BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
Publicado: 21 de octubre 2015 07:00  /   BRANDED CONTENT
 

La Destilería de Start Ups

Publicado: 21 de octubre 2015 07:00  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp

Es una destilería y pertenece a Ron Ritual, pero en su interior no se fabrican brebajes sino ideas. La marca de espirituosos ha dado una vuelta de tuerca al concepto de destilería (“fábrica que filtra una materia prima para obtener productos de mayor valor agregado”) y la ha aplicado al mundo del emprendimiento. Así ha nacido la Destilería de Start Ups, un proyecto que empezó a dar sus primeros pasos hace año y medio y que ahora se hace tangible con la apertura de una sede física en el corazón de Madrid.
“Nos dimos cuenta de que más que financiar a los jóvenes emprendedores, lo que necesitábamos era hacer una escuela donde se pudiera llevar a cabo un proceso de mentoring” comenta Alejandro de León, “convertir una ayuda aislada que ya existía en un proceso integral”. De León es uno de los tutores que han convertido en realidad las ideas de jóvenes emprendedores en el marco de la Destilería de Start Ups. El año pasado lo hizo con Wobybi, una empresa de bicicletas personalizadas que ya ha empezado a rodar. “Era una empresa que podía ingresar más de lo que iba a gastar” asegura de León, explicando una máxima que no por sencilla es fácil de cumplir.
En el caso de Wobybi además tenía un añadido social: fomentar el transporte ecológico y la vida activa. Y ahí es donde llegamos al corazón de La Destilería de Start Ups, a su razón misma de ser. Ritual no solo quiere emprendedores, quiere que su emprendimiento tenga efectos positivos.
En medio de la fiebre del emprendimiento encontrar una buena idea es complicado, imagina tener que sumarle un factor social. Sin embargo esta tendencia tiene cada vez más arraigo en las sociedades avanzadas. Un híbrido entre la empresa y la ONG, entre lo viable y lo utópico, que sorprendentemente funciona. Conceptos como la responsabilidad empresarial han calado en el consumidor, que se guía cada día más por la moral y menos por la publicidad.
Este fenómeno, aplicable a la sociedad en general, es especialmente acusado en la gente jóven, esa generación que se ha venido a llamar millenial. “Nunca ha habido una generación más altruista, más comprometida, que dé más importancia a las marcas responsables” resume de León. Teniendo en cuenta que Ron Ritual encuentra en el público joven su mayor valedor, la apuesta estaba clara. “Habría sido más fácil invertir en publicidad”, comenta de León, “pero queríamos revertir lo que nos está dando nuestro público e invertir ese dinero en ideas, en personas”. Y es que lo más importante en esta escuela, según de León, no es la idea sino la persona detrás de ella. Algo que resume con una historia por todos conocida. “Facebook era una red social, redes sociales había y hay muchas, la clave aquí es Mark Zuckerberg”.
De León se despide entre urgente y apenado. Da la impresión de que podría hablar de emprendimiento social durante horas, pero ha llegado el momento de dejar la teoría y pasar a la acción. En pocos días (el 25 de octubre se cierra el plazo) habrá una nueva hornada de jóvenes emprendedores dispuestos a comerse el mundo. Y a mejorarlo de paso.
Así que ya sabes, Ritual busca emprendedores con impacto positivo. Si quieres subir tu proyecto, haz clic aquí.

Es una destilería y pertenece a Ron Ritual, pero en su interior no se fabrican brebajes sino ideas. La marca de espirituosos ha dado una vuelta de tuerca al concepto de destilería (“fábrica que filtra una materia prima para obtener productos de mayor valor agregado”) y la ha aplicado al mundo del emprendimiento. Así ha nacido la Destilería de Start Ups, un proyecto que empezó a dar sus primeros pasos hace año y medio y que ahora se hace tangible con la apertura de una sede física en el corazón de Madrid.
“Nos dimos cuenta de que más que financiar a los jóvenes emprendedores, lo que necesitábamos era hacer una escuela donde se pudiera llevar a cabo un proceso de mentoring” comenta Alejandro de León, “convertir una ayuda aislada que ya existía en un proceso integral”. De León es uno de los tutores que han convertido en realidad las ideas de jóvenes emprendedores en el marco de la Destilería de Start Ups. El año pasado lo hizo con Wobybi, una empresa de bicicletas personalizadas que ya ha empezado a rodar. “Era una empresa que podía ingresar más de lo que iba a gastar” asegura de León, explicando una máxima que no por sencilla es fácil de cumplir.
En el caso de Wobybi además tenía un añadido social: fomentar el transporte ecológico y la vida activa. Y ahí es donde llegamos al corazón de La Destilería de Start Ups, a su razón misma de ser. Ritual no solo quiere emprendedores, quiere que su emprendimiento tenga efectos positivos.
En medio de la fiebre del emprendimiento encontrar una buena idea es complicado, imagina tener que sumarle un factor social. Sin embargo esta tendencia tiene cada vez más arraigo en las sociedades avanzadas. Un híbrido entre la empresa y la ONG, entre lo viable y lo utópico, que sorprendentemente funciona. Conceptos como la responsabilidad empresarial han calado en el consumidor, que se guía cada día más por la moral y menos por la publicidad.
Este fenómeno, aplicable a la sociedad en general, es especialmente acusado en la gente jóven, esa generación que se ha venido a llamar millenial. “Nunca ha habido una generación más altruista, más comprometida, que dé más importancia a las marcas responsables” resume de León. Teniendo en cuenta que Ron Ritual encuentra en el público joven su mayor valedor, la apuesta estaba clara. “Habría sido más fácil invertir en publicidad”, comenta de León, “pero queríamos revertir lo que nos está dando nuestro público e invertir ese dinero en ideas, en personas”. Y es que lo más importante en esta escuela, según de León, no es la idea sino la persona detrás de ella. Algo que resume con una historia por todos conocida. “Facebook era una red social, redes sociales había y hay muchas, la clave aquí es Mark Zuckerberg”.
De León se despide entre urgente y apenado. Da la impresión de que podría hablar de emprendimiento social durante horas, pero ha llegado el momento de dejar la teoría y pasar a la acción. En pocos días (el 25 de octubre se cierra el plazo) habrá una nueva hornada de jóvenes emprendedores dispuestos a comerse el mundo. Y a mejorarlo de paso.
Así que ya sabes, Ritual busca emprendedores con impacto positivo. Si quieres subir tu proyecto, haz clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El universo de juguetes mexicanos
One Hello World, el site que pone banda sonora a los pensamientos
El diseñador que imagina la Ciudad de Guatemala en letras
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • La vedad encontré vuestro post buscando otra cosa. Pero no me resistí a leerlo y no me resisto a comentar.
    Completamente de acuerdo con lo que expresa de compromiso con lo social en el emprendimiento. La empresa hoy en día debe de tener un componente de compromiso con la sociedad, y además no debe de ser una pose en a marca sino está inscrita en su ADN.
    Gran post, saludos amigos.

  • Comentarios cerrados.