fbpx
11 de julio 2012    /   DIGITAL
por
 

La consola abierta que ha recaudado 2 millones de dólares en Kickstarter

11 de julio 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Mucho cuidado con hacer caso a aquellas personas que pronostican la muerte de una tecnología. En este caso hablamos de la consola. Ese dispositivo que llevó los videojuegos a los salones de casa en todo el mundo en los años 80 hasta la actualidad. El principal responsable de la desaparición de los recreativos y que hoy compiten con los tablets, smartphones y redes sociales como plataforma de videojuegos. Competencia que ha llevado a algunos a vaticinar su futura desaparición.

Los creadores de Ouya, una nueva consola open source, siguen creyendo que tiene un largo futuro por delante. Forman parte de un generación que se ha criado jugándola. Para ellos estamos asistiendo a la muerte de un modelo de negocio en torno a las consolas no a la muerte de toda una forma y cultura de jugar.

(ACTUALIZACIÓN 18/07/2012: Ya van por más de 5 millones de dólares)

A juzgar por los primeros días del proyecto en Kickstarter, su idea no va mal encaminada. Han logrado recaudar más de 2 millones de dólares en financiación y todavía les queda 28 días para seguir generando dinero.

¿Qué es lo que ofrece Ouya a diferencia de Playstation o Xbox?

Principalmente propone una alternativa abierta a las consolas tradicionales. No son los primeros en hacerlo. Existen otras como Gp2x como señala Pocket Invaders. Pero ninguno ha logrado presentar una propuesta tan bien armada como Ouya (por lo menos en Kickstarter).

El principal problema identificado es la estructura actual para fomentar el desarrollo de juegos para la televisión. Los mejores talentos no solo han migrado a los smartphones, tabletas o redes sociales por cuestiones de modas. También han dejado atrás las consolas porque éstas nuevas plataformas son mucho más amigables a sus necesidades.

Conseguir que tu juego sea aceptado para la Playstation o Xbox es un proceso bastante complicado que cierra la puerta a muchos creadores de videojuegos independientes que encuentran menos dificultades para vender sus propuestas en Android o en iOS.

“Estamos dando las riendas a los desarrolladores con solo una condición: una parte del juego tiene que ser gratuita (…) Los desarrolladores tienen que ofrecer una demo gratuita con la opción de pasar a la versión de pago”, explican en su presentación en Kickstarter.

La primera facilidad es que la plataforma de Ouya utilizará Android, algo que la mayoría de profesionales del sector ya conocen. Cualquiera que quiera, podrá lanzar juegos sin necesidad de pasar por ningún intermediario. “Los desarrolladores se pueden despedir de las trabas para llevar un juego al mercado y la necesidad de comprar costosas licencias. Aquí triunfan las ideas (…) Está abierto para hackers que quieren modificar la consola y personalizarla”.

Segundo acierto: El diseño

Para el diseño de la consola y de la experiencia Ouya ha contado con Yves Behar. Uno de los diseñadores industriales más reconocidos que participó en proyectos como el portátil de cien dólares y la bolsa que no es una bolsa de Puma.

Tercer acierto: El precio

Los miembros de Kickstarter que han donado 95 dólares o más tendrán una consola. No queda claro si este será el precio final pero 100 dólares es un precio muy asequible si se mantiene así.

A Ouya le quedan 28 días en Kickstarter y cada vez que refrescas la página aumenta la recaudación. Una muestra clara de que sigue existiendo mucha demanda para las consolas aunque sea solo por la nostalgia de cientos de millones de personas que han crecido con ellas. “Admítelo, sabes que tus mejores recuerdos jugando a los videojuegos los pasastes en el salón de tu casa delante de la televisión».

 

Mucho cuidado con hacer caso a aquellas personas que pronostican la muerte de una tecnología. En este caso hablamos de la consola. Ese dispositivo que llevó los videojuegos a los salones de casa en todo el mundo en los años 80 hasta la actualidad. El principal responsable de la desaparición de los recreativos y que hoy compiten con los tablets, smartphones y redes sociales como plataforma de videojuegos. Competencia que ha llevado a algunos a vaticinar su futura desaparición.

Los creadores de Ouya, una nueva consola open source, siguen creyendo que tiene un largo futuro por delante. Forman parte de un generación que se ha criado jugándola. Para ellos estamos asistiendo a la muerte de un modelo de negocio en torno a las consolas no a la muerte de toda una forma y cultura de jugar.

(ACTUALIZACIÓN 18/07/2012: Ya van por más de 5 millones de dólares)

A juzgar por los primeros días del proyecto en Kickstarter, su idea no va mal encaminada. Han logrado recaudar más de 2 millones de dólares en financiación y todavía les queda 28 días para seguir generando dinero.

¿Qué es lo que ofrece Ouya a diferencia de Playstation o Xbox?

Principalmente propone una alternativa abierta a las consolas tradicionales. No son los primeros en hacerlo. Existen otras como Gp2x como señala Pocket Invaders. Pero ninguno ha logrado presentar una propuesta tan bien armada como Ouya (por lo menos en Kickstarter).

El principal problema identificado es la estructura actual para fomentar el desarrollo de juegos para la televisión. Los mejores talentos no solo han migrado a los smartphones, tabletas o redes sociales por cuestiones de modas. También han dejado atrás las consolas porque éstas nuevas plataformas son mucho más amigables a sus necesidades.

Conseguir que tu juego sea aceptado para la Playstation o Xbox es un proceso bastante complicado que cierra la puerta a muchos creadores de videojuegos independientes que encuentran menos dificultades para vender sus propuestas en Android o en iOS.

“Estamos dando las riendas a los desarrolladores con solo una condición: una parte del juego tiene que ser gratuita (…) Los desarrolladores tienen que ofrecer una demo gratuita con la opción de pasar a la versión de pago”, explican en su presentación en Kickstarter.

La primera facilidad es que la plataforma de Ouya utilizará Android, algo que la mayoría de profesionales del sector ya conocen. Cualquiera que quiera, podrá lanzar juegos sin necesidad de pasar por ningún intermediario. “Los desarrolladores se pueden despedir de las trabas para llevar un juego al mercado y la necesidad de comprar costosas licencias. Aquí triunfan las ideas (…) Está abierto para hackers que quieren modificar la consola y personalizarla”.

Segundo acierto: El diseño

Para el diseño de la consola y de la experiencia Ouya ha contado con Yves Behar. Uno de los diseñadores industriales más reconocidos que participó en proyectos como el portátil de cien dólares y la bolsa que no es una bolsa de Puma.

Tercer acierto: El precio

Los miembros de Kickstarter que han donado 95 dólares o más tendrán una consola. No queda claro si este será el precio final pero 100 dólares es un precio muy asequible si se mantiene así.

A Ouya le quedan 28 días en Kickstarter y cada vez que refrescas la página aumenta la recaudación. Una muestra clara de que sigue existiendo mucha demanda para las consolas aunque sea solo por la nostalgia de cientos de millones de personas que han crecido con ellas. “Admítelo, sabes que tus mejores recuerdos jugando a los videojuegos los pasastes en el salón de tu casa delante de la televisión».

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
De la Tele al Tweet: un alegato contra el feudalismo periodístico
#TuitCV: Un currículum en un tuit
Una contrarreloj para crear un videojuego indie
Solo tú sabes si debes trabajar en remoto
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *