fbpx
14 de enero 2012    /   BUSINESS
por
 

La eficiencia energética, el nuevo mantra de la industria automovilística

14 de enero 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los fabricantes de coche estadounidenses sacan pecho después de los años oscuros de la crisis financiera cuando se asomaron al abismo de la bancarrota. Y vaya si se hicieron notar en el Salón del Automóvil de Detroit de este año. Ford alquiló un estadio para presentar el Ford Fusion, Nissan volvió después de unos años de ausencia y todas las grandes marcas desplegaron stands gigantescos.

La cara de Alan Mulally, CEO de Ford, lo decía todo en un encuentro que realizó con algunos blogs, entre ellos Yorokobu. “Estamos exultantes. Cuando entré en la compañía teníamos más de 96 distintas marcas y submarcas. No había forma de hacer un buen trabajo de esa forma, así que empezamos una unificación mundial de todo. Queda mucho por hacer pero hemos dejado atrás los oscuros días de la crisis”.

MPG, MPG, MPG

Una de las palabras que más se han escuchado en el salón del automóvil es MPG (miles per galón), término que se utiliza para representar la distancia recorrida en millas por cada galón de gasolina consumido por el vehículo. Todos los fabricantes sin excepciones hicieron hincapié en la eficiencia de sus vehículos en este aspecto.

Volkswagen presentó un Beetle eléctrico que sigue en fase de concepto. Ford lanzó el Ford Fusion, que está disponible en 5 configuraciones, entre ellas eléctrico y híbrido. El lujo también se apunta al carro con híbridos de Porsche, Mercedes y BMW. En la época de la gasolina barata, los americanos apenas se preocupaban por ello. Todo esto ha cambiado y cada vez cuenta más este factor a la hora de la compra.

Los start-ups están acelerando los cambios en la industria

Tesla Motors sigue revolucionando el concepto del coche eléctrico.

Coda es una compañía de Los Ángeles que sacará un modelo de coche familiar asequible y completamente eléctrico en febrero. “Con 4 horas de carga en un enchufe normal, podrás conducir 160 kilómetros”, según Allie Mayer, responsable de PR de Coda.

VIA modifica camionetas y las convierte en coches híbridos que combinan electricidad con gasolina capaces de ahorrar un 85% de combustible. Su tecnología añade un sobrecoste de 30.000 dólares a los coches pero Jeff Esfeld, responsable de ventas, insiste en que la inversión se recupera con creces. “Piensa en todas esas compañías y distribuidores en ciudades que utilizan camionetas para el día a día. Los vehículos cada vez se mantienen durante más tiempo. Las modificaciones que hacemos permiten alcanzar 800 kilómetros por cada galón de gasolina. Estamos hablando de enormes ahorros de dinero y energía. En concreto, alrededor de 500 dólares al mes”. Esfeld dice que, con el tiempo, el precio irá bajando a medida que la tecnología se haga más barata. “Mira las pantallas de plasma. Hace unos años valían miles de dólares. Hoy consigues una por 700 dólares”.

 

Más colaboración

El sector del automóvil no es muy dado a compartir pero esto podría estar cambiando. Ford anunció que abrirá un laboratorio en Silicon Valley para estar más cerca de compañías como Google, Apple, Microsoft y la universidad de Stanford. “En estos tiempos, o colaboras o estas muerto”, dijo Mulally.

Las compañías eléctricas se convierten en las nuevas petroleras

La creciente influencia de los coches eléctricos está cambiando las reglas del juego. Las petroleras ya no son las únicas que tienen un contacto estrecho con las marcas de automóviles. “Se va a generar más demanda sobre las redes eléctricas y se necesitan planes de contingencia para hacer frente a ello”, explicó Esfeld.

Los estadounidenses han perdido el miedo a los coches pequeños

No dominaron el salón pero si había una presencia nada desdeñable de coches pequeños. El FIAT 500, el Smart y Mini tenían su propio espacio.

“Hace unos años la prensa decía que nadie compraría coches pequeños en EEUU pero Mini cambió todo”, explica Patrick Mckenna, director de estrategia de Mini USA.

El éxito ha sido tal, según Mckenna, que EEUU ahora es el mercado número 1. “2011 fue nuestro mejor año. Vendimos 57.511 coches un aumento del 26%”.

El mejor aliado de estos coches ha sido la subida de precio del petróleo. “Cada vez que sube, la gente cambia sus hábitos de la noche a la mañana. Está demostrado que migran a coches más pequeños y si baja el precio vuelven a coches más grandes”.

Los Smart empiezan a cuajar aunque siguen siendo muy minoritarios. “Car 2 Go está utilizando smarts en San Diego y Austin Tejas para su servicio de compartir coches”, según Terry C. Wei, responsable de comunicación en Smart.

En una cultura tan arraigada como la estadounidense nada ha sido tan efectivo para introducir el concepto de la sostenibilidad como la subida del precio de la gasolina. Muchos ya se han despedido de la época del petróleo barato conscientes de que nunca volverá.

Disclosure: Ford corrió con los gastos del viaje a Detroit.

Los fabricantes de coche estadounidenses sacan pecho después de los años oscuros de la crisis financiera cuando se asomaron al abismo de la bancarrota. Y vaya si se hicieron notar en el Salón del Automóvil de Detroit de este año. Ford alquiló un estadio para presentar el Ford Fusion, Nissan volvió después de unos años de ausencia y todas las grandes marcas desplegaron stands gigantescos.

La cara de Alan Mulally, CEO de Ford, lo decía todo en un encuentro que realizó con algunos blogs, entre ellos Yorokobu. “Estamos exultantes. Cuando entré en la compañía teníamos más de 96 distintas marcas y submarcas. No había forma de hacer un buen trabajo de esa forma, así que empezamos una unificación mundial de todo. Queda mucho por hacer pero hemos dejado atrás los oscuros días de la crisis”.

MPG, MPG, MPG

Una de las palabras que más se han escuchado en el salón del automóvil es MPG (miles per galón), término que se utiliza para representar la distancia recorrida en millas por cada galón de gasolina consumido por el vehículo. Todos los fabricantes sin excepciones hicieron hincapié en la eficiencia de sus vehículos en este aspecto.

Volkswagen presentó un Beetle eléctrico que sigue en fase de concepto. Ford lanzó el Ford Fusion, que está disponible en 5 configuraciones, entre ellas eléctrico y híbrido. El lujo también se apunta al carro con híbridos de Porsche, Mercedes y BMW. En la época de la gasolina barata, los americanos apenas se preocupaban por ello. Todo esto ha cambiado y cada vez cuenta más este factor a la hora de la compra.

Los start-ups están acelerando los cambios en la industria

Tesla Motors sigue revolucionando el concepto del coche eléctrico.

Coda es una compañía de Los Ángeles que sacará un modelo de coche familiar asequible y completamente eléctrico en febrero. “Con 4 horas de carga en un enchufe normal, podrás conducir 160 kilómetros”, según Allie Mayer, responsable de PR de Coda.

VIA modifica camionetas y las convierte en coches híbridos que combinan electricidad con gasolina capaces de ahorrar un 85% de combustible. Su tecnología añade un sobrecoste de 30.000 dólares a los coches pero Jeff Esfeld, responsable de ventas, insiste en que la inversión se recupera con creces. “Piensa en todas esas compañías y distribuidores en ciudades que utilizan camionetas para el día a día. Los vehículos cada vez se mantienen durante más tiempo. Las modificaciones que hacemos permiten alcanzar 800 kilómetros por cada galón de gasolina. Estamos hablando de enormes ahorros de dinero y energía. En concreto, alrededor de 500 dólares al mes”. Esfeld dice que, con el tiempo, el precio irá bajando a medida que la tecnología se haga más barata. “Mira las pantallas de plasma. Hace unos años valían miles de dólares. Hoy consigues una por 700 dólares”.

 

Más colaboración

El sector del automóvil no es muy dado a compartir pero esto podría estar cambiando. Ford anunció que abrirá un laboratorio en Silicon Valley para estar más cerca de compañías como Google, Apple, Microsoft y la universidad de Stanford. “En estos tiempos, o colaboras o estas muerto”, dijo Mulally.

Las compañías eléctricas se convierten en las nuevas petroleras

La creciente influencia de los coches eléctricos está cambiando las reglas del juego. Las petroleras ya no son las únicas que tienen un contacto estrecho con las marcas de automóviles. “Se va a generar más demanda sobre las redes eléctricas y se necesitan planes de contingencia para hacer frente a ello”, explicó Esfeld.

Los estadounidenses han perdido el miedo a los coches pequeños

No dominaron el salón pero si había una presencia nada desdeñable de coches pequeños. El FIAT 500, el Smart y Mini tenían su propio espacio.

“Hace unos años la prensa decía que nadie compraría coches pequeños en EEUU pero Mini cambió todo”, explica Patrick Mckenna, director de estrategia de Mini USA.

El éxito ha sido tal, según Mckenna, que EEUU ahora es el mercado número 1. “2011 fue nuestro mejor año. Vendimos 57.511 coches un aumento del 26%”.

El mejor aliado de estos coches ha sido la subida de precio del petróleo. “Cada vez que sube, la gente cambia sus hábitos de la noche a la mañana. Está demostrado que migran a coches más pequeños y si baja el precio vuelven a coches más grandes”.

Los Smart empiezan a cuajar aunque siguen siendo muy minoritarios. “Car 2 Go está utilizando smarts en San Diego y Austin Tejas para su servicio de compartir coches”, según Terry C. Wei, responsable de comunicación en Smart.

En una cultura tan arraigada como la estadounidense nada ha sido tan efectivo para introducir el concepto de la sostenibilidad como la subida del precio de la gasolina. Muchos ya se han despedido de la época del petróleo barato conscientes de que nunca volverá.

Disclosure: Ford corrió con los gastos del viaje a Detroit.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El frigorífico que solo se abre con una sonrisa
Mi hotel está salado
Burle Marx, el poeta de las plantas
Chiles Hermanos: la hermandad del picor
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • Marcus, perdona la broma, ya lo contesto yo 😉
    1 Galon= 3,78541178 Litros
    El coche que hace los 800 Km con un Galon consume 0,4731764725 Litros a los 100Km. La verdad es que es bastante poco, ridículo más bien…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *