25 de agosto 2010    /   BUSINESS
por
 

La discreta reconquista agrícola de los huertos urbanos

25 de agosto 2010    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

1

Hubo un tiempo en que lo urbano apisonó lo rural. Y un momento en que alguien se dio cuenta y reaccionó. Fue en EEUU, fue en Japón y fue en otros muchos lugares del mundo. Hace apenas unos años algunas ciudades, como Tokio y Madrid, están intentando hacer compatibles la agricultura, a un lado, y el asfalto, a otro.

Lo están haciendo empresas y lo están haciendo ciudades. Los huertos empiezan a entrar en las oficinas y en los espacios urbanos. ¿Datos concretos? En Japón hay números. Los terrenos destinados a la agricultura se han triplicado en los últimos 15 años y, en 2008, se contabilizaron 3.382 nuevos huertos junto a ciudades, según Japan Trends.

El 70% de esos terrenos para el cultivo son de 50 metros cuadrados y el alquiler para su uso cuesta 5.000 yenes (unos 58 dólares) al año. La mayor parte de los arrendatarios son jubilados y personas de mediana edad que quieren cultivar frutas, verduras y plantas con la intención de relajarse y desconectar de sus rutinas laborales.

2

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

1

Hubo un tiempo en que lo urbano apisonó lo rural. Y un momento en que alguien se dio cuenta y reaccionó. Fue en EEUU, fue en Japón y fue en otros muchos lugares del mundo. Hace apenas unos años algunas ciudades, como Tokio y Madrid, están intentando hacer compatibles la agricultura, a un lado, y el asfalto, a otro.

Lo están haciendo empresas y lo están haciendo ciudades. Los huertos empiezan a entrar en las oficinas y en los espacios urbanos. ¿Datos concretos? En Japón hay números. Los terrenos destinados a la agricultura se han triplicado en los últimos 15 años y, en 2008, se contabilizaron 3.382 nuevos huertos junto a ciudades, según Japan Trends.

El 70% de esos terrenos para el cultivo son de 50 metros cuadrados y el alquiler para su uso cuesta 5.000 yenes (unos 58 dólares) al año. La mayor parte de los arrendatarios son jubilados y personas de mediana edad que quieren cultivar frutas, verduras y plantas con la intención de relajarse y desconectar de sus rutinas laborales.

2

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Es el transporte personalizado el futuro de la movilidad?
¿Por qué lloramos por un niño cuando están muriendo mil?
Así se prepara Japón, el maestro de la organización, para los Juegos Olímpicos de 2020
La arriesgada idea de enseñar espíritu emprendedor en el colegio
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • Pingback: Anónimo
  • pues no se como será por Madrid, pero en BCN hay ya varias iniciativas parecidas, pero sobretodo es loable y ejemplar el caso del “forat de la vergonya” como la lucha vecinal de un barrio deprimido contra la especulación consiguió tener un huerto y zona verde en el corazón de la ciudad vieja!

    saludos

  • Muy bueno, Mar! En Madrid, también es muy interesante el trabajo de difusión de Intermediae, una institución del ayuntamiento con sede en Matadero. No sólo tienen un jardín urbano en el exterior del edificio, sino toda una línea de investigación sobre permacultura y han puesto en marcha actividades muy participativas cono Acción Fruta Urbana con el colectivo de L.A. Fallen Fruit y las jornadas Semillando.

    • Hey Belén!

      Muchas gracias por toda la información. Lo mejor de este post son vuestras aportaciones. Les seguiré la pista a ver si hacemos de Madrid un lugar más habitable.

      Un abrazo!

      : )

  • Me gustaría que en Vigo, una ciudad invadida por la especulación urbanística y la contaminación acústica, exisitiese una iniciativa como esta. Mi amiga María y yo en nuestras terrazas vamos a cultivar un huerto urbano.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad