3 de enero 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La botella DJ que recolecta sonidos y los remezcla

3 de enero 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Captura de pantalla 2013-01-03 a las 12.48.13
Jun Fujiwara echaba algo en falta en los reproductores de música convencionales. Por eso pensó en crear uno que, partiendo de las mismas fuentes, ofreciera cada día un repertorio distinto. Pero sobre todo, tenía que ser interactivo para permitir que “cada persona pudiese crear y disfrutar cada día de su propia música”.

Para eso, el propio reproductor debía de hacer también las veces de recolector de fuentes de sonido. Estas procederían de cualquier parte: un chasquido de dedos, el maullido de un gato, un grito, un estornudo, el sonido de las hojas secas al pisarlas… No hay límite. Solo los que marca la propia cotidianeidad del compositor.
El diseñador japonés ideó un sistema de grabación. También de reproducción, el cual es capaz de gestionar la base de datos de sonidos de forma automática y aleatoria para así poder crear distintas combinaciones a partir de las mismas fuentes.
Después, metió ambos en una botella para completar el aparato, al que llamó Re: Sound Bottle. Para la función Rec solo hay que descorchar el tapón. Lo mismo sirve para el Play, aunque a diferencia de los aparatos de música convencionales, no podemos elegir la melodía que queremos escuchar. Es la propia botella la que, con cada destape, escoge la pieza.

 
Visto en DesingTaxi
 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Captura de pantalla 2013-01-03 a las 12.48.13
Jun Fujiwara echaba algo en falta en los reproductores de música convencionales. Por eso pensó en crear uno que, partiendo de las mismas fuentes, ofreciera cada día un repertorio distinto. Pero sobre todo, tenía que ser interactivo para permitir que “cada persona pudiese crear y disfrutar cada día de su propia música”.

Para eso, el propio reproductor debía de hacer también las veces de recolector de fuentes de sonido. Estas procederían de cualquier parte: un chasquido de dedos, el maullido de un gato, un grito, un estornudo, el sonido de las hojas secas al pisarlas… No hay límite. Solo los que marca la propia cotidianeidad del compositor.
El diseñador japonés ideó un sistema de grabación. También de reproducción, el cual es capaz de gestionar la base de datos de sonidos de forma automática y aleatoria para así poder crear distintas combinaciones a partir de las mismas fuentes.
Después, metió ambos en una botella para completar el aparato, al que llamó Re: Sound Bottle. Para la función Rec solo hay que descorchar el tapón. Lo mismo sirve para el Play, aunque a diferencia de los aparatos de música convencionales, no podemos elegir la melodía que queremos escuchar. Es la propia botella la que, con cada destape, escoge la pieza.

 
Visto en DesingTaxi
 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una revista de fotografía que se resiste a desaparecer
Fotógrafos comprometidos hasta las cejas con sus fotos
Así de especial y diferente es La Guajira, la tierra de los indígenas Wayúu
Nuevos viñetistas para un humor gráfico en estado salvaje
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies