22 de mayo 2012    /   IDEAS
por
 

La cocina del No

22 de mayo 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Saber decir un ‘No’ a tiempo puede ahorrarnos un buen dineral en talleres y manuales de coaching, autoayuda o sobre cómo ser mejores padres… San Pedro se arrepintió de haberlo repetido hasta en tres ocasiones (aunque las circunstancias y los tiempos eran otros, claro). A los que no les importa gritar ‘No’ a los cuatro vientos y por triplicado es a Ismael Prados y Marcos Acosta.

Porque NoNoNo es el nombre del restaurante que acaban de inaugurar en el número 12 de Passatge Lluis Pellicer de Barcelona. “El concepto es de Luis Morillas. Recoge la idiosincrasia del restaurante en el que NO compramos a intermediarios (sino directamente al productor), NO freímos, NO compramos congelados (“los elaboramos nosotros mismos. Se trata de garantizar la durabilidad de los productos para que no pierdan cualidades organolépticas; combinado con la técnica de vacío, además, conseguimos conservaciones largas sin oxidación, pasteurizadas…), NO utilizamos microondas, NO tenemos stocks, NO tenemos una carta como tal (“nunca sabes qué te puedes encontrar”)… En definitiva, NO utilizamos muchas de las técnicas y productos de la cocina convencional”, comenta Acosta.

A cambio, NoNoNo ofrece multitud de ‘síes’. SÍ a conocer el origen y trazabilidad de los productos. SÍ a tener muy en cuenta el valor nutricional de los mismos. Sí a los vegetarianos. Sí a los celíacos. SÍ a cocinar las verduras y hortalizas de su propio huerto. O SÍ a la utilización de productos ecológicos y biodinámicos. Por poner un ejemplo, su carne de ternera proviene de reses de 9 meses de la raza Salers (natural de la Francia Atlántica) que se aclimatan perfectamente a los pastos de alta montaña (1.500 m) donde campan libres todo el verano, cerca de La Pobla de Segur , y cuenta con el certificado del CCPAE.

“Creemos firmemente en las teorías sobre biodinámica de Steiner. Estamos convencidos de que el hecho de enriquecer la tierra de forma natural, sin componentes artificiales, y ser usufructuario de ella, hace que esta te devuelva el favor en forma de productos de más calidad y con más sabor….”, comenta Ismael Prados, el chef del restaurante.

Y SÍ, también, al concepto bistró para referirse a él mismo: “Nos gusta por el componente de proximidad al cliente que implica”.

Aunque lejos de ceñirse a la etiqueta de bistró, o a la de ecológico, o a la de biodinámico, sus responsables prefieren definir a NoNoNo ante todo como “un restaurante divertido y con una oferta gastronómica de calidad”.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Saber decir un ‘No’ a tiempo puede ahorrarnos un buen dineral en talleres y manuales de coaching, autoayuda o sobre cómo ser mejores padres… San Pedro se arrepintió de haberlo repetido hasta en tres ocasiones (aunque las circunstancias y los tiempos eran otros, claro). A los que no les importa gritar ‘No’ a los cuatro vientos y por triplicado es a Ismael Prados y Marcos Acosta.

Porque NoNoNo es el nombre del restaurante que acaban de inaugurar en el número 12 de Passatge Lluis Pellicer de Barcelona. “El concepto es de Luis Morillas. Recoge la idiosincrasia del restaurante en el que NO compramos a intermediarios (sino directamente al productor), NO freímos, NO compramos congelados (“los elaboramos nosotros mismos. Se trata de garantizar la durabilidad de los productos para que no pierdan cualidades organolépticas; combinado con la técnica de vacío, además, conseguimos conservaciones largas sin oxidación, pasteurizadas…), NO utilizamos microondas, NO tenemos stocks, NO tenemos una carta como tal (“nunca sabes qué te puedes encontrar”)… En definitiva, NO utilizamos muchas de las técnicas y productos de la cocina convencional”, comenta Acosta.

A cambio, NoNoNo ofrece multitud de ‘síes’. SÍ a conocer el origen y trazabilidad de los productos. SÍ a tener muy en cuenta el valor nutricional de los mismos. Sí a los vegetarianos. Sí a los celíacos. SÍ a cocinar las verduras y hortalizas de su propio huerto. O SÍ a la utilización de productos ecológicos y biodinámicos. Por poner un ejemplo, su carne de ternera proviene de reses de 9 meses de la raza Salers (natural de la Francia Atlántica) que se aclimatan perfectamente a los pastos de alta montaña (1.500 m) donde campan libres todo el verano, cerca de La Pobla de Segur , y cuenta con el certificado del CCPAE.

“Creemos firmemente en las teorías sobre biodinámica de Steiner. Estamos convencidos de que el hecho de enriquecer la tierra de forma natural, sin componentes artificiales, y ser usufructuario de ella, hace que esta te devuelva el favor en forma de productos de más calidad y con más sabor….”, comenta Ismael Prados, el chef del restaurante.

Y SÍ, también, al concepto bistró para referirse a él mismo: “Nos gusta por el componente de proximidad al cliente que implica”.

Aunque lejos de ceñirse a la etiqueta de bistró, o a la de ecológico, o a la de biodinámico, sus responsables prefieren definir a NoNoNo ante todo como “un restaurante divertido y con una oferta gastronómica de calidad”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Juego de Poder: El 'Monopoly' de la corrupción política mexicana
Las lenguas se extinguen y no lo podemos parar (y eso no es malo, ni bueno)
Curso exprés para ser un ‘librepensador’ de andar por casa
Una vida interesante
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Yo he estado y os aseguro que no os comeréis una carne mejor en Barna.
    La decoración tiene mucha miga, que os lo expliquen y os sorprenderá de donde han sacado los muebles, las pinturas de las paredes y los collages.
    Un 10, me encanta, y el precio increible. Cervezas a 1 euro jajajajajaja, que vayan aprendiendo otros.

    • Si yo también he estado, lo recomiendo, comí boquerones “divinos”, y carne lacada “estaba de muerte”, los vinos tambén son ecológicos, el servicio muy bueno y la cocina un 10, recomiendo el restaurante, como es pequeño mejor reservar.

  • comes muy bien , el sitio es genial ,el precio por calidad es genial ya que la carne no la he co
    mido en ningun sitio y sabe ha manjar de nectar se deshace en la boca y tuve que repetir.
    seguro que volbbere por alli con mis amigos… ha y los postres a cual elegir son buenissssimos

  • ES SENCILLAMENTE DELICATESSEM. LO RECOMIENDO PARA ENAMORADOS Y PAREJAS
    QUE BUSQUEN EL GLAMOUR DEL BUEN COMER Y DE UN RINCON MUY MUY ESPECIAL

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad