fbpx
4 de agosto 2015    /   CINE/TV
por
 

La creatividad por David Lynch

4 de agosto 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Atrapa el pez dorado es un libro escrito por David Lynch en 2006 con el subtítulo de Meditación, conciencia y creatividad. Esta obra de fácil lectura no es un recetario de técnicas creativas, sino una recopilación de anécdotas y pequeñas reflexiones de Lynch sobre el arte y el cine. Por supuesto, sobre la meditación transcendental que practica desde 1973.

Atrapa el pez dorado puede ayudar a algunos a entrar en el universo de Lynch. Aquí haremos un repaso a lo que Lynch escribe sobre la creatividad.
Cuando prestas atención
Para Lynch «las ideas son como peces» y hay que estar atentos para atraparlas. En el libro cuenta cómo atrapó algunas brillantes. Por ejemplo, recuerda que durante el difícil y largo rodaje de Cabeza borradora dibujo un perrito:
«Parecía enfadado. Y empecé a mirarlo y a pensar en él y a preguntarme por qué estaría enfadado. Entonces dibujé una tira de cuatro viñetas en la que el perro no se movía».
En aquellos momentos, Lynch tenía cerca de treinta años y se consideraba un fracasado. Comenzó el rodaje de Cabeza borradora con una aportación de American Film Institute y para continuarla pidió dinero a amigos y familiares. Para pagar las facturas y mantener a su primera esposa e hijo repartía periódicos.

Lynch continúa:
«La causa del enfado era el entorno. El perro oye sonidos provenientes de la casa».lynch1
Lynch dibujó bocadillos de lo que se hablaba en la casa. La idea gustó a L. A. Weekly y Lynch dibujó las desventuras de The Angriest Dog in the World durante nueve años.
Lynch también recuerda cómo creó una de las escenas más perturbadora de Twin Peaks:

Lynch escribe:
«El ayudante de decoración Frank Silva movía muebles en la casa de Laura Palmer. Una mujer dijo: «Frank, no coloques el armario delante de la puerta. Te quedarás encerrado en la habitación». Y me vino a la mente la imagen de Frank en la habitación […] Grabamos a Frank quieto al pie de la cama».
Lynch reconoce que «no sabía que significaba». Más abajo escribe:
«Esa tarde grabamos la escena de la madre de Laura Palmer en el sofá. Ella veía algo en su mente y chillaba. «Corten, perfecto», grité. La actriz dijo: «No está bien, Frank se reflejaba en el espejo»».
El pequeño incidente de rodaje dio a Lynch la clave para colocar el plano de Frank que acabaría siendo el personaje llamado Bob. No es la primera vez que el director graba material inesperado siguiendo su intuición y lo encaja durante el rodaje o el montaje.
Descubrir cosas maravillosas
Lynch considera que unas ideas surgen por accidente y otras prestando atención a las cosas pequeñas. Gracias a poner atención a lo pequeño consigue perturbarnos con un plano tan simple como la cabeza de Barbie entre unos dedos:

No a las emociones negativas - Lynch
Lynch considera que para atrapar ideas el artista debe estar libre de emociones negativas. Para el director, la ira o la depresión son pinzas que atenazan la creatividad. La propuesta de Lynch enlaza con la paradoja del comediante formulada por Diderot. El autor francés considera que el artista no puede crear en medio del dolor sino una vez que lo ha superado o que lo observa con distancia.
Controlar el trabajo
La depresión o la ira perjudica también al deseo de trabajar. La época en la que Lynch rodó Cabeza Borradora fue la más oscura para el director. Durante los cinco años entre la primera y última toma, Lynch llegó a considerar que el tiempo se le escapaba de las manos y que el mundo corría deprisa a su alrededor. Sin embargo, nunca pensó en abandonar.
Una hora de buena pintura
Para Lynch es imposible dar forma a las ideas sin tiempo. Lo mismo vale para escribir una escena, el capítulo de una novela o completar una pintura. (Recordamos que John Cleese dice que la creatividad es «tiempo y más tiempo»). El perrito enfadado de Lynch es un ejemplo sencillo de la importancia de dedicar tiempo al desarrollo de las ideas.
Hacer lo que enamora
Lynch también nos recuerda que el artista debe abstenerse de pensar en las consecuencias de la obra. Toda obra causará admiración a unos y disgusto de otros. Pensar en las consecuencias puede ser paralizante.

Atrapa el pez dorado es un libro escrito por David Lynch en 2006 con el subtítulo de Meditación, conciencia y creatividad. Esta obra de fácil lectura no es un recetario de técnicas creativas, sino una recopilación de anécdotas y pequeñas reflexiones de Lynch sobre el arte y el cine. Por supuesto, sobre la meditación transcendental que practica desde 1973.

Atrapa el pez dorado puede ayudar a algunos a entrar en el universo de Lynch. Aquí haremos un repaso a lo que Lynch escribe sobre la creatividad.
Cuando prestas atención
Para Lynch «las ideas son como peces» y hay que estar atentos para atraparlas. En el libro cuenta cómo atrapó algunas brillantes. Por ejemplo, recuerda que durante el difícil y largo rodaje de Cabeza borradora dibujo un perrito:
«Parecía enfadado. Y empecé a mirarlo y a pensar en él y a preguntarme por qué estaría enfadado. Entonces dibujé una tira de cuatro viñetas en la que el perro no se movía».
En aquellos momentos, Lynch tenía cerca de treinta años y se consideraba un fracasado. Comenzó el rodaje de Cabeza borradora con una aportación de American Film Institute y para continuarla pidió dinero a amigos y familiares. Para pagar las facturas y mantener a su primera esposa e hijo repartía periódicos.

Lynch continúa:
«La causa del enfado era el entorno. El perro oye sonidos provenientes de la casa».lynch1
Lynch dibujó bocadillos de lo que se hablaba en la casa. La idea gustó a L. A. Weekly y Lynch dibujó las desventuras de The Angriest Dog in the World durante nueve años.
Lynch también recuerda cómo creó una de las escenas más perturbadora de Twin Peaks:

Lynch escribe:
«El ayudante de decoración Frank Silva movía muebles en la casa de Laura Palmer. Una mujer dijo: «Frank, no coloques el armario delante de la puerta. Te quedarás encerrado en la habitación». Y me vino a la mente la imagen de Frank en la habitación […] Grabamos a Frank quieto al pie de la cama».
Lynch reconoce que «no sabía que significaba». Más abajo escribe:
«Esa tarde grabamos la escena de la madre de Laura Palmer en el sofá. Ella veía algo en su mente y chillaba. «Corten, perfecto», grité. La actriz dijo: «No está bien, Frank se reflejaba en el espejo»».
El pequeño incidente de rodaje dio a Lynch la clave para colocar el plano de Frank que acabaría siendo el personaje llamado Bob. No es la primera vez que el director graba material inesperado siguiendo su intuición y lo encaja durante el rodaje o el montaje.
Descubrir cosas maravillosas
Lynch considera que unas ideas surgen por accidente y otras prestando atención a las cosas pequeñas. Gracias a poner atención a lo pequeño consigue perturbarnos con un plano tan simple como la cabeza de Barbie entre unos dedos:

No a las emociones negativas - Lynch
Lynch considera que para atrapar ideas el artista debe estar libre de emociones negativas. Para el director, la ira o la depresión son pinzas que atenazan la creatividad. La propuesta de Lynch enlaza con la paradoja del comediante formulada por Diderot. El autor francés considera que el artista no puede crear en medio del dolor sino una vez que lo ha superado o que lo observa con distancia.
Controlar el trabajo
La depresión o la ira perjudica también al deseo de trabajar. La época en la que Lynch rodó Cabeza Borradora fue la más oscura para el director. Durante los cinco años entre la primera y última toma, Lynch llegó a considerar que el tiempo se le escapaba de las manos y que el mundo corría deprisa a su alrededor. Sin embargo, nunca pensó en abandonar.
Una hora de buena pintura
Para Lynch es imposible dar forma a las ideas sin tiempo. Lo mismo vale para escribir una escena, el capítulo de una novela o completar una pintura. (Recordamos que John Cleese dice que la creatividad es «tiempo y más tiempo»). El perrito enfadado de Lynch es un ejemplo sencillo de la importancia de dedicar tiempo al desarrollo de las ideas.
Hacer lo que enamora
Lynch también nos recuerda que el artista debe abstenerse de pensar en las consecuencias de la obra. Toda obra causará admiración a unos y disgusto de otros. Pensar en las consecuencias puede ser paralizante.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El homenaje al silencio de Red Bull
Cuéntamelo bonito
Los creadores de Angry Birds, en busca de los nuevos 'Juegos del hambre'
Si te gusta el porno, no te quedes a medias
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Ondea el toldo por la brisa y tengo todo el atardecer por delante. Tu estás ahí, no te he dicho que estoy feliz pero sé que lo sientes. Mis ojos se pierden en el rojizo del horizonte.

  • http://lifepustyniabledowska.eu/samochody/bezpieczenstwo-a-dzieci
    Buying a used or new car could be a tough procedure unless you know what you are performing. By educating yourself about auto store shopping before you go to the car dealership, you can make points easier for yourself. The following advice might help the next store shopping vacation be more enjoyable.
    Generally bring a mechanic coupled when buying a whole new motor vehicle. Automobile dealers are notorious for offering lemons and you do not need to be their up coming target. Provided you can not get a auto mechanic to check out autos along, at least ensure that you have him evaluate your ultimate option before you purchase it.
    Know your boundaries. Prior to starting purchasing for your forthcoming vehicle or van, determine how much you can manage to shell out, and stay with it. Don’t overlook to feature curiosity about your estimations. You can expect to pay out around 20 percent as a down payment at the same time, so be well prepared.
    Well before seeing a dealer, know which kind of vehicle you need. Analysis most of you alternatives ahead of buying so you can figure out what works best for your finances and loved ones needs. Shop around to learn simply how much you must be paying for the prospective auto.
    Before you sign any contract make time to read through every line, including the fine print. If you find anything at all outlined you do not recognize, usually do not signal till you get an response that you just comprehend. Unsavory salesmen can make use of a contract to place several charges that have been not talked about.
    When you retain the preceding suggestions in your mind when that you just go looking for a vehicle, you will certainly be more prone to get a full offer. Investing in a auto lacks as a frustration. Simply use the information using this post and you can receive the vehicle you need at the good price.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *