fbpx
19 de diciembre 2012    /   BUSINESS
por
 

“La banca tradicional no ha sabido adaptarse aún a la era digital” #informaleconomy

19 de diciembre 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

1am

Airbnb, M-pesa, Zopa, Kickstarter… Las empresas organizadas informalmente proliferan como setas. Start-ups improvisadas, micronegocios, redes de intercambio o incluso individuos o pequeñas comunidades son capaces de responder a las necesidades de la gente con mayor agilidad, flexibilidad y rapidez que las grandes corporaciones.

Desde Claro Partners, una consultora de innovación ubicada en Barcelona, defienden que las “empresas informales” no son una alternativa al margen del sistema. Más bien, estos nuevos modelos de negocio son el lugar hacia donde las grandes empresas deben mirar para aprender. Por eso organizaron The Informal Economy Symposium, dando cita en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) a pensadores y líderes internacionales de diferentes áreas de conocimiento y negocio relacionados con la informalidad.

Si hubo en las ponencias un sector que quedó retratado como un dinosaurio de la inmovilidad, ése fue la banca. Así que hemos trasladado algunos de los comentarios de los ponentes a Hugo Nájera, Chief Innovation Officer de BBVA, para poder escuchar la opinión del otro lado:

Comentario de Ben Lyon, de Kopo Kopo: “Los bancos están en problemas. Es la muerte desde abajo”.

Hugo Nájera: Gracias a la tecnología, los consumidores tienen un poder creciente para presionar a las corporaciones, influir sobre sus estrategias e incentivar una mayor oferta y competitividad. Ninguna entidad puede hacer oídos sordos a las necesidades de su público objetivo y sólo aquellos que tengan la capacidad de anticiparse y dar respuesta a las necesidades de sus usuarios tendrán posibilidades de supervivencia y éxito.

Scott Mainwaring, Intel Labs: “la interfaz de usuario de los bancos”, la cara quedan al público, da la sensación de que “te están haciendo un favor”

HN: Existe un espacio de mejora en la relación de los bancos con sus clientes. Por ejemplo, en su capacidad para agilizar y simplificar los procesos para que contratar servicios financieros se convierta en una tarea sencilla. Los clientes no tienen inconveniente en cambiar de banco en busca de un mejor servicio.

Scott Mainwaring “el futuro del dinero está menos en el dinero y más en los datos que generan las transacciones financieras”

HN: BBVA cuenta con una avanzada plataforma tecnológica que permite profundizar en el conocimiento de los clientes para ofrecer una cartera de productos y servicios que se ajuste mejor a sus necesidades.

Además, impulsa proyectos como Smart Cities, donde se plantea como reto aportar valor a la ciudad a partir de la información anónima y agregada que generan los usuarios de TPVs o tarjetas del banco. El objetivo es ayudar a construir un modelo de ciudad en el que la información que generan los ciudadanos sirva para crear nuevas oportunidades de valor. Si existiera una plataforma a través de la cual las fuentes de información de instituciones públicas y privadas se pudiera interrelacionar, se abriría un mundo de posibilidades para idear modelos de producción y distribución más eficientes y sostenibles.

Ignacio Mas, consultor de dinero móvil: “los bancos no están añadiendo valor en banca online. Simplemente están trasladando el modelo de siempre al medio online”.

HN: Podemos acotarlo fundamentalmente a la banca tradicional que no ha sabido adaptarse aún a la era digital. Es un input muy interesante para el desarrollo de la interacción online. Conscientes de las regulaciones bancarias, estamos explorando nuevas formas para reinventar la experiencia online.

Un ciudadano keniano presente en al simposio se levantó para opinar que “durante los próximos años, debido a la irrupción de M-pesa, los bancos probablemente tengan que cerrar”.

HN: Tradicionalmente, en países en vías de desarrollo, la banca tradicional formal no ha podido ofrecer servicios financieros eficientes a la base de la pirámide por culpa de unos altos costes por transacción unidos a una infraestructura no adecuada. Todo eso ha cambiado gracias a las tecnologías móviles. En Europa y en el resto del mundo también se están introduciendo grandes innovaciones en banca móvil, tanto por parte de instituciones financieras como no financieras.

Keith Hart, antropólogo creador del concepto de Economía Informal: “En la última década, los bancos se han dado cuenta de que pueden hacer más dinero con la gente que no tiene dinero que con la gente que tiene”.

HN: En relación a las oportunidades de crecimiento a medio y largo plazo que muestran los países emergentes, hay grandes capas de la población que no tienen acceso a servicios financieros. Para este segmento de población, la exclusión financiera es el principal freno para salir de la pobreza. La labor de la Fundación Microfinanzas BBVA trabaja en esta dirección y tienen comprobado que las finanzas productivas son el mecanismo más eficaz y sostenible para la lucha contra la pobreza.

Los segmentos de la población de rentas bajas significan también una potencial oportunidad de negocio con gran crecimiento que requiere una oferta de servicios diferentes a los de la banca tradicional. Aquí especialmente la banca móvil tiene mucho que decir. También se están explorando nuevos modelos de negocio dirigidos a los segmentos no bancarizados. La banca puede contribuir a la inclusión financiera, ofreciendo a nuevas personas servicios financieros para emprender actividades productivas sostenibles que contribuyan a mejorar su nivel de vida.

Square, PayPal, Zopa, Comunitae: ¿competencia, inspiración o sustitutos de los bancos?

HN: La competencia siempre es bienvenida, ya que nos ayuda a mejorar a todos y el beneficiario final es el cliente. Jugar en el libre mercado implica aceptar que en cualquier momento pueden aparecer empresas innovadoras que compitan contigo y que eventualmente te obliguen a crecer y reposicionarte. La aparición de empresas con un potencial de desintermediación para la banca tradicional debería verse como una oportunidad. Es cierto que la falta de regulación en otros ámbitos distintos al financiero contrasta con la estricta regulación en nuestra industria. Pero por otro lado, los grandes bancos están excelentemente preparados para ofrecer servicios en nuevos canales, con la ventaja de contar con una gran experiencia en servicios bancarios.

¿Kickstarter ha hecho pensar algo a los bancos?

HN: El crowdfunding es una tendencia a la hora de conseguir financiación para temas concretos. En BBVA lo consideramos importante y, de hecho, estamos tratando de aplicar nuestro conocimiento y nuestra experiencia como banco en dos plataformas que creemos que aportan mucho al modelo: BBVA Friends&Family y BBVA Suma, ésta última dedicada al crowdfunding solidario.

Bill Gates no estuvo en la ponencia pero en “The road ahead” ya decía que “en el futuro necesitaremos servicios de banca, pero no bancos”.

HN: La percepción sobre los bancos está cambiando. Los bancos tenderán a ser percibidos un proveedor de múltiples servicios relacionados con la vida de las personas, que van más allá de las transacciones financieras. Esos servicios no tienen por qué ser financieros, pero requerirán algún tipo de transacción bancaria para contratarlos. Y al final, estas transacciones deben ser suministradas por entidades sólidas, competitivas y geográficamente diversificadas.

@JesusRevuelta es director creativo en DoubleYou

Relacionado: Kenia, referente en innovación #informaleconomy

1am

Airbnb, M-pesa, Zopa, Kickstarter… Las empresas organizadas informalmente proliferan como setas. Start-ups improvisadas, micronegocios, redes de intercambio o incluso individuos o pequeñas comunidades son capaces de responder a las necesidades de la gente con mayor agilidad, flexibilidad y rapidez que las grandes corporaciones.

Desde Claro Partners, una consultora de innovación ubicada en Barcelona, defienden que las “empresas informales” no son una alternativa al margen del sistema. Más bien, estos nuevos modelos de negocio son el lugar hacia donde las grandes empresas deben mirar para aprender. Por eso organizaron The Informal Economy Symposium, dando cita en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) a pensadores y líderes internacionales de diferentes áreas de conocimiento y negocio relacionados con la informalidad.

Si hubo en las ponencias un sector que quedó retratado como un dinosaurio de la inmovilidad, ése fue la banca. Así que hemos trasladado algunos de los comentarios de los ponentes a Hugo Nájera, Chief Innovation Officer de BBVA, para poder escuchar la opinión del otro lado:

Comentario de Ben Lyon, de Kopo Kopo: “Los bancos están en problemas. Es la muerte desde abajo”.

Hugo Nájera: Gracias a la tecnología, los consumidores tienen un poder creciente para presionar a las corporaciones, influir sobre sus estrategias e incentivar una mayor oferta y competitividad. Ninguna entidad puede hacer oídos sordos a las necesidades de su público objetivo y sólo aquellos que tengan la capacidad de anticiparse y dar respuesta a las necesidades de sus usuarios tendrán posibilidades de supervivencia y éxito.

Scott Mainwaring, Intel Labs: “la interfaz de usuario de los bancos”, la cara quedan al público, da la sensación de que “te están haciendo un favor”

HN: Existe un espacio de mejora en la relación de los bancos con sus clientes. Por ejemplo, en su capacidad para agilizar y simplificar los procesos para que contratar servicios financieros se convierta en una tarea sencilla. Los clientes no tienen inconveniente en cambiar de banco en busca de un mejor servicio.

Scott Mainwaring “el futuro del dinero está menos en el dinero y más en los datos que generan las transacciones financieras”

HN: BBVA cuenta con una avanzada plataforma tecnológica que permite profundizar en el conocimiento de los clientes para ofrecer una cartera de productos y servicios que se ajuste mejor a sus necesidades.

Además, impulsa proyectos como Smart Cities, donde se plantea como reto aportar valor a la ciudad a partir de la información anónima y agregada que generan los usuarios de TPVs o tarjetas del banco. El objetivo es ayudar a construir un modelo de ciudad en el que la información que generan los ciudadanos sirva para crear nuevas oportunidades de valor. Si existiera una plataforma a través de la cual las fuentes de información de instituciones públicas y privadas se pudiera interrelacionar, se abriría un mundo de posibilidades para idear modelos de producción y distribución más eficientes y sostenibles.

Ignacio Mas, consultor de dinero móvil: “los bancos no están añadiendo valor en banca online. Simplemente están trasladando el modelo de siempre al medio online”.

HN: Podemos acotarlo fundamentalmente a la banca tradicional que no ha sabido adaptarse aún a la era digital. Es un input muy interesante para el desarrollo de la interacción online. Conscientes de las regulaciones bancarias, estamos explorando nuevas formas para reinventar la experiencia online.

Un ciudadano keniano presente en al simposio se levantó para opinar que “durante los próximos años, debido a la irrupción de M-pesa, los bancos probablemente tengan que cerrar”.

HN: Tradicionalmente, en países en vías de desarrollo, la banca tradicional formal no ha podido ofrecer servicios financieros eficientes a la base de la pirámide por culpa de unos altos costes por transacción unidos a una infraestructura no adecuada. Todo eso ha cambiado gracias a las tecnologías móviles. En Europa y en el resto del mundo también se están introduciendo grandes innovaciones en banca móvil, tanto por parte de instituciones financieras como no financieras.

Keith Hart, antropólogo creador del concepto de Economía Informal: “En la última década, los bancos se han dado cuenta de que pueden hacer más dinero con la gente que no tiene dinero que con la gente que tiene”.

HN: En relación a las oportunidades de crecimiento a medio y largo plazo que muestran los países emergentes, hay grandes capas de la población que no tienen acceso a servicios financieros. Para este segmento de población, la exclusión financiera es el principal freno para salir de la pobreza. La labor de la Fundación Microfinanzas BBVA trabaja en esta dirección y tienen comprobado que las finanzas productivas son el mecanismo más eficaz y sostenible para la lucha contra la pobreza.

Los segmentos de la población de rentas bajas significan también una potencial oportunidad de negocio con gran crecimiento que requiere una oferta de servicios diferentes a los de la banca tradicional. Aquí especialmente la banca móvil tiene mucho que decir. También se están explorando nuevos modelos de negocio dirigidos a los segmentos no bancarizados. La banca puede contribuir a la inclusión financiera, ofreciendo a nuevas personas servicios financieros para emprender actividades productivas sostenibles que contribuyan a mejorar su nivel de vida.

Square, PayPal, Zopa, Comunitae: ¿competencia, inspiración o sustitutos de los bancos?

HN: La competencia siempre es bienvenida, ya que nos ayuda a mejorar a todos y el beneficiario final es el cliente. Jugar en el libre mercado implica aceptar que en cualquier momento pueden aparecer empresas innovadoras que compitan contigo y que eventualmente te obliguen a crecer y reposicionarte. La aparición de empresas con un potencial de desintermediación para la banca tradicional debería verse como una oportunidad. Es cierto que la falta de regulación en otros ámbitos distintos al financiero contrasta con la estricta regulación en nuestra industria. Pero por otro lado, los grandes bancos están excelentemente preparados para ofrecer servicios en nuevos canales, con la ventaja de contar con una gran experiencia en servicios bancarios.

¿Kickstarter ha hecho pensar algo a los bancos?

HN: El crowdfunding es una tendencia a la hora de conseguir financiación para temas concretos. En BBVA lo consideramos importante y, de hecho, estamos tratando de aplicar nuestro conocimiento y nuestra experiencia como banco en dos plataformas que creemos que aportan mucho al modelo: BBVA Friends&Family y BBVA Suma, ésta última dedicada al crowdfunding solidario.

Bill Gates no estuvo en la ponencia pero en “The road ahead” ya decía que “en el futuro necesitaremos servicios de banca, pero no bancos”.

HN: La percepción sobre los bancos está cambiando. Los bancos tenderán a ser percibidos un proveedor de múltiples servicios relacionados con la vida de las personas, que van más allá de las transacciones financieras. Esos servicios no tienen por qué ser financieros, pero requerirán algún tipo de transacción bancaria para contratarlos. Y al final, estas transacciones deben ser suministradas por entidades sólidas, competitivas y geográficamente diversificadas.

@JesusRevuelta es director creativo en DoubleYou

Relacionado: Kenia, referente en innovación #informaleconomy

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Tener flow’: una de las expresiones más interesantes del hip-hop
Sangakoo.com o cómo aprender matemáticas mediante crowdsourcing
Una máquina vending que imprime en 3D
Urbanismo conectado y co-diseñado en la Barcelona Design Week 
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *