12 de abril 2012    /   CINE/TV
por
 

La belleza austera de The Wire

12 de abril 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Nunca fue un éxito de audiencia en el sentido tradicional de la industria televisiva, pero The Wire va camino de ser una de las series más analizadas de la historia. Este reportaje de 40 minutos desentraña el estilo visual de la serie, una faceta menos apreciada por la crítica más preocupada por el diálogo, la trama y los personajes, pero que, según Erlend Lavik, autor de la pieza, merece más reconocimiento de la que recibe.

Desde el principio, David Simón buscaba un estilo que fuera lo más realista posible. “Él mismo dice que sus mayores influencias han sido autores de documentales realistas como Frederick Wiseman”, explica Lavik.

La austeridad visual empleada en la serie permite que los pocos trucos estilísticos usados por los autores de la serie tengan más impacto que en las producciones donde suceden cosas cada dos por tres. “Si todo se enfatiza en todo momento nada destaca. Acabas con el climax. Cuando sucede algo brusco en The Wire, te impacta”.

En ese sentido, The Wire nunca busca dar las cosas masticadas al espectador. “Confían en su capacidad de entenderlo sin necesidad de recurrir continuamente a recursos para repetir y recordar la información”.

visto en: Kottke

Foto: El Blog de Rafael Narbona

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Nunca fue un éxito de audiencia en el sentido tradicional de la industria televisiva, pero The Wire va camino de ser una de las series más analizadas de la historia. Este reportaje de 40 minutos desentraña el estilo visual de la serie, una faceta menos apreciada por la crítica más preocupada por el diálogo, la trama y los personajes, pero que, según Erlend Lavik, autor de la pieza, merece más reconocimiento de la que recibe.

Desde el principio, David Simón buscaba un estilo que fuera lo más realista posible. “Él mismo dice que sus mayores influencias han sido autores de documentales realistas como Frederick Wiseman”, explica Lavik.

La austeridad visual empleada en la serie permite que los pocos trucos estilísticos usados por los autores de la serie tengan más impacto que en las producciones donde suceden cosas cada dos por tres. “Si todo se enfatiza en todo momento nada destaca. Acabas con el climax. Cuando sucede algo brusco en The Wire, te impacta”.

En ese sentido, The Wire nunca busca dar las cosas masticadas al espectador. “Confían en su capacidad de entenderlo sin necesidad de recurrir continuamente a recursos para repetir y recordar la información”.

visto en: Kottke

Foto: El Blog de Rafael Narbona

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ni 3D ni HD, lo que salvará al cine serán la cerveza y el Instagram
‘Black Mirror’: Odio nacional, el deporte de nuestro tiempo
El cine de subsuelo del Festival de Cannes
Cuando morir se te hace eterno
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 19
  • Cuando ves la primera temporada de Tehe Wire y te paras a reflexionar, te das cuenta de que estás viéndola como si mirases a través de la ventana del barrio, allí in situ. Parece un documental no nua ficción. es la POLLA

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies