16 de marzo 2011    /   CIENCIA
por
 

La botella 100% renovable de Pepsi

16 de marzo 2011    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Había una vez en que las guerras entre Coca Cola y Pepsi giraban alrededor de quién hacía más ruido con sus campañas publicitarias. Pero los tiempos cambian y las prioridades también. Hoy, esta batalla se libra también en el campo de la sostenibilidad. En esta línea, Pepsi se ha apuntado un tanto con el lanzamiento de la primera botella compuesta 100% de plástico fabricado a base de plantas, libre de derivados de petróleo.
La botella que se empezará a utilizar a pequeña escala en 2012, está compuesta por materiales biodegradables como césped, corteza de pino y hoja de maíz. El objetivo de la compañía es llegar a utilizar desechos de su producción agrícola para fabricar estas botellas.
Quizá lo más destacable de la iniciativa es que el proceso utilizado por la compañía logra imitar la estructura molecular actual de las botellas de plástico sin tener que utilizar plástico creado a base del petróleo. “Esto significa que se podrá reciclar con el resto de botellas sin tener que pasar por un proceso separado”, explica Lucía Castro Díaz, doctorada en Ciencias Materiales por  la Universidad de Oxford y autora del blog Mundo Material.
Hasta ahora, Coca Cola había tomado la delantera en este campo. En 2009 presentaron una botella compuesta en un 30% por derivados de plantas y hoy ya tienen más de 2.500 millones de recipientes de este tipo en el mercado.
Sobre el proyecto de Pepsi, Scott Vitters, responsable de packaging sostenible de Coca Cola, ha declarado a Fast Company, que la compañía también está trabajando para hacer una botella 100% a base de plantas. “El problema no es hacerlo, sabemos que podemos hacerlo. El verdadero paso es hacer que sea sostenible en el mercado”.
La utilización del plástico es un tema que preocupa cada vez más a la ciudadanía. La aparición de documentales y noticias que denuncian la cantidad de plástico que se encuentra flotando en el mar están ayudando a generar una conciencia sin precedentes por este tipo de iniciativas. A esto hay que añadir la subida del precio del petróleo que está encareciendo el coste de lo procesos tradicionales de elaborar plástico, creados a base de derivados de combustibles fósiles.
Hablamos con Castro Díaz para saber su opinión sobre la nueva botella de Pepsi:
¿Qué te parece el anuncio de Pepsi? ¿Es tan bonito como lo pintan?
Me parece bien. Hay que verlo con un poco de perspectiva. Ahora mismo la industria química está cambiando muchísimo y está intentando dejar atrás el petróleo para apostar por materiales renovables. También hay que reconocer que no son los primeros, Coca Cola ya sacó una botella compuesta por un 30% de materiales renovables hace año y medio y a ya está presente en 8 mercados. La gran ventaja que tiene la botella de Pepsi es que además de ser 100% renovable, se podrá reciclar con el resto de botellas PET y no tendrá que tener un proceso separado. Otra gran ventaja es que Pepsi no está utilizando caña de azúcar, un material que compite con superficies para la producción de comida. El hecho que quieren utilizar desechos de su propia producción es muy positivo también desde el punto de vista medioambiental.
¿Qué está dificultando que esto sea implantado a gran escala? ¿Las compañías deberían compartir más conocimiento?
Hace diez años a la gente le daba igual estos problemas y pocas personas estaban dispuestas a pagar más por ello. Ahora es diferente, sólo el hecho de que Pepsi anuncie una cosa así a gran escala es una muestra de la importancia que esto ha adquirido. Pero el debate sigue abierto en la industria sobre la mejor forma de ser respetuosos con el medioambiente. La implantación de los bioplásticos ya es una realidad. Esta creciendo muchísimo. El plástico tradicional crece entre 1 y 2% al año. Los bioplásticos están creciendo entre el 20 y el 30%. Ahora están entrando los pesos pesados de la industria química en ello. Personalmente defiendo que lo mejor es utilizar el plástico lo menos posible sea cuál sea la tecnología. Iniciativas que promueven reutilizar botellas de cristal son las mejores. El reciclaje debe ser el último recurso.
¿En 10 años este tipo de botellas pasarán a ser mayoría?
Creo que en 10 años vamos a ver los bioplásticos entrando en aplicaciones durables. Se van a utilizar más en hacer ordenadores y móviles. Se seguirá utilizando plástico en cosas más técnicas. En los bioplásticos, habrá una tendencia hacia utilizar desechos que no están relacionados con la comida, que vengan de la basura de nuestra casa o los desechos de la agricultura. Si sigue subiendo el precio del petróleo, la implantación seguirá siendo más rápida.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Había una vez en que las guerras entre Coca Cola y Pepsi giraban alrededor de quién hacía más ruido con sus campañas publicitarias. Pero los tiempos cambian y las prioridades también. Hoy, esta batalla se libra también en el campo de la sostenibilidad. En esta línea, Pepsi se ha apuntado un tanto con el lanzamiento de la primera botella compuesta 100% de plástico fabricado a base de plantas, libre de derivados de petróleo.
