semana una nueva expedición “5 mares” donde irá descubriendo olas y mucho más, en los cinco continentes. Y nosotros, seguiremos sus pasos a través de sus documentales.

Eduardo Vea Keating, redactor creativo hiperactivo de DraftFCB, Chicago.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Estructuras olímpicas abandonadas: la cara menos sostenible del deporte
Trabajar en espacios abiertos (no) fomenta la creatividad (tanto como dicen)
Mil horas en Facebook, y ahora ¿qué?
Y se rompió el amor…
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad