12 de abril 2012    /   CINE/TV
por
 

La belleza austera de The Wire

12 de abril 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Nunca fue un éxito de audiencia en el sentido tradicional de la industria televisiva, pero The Wire va camino de ser una de las series más analizadas de la historia. Este reportaje de 40 minutos desentraña el estilo visual de la serie, una faceta menos apreciada por la crítica más preocupada por el diálogo, la trama y los personajes, pero que, según Erlend Lavik, autor de la pieza, merece más reconocimiento de la que recibe.

Desde el principio, David Simón buscaba un estilo que fuera lo más realista posible. “Él mismo dice que sus mayores influencias han sido autores de documentales realistas como Frederick Wiseman”, explica Lavik.

La austeridad visual empleada en la serie permite que los pocos trucos estilísticos usados por los autores de la serie tengan más impacto que en las producciones donde suceden cosas cada dos por tres. “Si todo se enfatiza en todo momento nada destaca. Acabas con el climax. Cuando sucede algo brusco en The Wire, te impacta”.

En ese sentido, The Wire nunca busca dar las cosas masticadas al espectador. “Confían en su capacidad de entenderlo sin necesidad de recurrir continuamente a recursos para repetir y recordar la información”.

visto en: Kottke

Foto: El Blog de Rafael Narbona

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Nunca fue un éxito de audiencia en el sentido tradicional de la industria televisiva, pero The Wire va camino de ser una de las series más analizadas de la historia. Este reportaje de 40 minutos desentraña el estilo visual de la serie, una faceta menos apreciada por la crítica más preocupada por el diálogo, la trama y los personajes, pero que, según Erlend Lavik, autor de la pieza, merece más reconocimiento de la que recibe.

Desde el principio, David Simón buscaba un estilo que fuera lo más realista posible. “Él mismo dice que sus mayores influencias han sido autores de documentales realistas como Frederick Wiseman”, explica Lavik.

La austeridad visual empleada en la serie permite que los pocos trucos estilísticos usados por los autores de la serie tengan más impacto que en las producciones donde suceden cosas cada dos por tres. “Si todo se enfatiza en todo momento nada destaca. Acabas con el climax. Cuando sucede algo brusco en The Wire, te impacta”.

En ese sentido, The Wire nunca busca dar las cosas masticadas al espectador. “Confían en su capacidad de entenderlo sin necesidad de recurrir continuamente a recursos para repetir y recordar la información”.

visto en: Kottke

Foto: El Blog de Rafael Narbona

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Copper: mujeres en un mundo violento
El Gorrión Supremo y otros demagogos HBO
Los métodos creativos de Sheldon Cooper
Teatroxteléfono: obras de teatro por teléfono
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 19
  • Cuando ves la primera temporada de Tehe Wire y te paras a reflexionar, te das cuenta de que estás viéndola como si mirases a través de la ventana del barrio, allí in situ. Parece un documental no nua ficción. es la POLLA

  • The Wire antes que los Soprano sin dudarlo!! Después me quedo con A dos metros bajo tierra y Breaking Bad (mis series favoritas). 😀

  • Comentarios cerrados.