La botella que se empezará a utilizar a pequeña escala en 2012, está compuesta por materiales biodegradables como césped, corteza de pino y hoja de maíz. El objetivo de la compañía es llegar a utilizar desechos de su producción agrícola para fabricar estas botellas.
Quizá lo más destacable de la iniciativa es que el proceso utilizado por la compañía logra imitar la estructura molecular actual de las botellas de plástico sin tener que utilizar plástico creado a base del petróleo. “Esto significa que se podrá reciclar con el resto de botellas sin tener que pasar por un proceso separado”, explica Lucía Castro Díaz, doctorada en Ciencias Materiales por  la Universidad de Oxford y autora del blog Mundo Material.
Hasta ahora, Coca Cola había tomado la delantera en este campo. En 2009 presentaron una botella compuesta en un 30% por derivados de plantas y hoy ya tienen más de 2.500 millones de recipientes de este tipo en el mercado.
Sobre el proyecto de Pepsi, Scott Vitters, responsable de packaging sostenible de Coca Cola, ha declarado a Fast Company, que la compañía también está trabajando para hacer una botella 100% a base de plantas. “El problema no es hacerlo, sabemos que podemos hacerlo. El verdadero paso es hacer que sea sostenible en el mercado”.
La utilización del plástico es un tema que preocupa cada vez más a la ciudadanía. La aparición de documentales y noticias que denuncian la cantidad de plástico que se encuentra flotando en el mar están ayudando a generar una conciencia sin precedentes por este tipo de iniciativas. A esto hay que añadir la subida del precio del petróleo que está encareciendo el coste de lo procesos tradicionales de elaborar plástico, creados a base de derivados de combustibles fósiles.
Hablamos con Castro Díaz para saber su opinión sobre la nueva botella de Pepsi:
¿Qué te parece el anuncio de Pepsi? ¿Es tan bonito como lo pintan?
Me parece bien. Hay que verlo con un poco de perspectiva. Ahora mismo la industria química está cambiando muchísimo y está intentando dejar atrás el petróleo para apostar por materiales renovables. También hay que reconocer que no son los primeros, Coca Cola ya sacó una botella compuesta por un 30% de materiales renovables hace año y medio y a ya está presente en 8 mercados. La gran ventaja que tiene la botella de Pepsi es que además de ser 100% renovable, se podrá reciclar con el resto de botellas PET y no tendrá que tener un proceso separado. Otra gran ventaja es que Pepsi no está utilizando caña de azúcar, un material que compite con superficies para la producción de comida. El hecho que quieren utilizar desechos de su propia producción es muy positivo también desde el punto de vista medioambiental.
¿Qué está dificultando que esto sea implantado a gran escala? ¿Las compañías deberían compartir más conocimiento?
Hace diez años a la gente le daba igual estos problemas y pocas personas estaban dispuestas a pagar más por ello. Ahora es diferente, sólo el hecho de que Pepsi anuncie una cosa así a gran escala es una muestra de la importancia que esto ha adquirido. Pero el debate sigue abierto en la industria sobre la mejor forma de ser respetuosos con el medioambiente. La implantación de los bioplásticos ya es una realidad. Esta creciendo muchísimo. El plástico tradicional crece entre 1 y 2% al año. Los bioplásticos están creciendo entre el 20 y el 30%. Ahora están entrando los pesos pesados de la industria química en ello. Personalmente defiendo que lo mejor es utilizar el plástico lo menos posible sea cuál sea la tecnología. Iniciativas que promueven reutilizar botellas de cristal son las mejores. El reciclaje debe ser el último recurso.
¿En 10 años este tipo de botellas pasarán a ser mayoría?
Creo que en 10 años vamos a ver los bioplásticos entrando en aplicaciones durables. Se van a utilizar más en hacer ordenadores y móviles. Se seguirá utilizando plástico en cosas más técnicas. En los bioplásticos, habrá una tendencia hacia utilizar desechos que no están relacionados con la comida, que vengan de la basura de nuestra casa o los desechos de la agricultura. Si sigue subiendo el precio del petróleo, la implantación seguirá siendo más rápida.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El insólito pirata que inspiró a Darwin
Los motivos que (no) se saben de los sueños
Si bebes en grupo, te sientes menos borracho de lo que estás
¿Pudo la vida aparecer antes que la Tierra?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies