31 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

La armadura para gatos y ratones de Jeff de Boer

31 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Cuando uno contempla las armaduras para animales del artista canadiense Jeff de Boer puede adoptar dos posturas.

Se puede poner gafotas, fruncir el ceño y decir mientras se acaricia la barbilla: «En el metal pulimentado de las armaduras de De Boer se refleja el tremendo sinsentido de la guerra y por extensión de toda la existencia humana». O algo así.

También se puede sonreír, asentir y soltar un «Guaaaaay» con los ojos medio cerrados, fantaseando con el intento de ponerle una de esas a su gato y planeando un más que probable viaje posterior a urgencias tras sufrir profundos y merecidos mordiscos y arañazos.

Independientemente de cuál de las dos opciones se elija, la primera pregunta es ineludible: ¿cómo surge la idea de construir estas armaduras?

«Todo empezó mientras estaba estudiando joyería en el Alberta College of Art and Design. Para una clase de escultura hice una especie de armadura para un gato. Durante años el tema de las armaduras me había interesado mucho e incluso, durante los años 80, había construido 7 armaduras para personas en el taller de metal de mi familia. El resultado de aquel trabajo no me dejó satisfecho y pensé si sería posible hacer otra armadura para gato, pero utilizando los mismos materiales con los que había construido mis anteriores armaduras. Además, en el taller de la escuela de joyería tenía todos los materiales y máquinas necesarios para construir una pequeña armadura. Así fue como hice mi primera armadura para gatos”.

“Lo que ocurrió es que después sentí que había creado una especie de desequilibrio en el universo, con lo que decidí construir una armadura para ratones. Afortunadamente a esa segunda armadura le pude dedicar mucho tiempo, quedó muy bien y el objeto que resultó me cambió la vida para siempre”.

La segunda pregunta es casi tan evidente como la anterior: ¿algún animal se ha probado alguna vez una de tus obras?

«Nunca he intentado probársela a un ratón, pero sí a uno de mis gatos y tengo cicatrices que lo demuestran. Si la pregunta es si sería posible hacerlo, sí, lo sería, pero creo que ese no es el tema más importante. Esta es la pregunta que me hacen con mayor frecuencia y yo creo que el motivo es que todo el mundo echa de menos completar la imagen, ver al gato con la armadura puesta. La imagen de un ratón o un gato con armadura excita nuestra imaginación hasta tal punto que creo que esa sensación es exactamente lo que convierte mis obras en arte y no simplemente en un buen trabajo de artesanía».

Las armaduras están completamente articuladas y se realizan con materiales nobles, como acero, plata, cobre, bronce, madera, etc. Cada pieza es modelada con martillo y están compuestas por entre 3 y 7 piezas, con detalles absolutamente únicos en la decoración.

Como dijo en la introducción de una de sus exposiciones el escritor William Gibson, novelista de ciencia ficción y considerado el padre del cyberpunk, Jeff de Boer es «una especie de poeta-artesano con una sensibilidad absolutamente única, como si el señor Tiffany o Cartier se hubieran cruzado de alguna manera con una versión alegre de H.R. Giger (el artista creador del monstruo de Alien), los exoesqueletos o los yelmos para samuráis mutantes de De Boer, aunque creados con la más absoluta sofisticación física, poseen la pureza y la inocencia del arte popular más auténtico».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Cuando uno contempla las armaduras para animales del artista canadiense Jeff de Boer puede adoptar dos posturas.

Se puede poner gafotas, fruncir el ceño y decir mientras se acaricia la barbilla: «En el metal pulimentado de las armaduras de De Boer se refleja el tremendo sinsentido de la guerra y por extensión de toda la existencia humana». O algo así.

También se puede sonreír, asentir y soltar un «Guaaaaay» con los ojos medio cerrados, fantaseando con el intento de ponerle una de esas a su gato y planeando un más que probable viaje posterior a urgencias tras sufrir profundos y merecidos mordiscos y arañazos.

Independientemente de cuál de las dos opciones se elija, la primera pregunta es ineludible: ¿cómo surge la idea de construir estas armaduras?

«Todo empezó mientras estaba estudiando joyería en el Alberta College of Art and Design. Para una clase de escultura hice una especie de armadura para un gato. Durante años el tema de las armaduras me había interesado mucho e incluso, durante los años 80, había construido 7 armaduras para personas en el taller de metal de mi familia. El resultado de aquel trabajo no me dejó satisfecho y pensé si sería posible hacer otra armadura para gato, pero utilizando los mismos materiales con los que había construido mis anteriores armaduras. Además, en el taller de la escuela de joyería tenía todos los materiales y máquinas necesarios para construir una pequeña armadura. Así fue como hice mi primera armadura para gatos”.

“Lo que ocurrió es que después sentí que había creado una especie de desequilibrio en el universo, con lo que decidí construir una armadura para ratones. Afortunadamente a esa segunda armadura le pude dedicar mucho tiempo, quedó muy bien y el objeto que resultó me cambió la vida para siempre”.

La segunda pregunta es casi tan evidente como la anterior: ¿algún animal se ha probado alguna vez una de tus obras?

«Nunca he intentado probársela a un ratón, pero sí a uno de mis gatos y tengo cicatrices que lo demuestran. Si la pregunta es si sería posible hacerlo, sí, lo sería, pero creo que ese no es el tema más importante. Esta es la pregunta que me hacen con mayor frecuencia y yo creo que el motivo es que todo el mundo echa de menos completar la imagen, ver al gato con la armadura puesta. La imagen de un ratón o un gato con armadura excita nuestra imaginación hasta tal punto que creo que esa sensación es exactamente lo que convierte mis obras en arte y no simplemente en un buen trabajo de artesanía».

Las armaduras están completamente articuladas y se realizan con materiales nobles, como acero, plata, cobre, bronce, madera, etc. Cada pieza es modelada con martillo y están compuestas por entre 3 y 7 piezas, con detalles absolutamente únicos en la decoración.

Como dijo en la introducción de una de sus exposiciones el escritor William Gibson, novelista de ciencia ficción y considerado el padre del cyberpunk, Jeff de Boer es «una especie de poeta-artesano con una sensibilidad absolutamente única, como si el señor Tiffany o Cartier se hubieran cruzado de alguna manera con una versión alegre de H.R. Giger (el artista creador del monstruo de Alien), los exoesqueletos o los yelmos para samuráis mutantes de De Boer, aunque creados con la más absoluta sofisticación física, poseen la pureza y la inocencia del arte popular más auténtico».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Primer Asalto entre Creatas y Ejecutas
Breve historia de la ropa interior
Los 5 posts más vistos de la semana
Bonet y Mágoz: hablan dos de los ilustradores del boom
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies