1 de abril 2014    /   DIGITAL
por
 

La app para evitar mordidas de la policía en Ciudad de México

1 de abril 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

–       «Incumple usted la ley NosecuantasTropocientosMilBarraTresSecciónB de la Ley de Tránsito», dice el poli.
–       «¿Cuál?»
–       «Esa»
–       «Aaaah…»
Y poco más puedes hacer. Distinguir si un oficial está en lo cierto o solo quiere meterte un poco de miedo (por eso de que la gente con miedo se vuelve generosa) se hace difícil de reconocer cuando el policía de turno suelta un recital legislativo de ese calibre para explicarte por qué te ha parado.
–       «Si no, habría que llevar el carro al corralón (depósito)».
¿Amenaza o consejo? ¿Verdad o mentira? ¿Cómo rebato su supuesto conocimiento de la ley? «La gente en México no tiene ni idea de las normas de tránsito, seamos sinceros, la licencia se adquiere pagando», explicaba ayer Rodrigo Ramírez durante la invitación al encuentro que organizaba The App Date México. La app AutoChilango es la que él, junto a Oz García, Guillermo Gonzáles y Araceli Sánchez, ha creado para sacarnos de este tipo de apuros con barras, letras y tanto articulado.
auto chilango 2
Esta aplicación móvil tiene como fin «ayudar a los conductores en los problemas del día a día, no solo los legales». Cómo saber dónde están los estacionamientos, los talleres, los autolavados y hasta la situación de tu seguro, o si estás al corriente de los pagos de tus multas. La puntilla para el que va al volante es que incluso sepa si el policía de tráfico que te ha dado el alto tiene razón o simplemente te está timando.
«Teníamos un gran mercado. Cinco millones de coches que se mueven en la ciudad de México», dice Ramírez. Estos buscadores de soluciones digitales en pocos meses han logrado 150.000 descargas que ellos traducen en «150.000 vehículos evitando problemas».
«La gente, si un policía le para, no sabe si es verdad lo que le está diciendo o solo quiere una mordida», explica Oz. «Con Autochilango resolver ese problema es muy sencillo: pones el número de la ley que él te dice o un palabra o frase como «Alto», o «saltarse un alto», y la aplicación muestra instantáneamente en tu móvil la normativa que te hace falta para saber si el oficial dice la verdad. Nos hace ilusión que nos haya escrito gente contando que al usar esta herramienta y decirle al policía que no era así, se han asustado y les han dicho que sigan».
Logo
Ahora quieren adaptarla a las ciudades de Monterrey y Guadalajara. «Creemos que lo que hemos creado engloba todo lo que te podrían ofrecer otras apps que existían antes», añade Oz. «Estamos todos hartos de ver cómo se hacen largas colas en todos los lados para resolver cualquier papeleo. Nosotros queremos que, al menos en lo que a tránsito se refiere, todo se vuelva más fácil».
Autochilango, entre otras funciones, avisa a los usuarios de los días que no puede circular (una normativa existente en algunas ciudades de México), te anticipa en qué periodo debes verificar tu auto, contiene mapeos de cualquier negocio relacionado con los coches, su mantenimiento o su estacionamiento, te indica la situación legal de tu vehículo, te pone en contacto con el Repuve (para reportar robos) y lleva al tanto tu situación con el seguro y con las multas. Digamos que algo así como el secretario personal de tu bólido.
–       Oz, ¿crees que si todo el mundo usara vuestra app podríamos hacer que los policías de esta ciudad dejasen de cobrar mordidas?
–       Pues no lo sé, ojalá sí, de momento nuestra experiencia nos dice que a esos que te mienten para que les des dinero les entra miedo cuando ven que tu celular sí tiene el conocimiento de lo que están diciendo.
Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 02.11.25

–       «Incumple usted la ley NosecuantasTropocientosMilBarraTresSecciónB de la Ley de Tránsito», dice el poli.
–       «¿Cuál?»
–       «Esa»
–       «Aaaah…»
Y poco más puedes hacer. Distinguir si un oficial está en lo cierto o solo quiere meterte un poco de miedo (por eso de que la gente con miedo se vuelve generosa) se hace difícil de reconocer cuando el policía de turno suelta un recital legislativo de ese calibre para explicarte por qué te ha parado.
–       «Si no, habría que llevar el carro al corralón (depósito)».
¿Amenaza o consejo? ¿Verdad o mentira? ¿Cómo rebato su supuesto conocimiento de la ley? «La gente en México no tiene ni idea de las normas de tránsito, seamos sinceros, la licencia se adquiere pagando», explicaba ayer Rodrigo Ramírez durante la invitación al encuentro que organizaba The App Date México. La app AutoChilango es la que él, junto a Oz García, Guillermo Gonzáles y Araceli Sánchez, ha creado para sacarnos de este tipo de apuros con barras, letras y tanto articulado.
auto chilango 2
Esta aplicación móvil tiene como fin «ayudar a los conductores en los problemas del día a día, no solo los legales». Cómo saber dónde están los estacionamientos, los talleres, los autolavados y hasta la situación de tu seguro, o si estás al corriente de los pagos de tus multas. La puntilla para el que va al volante es que incluso sepa si el policía de tráfico que te ha dado el alto tiene razón o simplemente te está timando.
«Teníamos un gran mercado. Cinco millones de coches que se mueven en la ciudad de México», dice Ramírez. Estos buscadores de soluciones digitales en pocos meses han logrado 150.000 descargas que ellos traducen en «150.000 vehículos evitando problemas».
«La gente, si un policía le para, no sabe si es verdad lo que le está diciendo o solo quiere una mordida», explica Oz. «Con Autochilango resolver ese problema es muy sencillo: pones el número de la ley que él te dice o un palabra o frase como «Alto», o «saltarse un alto», y la aplicación muestra instantáneamente en tu móvil la normativa que te hace falta para saber si el oficial dice la verdad. Nos hace ilusión que nos haya escrito gente contando que al usar esta herramienta y decirle al policía que no era así, se han asustado y les han dicho que sigan».
Logo
Ahora quieren adaptarla a las ciudades de Monterrey y Guadalajara. «Creemos que lo que hemos creado engloba todo lo que te podrían ofrecer otras apps que existían antes», añade Oz. «Estamos todos hartos de ver cómo se hacen largas colas en todos los lados para resolver cualquier papeleo. Nosotros queremos que, al menos en lo que a tránsito se refiere, todo se vuelva más fácil».
Autochilango, entre otras funciones, avisa a los usuarios de los días que no puede circular (una normativa existente en algunas ciudades de México), te anticipa en qué periodo debes verificar tu auto, contiene mapeos de cualquier negocio relacionado con los coches, su mantenimiento o su estacionamiento, te indica la situación legal de tu vehículo, te pone en contacto con el Repuve (para reportar robos) y lleva al tanto tu situación con el seguro y con las multas. Digamos que algo así como el secretario personal de tu bólido.
–       Oz, ¿crees que si todo el mundo usara vuestra app podríamos hacer que los policías de esta ciudad dejasen de cobrar mordidas?
–       Pues no lo sé, ojalá sí, de momento nuestra experiencia nos dice que a esos que te mienten para que les des dinero les entra miedo cuando ven que tu celular sí tiene el conocimiento de lo que están diciendo.
Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 02.11.25

Compártelo twitter facebook whatsapp
Influencers que cuentan sus vergüenzas en Instagram
Un bot para volver locos a los que te envían spam
Are you talking to me?
¿Está cambiando Instagram nuestra relación con los lugares?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
    • Si, es correcto, pero cada vez tenemos mas herramientas para tener una mejor calidad de vida. Nadie dice que la app cambie el sistema completo, pero si ayuda, por gente como tú, no podemos tener cosas bien hechas ni soluciónes.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies