8 de junio 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La cruzada contra la fealdad de Marco Latendencci

8 de junio 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Una cruzada contra el mal gusto. Marco Latendencci está obsesionado con la fealdad. Porque hay mucha. Y, a veces, es muy, muy profunda. El estilista está en estas pero, para cumplir su misión, primero tiene que darse a conocer. No sabía cómo. Las listas de resultados de búsquedas de estilismo en Internet despliegan páginas y páginas. ¿Qué podía hacer para estar en un buen puesto? ¿Un blog?
Claudio Salvador, el estilista que hay detrás de Marco Latendencci, estaba perdido. Llegó a Molaría, cuando aún era solo Claudio, y dijo que tenía claro su objetivo de erradicar el mal gusto pero no sabía cómo contarlo.
Un blog, como proponía, no era suficiente. El personaje y su afán tenían recorrido de sobra como para crear una marca sólida y atractiva.
“Nos pidió un blog que, en principio debía llamarse como él, y nos dio total libertad para el diseño. Podíamos hacerle un logo también, si queríamos, para la cabecera. Googleamos ‘estilistas españa’, dispuestos a pasar un rato gris y no nos llevamos ninguna sorpresa”, cuenta María Rufilanchas, directora creativa de Molaría. “Para sorpresas, la que se llevó él cuando empezamos a presentarle Marco Latendencci. Y la nuestra al ver su emoción, que iba creciendo con cada pieza”.





Una cruzada contra el mal gusto. Marco Latendencci está obsesionado con la fealdad. Porque hay mucha. Y, a veces, es muy, muy profunda. El estilista está en estas pero, para cumplir su misión, primero tiene que darse a conocer. No sabía cómo. Las listas de resultados de búsquedas de estilismo en Internet despliegan páginas y páginas. ¿Qué podía hacer para estar en un buen puesto? ¿Un blog?
Claudio Salvador, el estilista que hay detrás de Marco Latendencci, estaba perdido. Llegó a Molaría, cuando aún era solo Claudio, y dijo que tenía claro su objetivo de erradicar el mal gusto pero no sabía cómo contarlo.
Un blog, como proponía, no era suficiente. El personaje y su afán tenían recorrido de sobra como para crear una marca sólida y atractiva.
“Nos pidió un blog que, en principio debía llamarse como él, y nos dio total libertad para el diseño. Podíamos hacerle un logo también, si queríamos, para la cabecera. Googleamos ‘estilistas españa’, dispuestos a pasar un rato gris y no nos llevamos ninguna sorpresa”, cuenta María Rufilanchas, directora creativa de Molaría. “Para sorpresas, la que se llevó él cuando empezamos a presentarle Marco Latendencci. Y la nuestra al ver su emoción, que iba creciendo con cada pieza”.




Compártelo twitter facebook whatsapp
Los alquimistas de Android
Si vistes vintage, ¿eres un cobarde?
Sensible Software: vida y milagros del videojuego ‘brit’
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • ¿Y dónde está escrito que el buen gusto radique en el empleo de un lenguaje italiano de ligón romano en Salou?

  • Grandes frases (pero en una jerga de ligón italiano en playa española, y eso es de mal gusto, como el ligón italiano 😉

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad