4 de septiembre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

La elegancia dibujada de Íker Ayestarán

4 de septiembre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Viendo las ilustraciones de Iker Ayestarán uno parece haber viajado en el tiempo. Como si de pronto estuvieras en en los 60 paseando por Madison Avenue leyendo The New Yorker. Cuando ir con sombrero no era cosa de hipsters sino de tipos elegantes de verdad. Pero es que el estilo no pasa de moda.

Ayestarán estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de San Sebastián y luego hizo fotografía. Pero a la hora de ilustrar, se considera autodidacta. Dice que tiene una lista interminable de artistas que le han influenciado, pero destaca a Steinberg, Bass, Miroslav Sasek, Alice y Martin Provensen, Olle Eksell, Julián Santamaría, Manolo Prieto, Jon Klassen o Fermín Garbayo. Todos autores de ilustraciones con las que nos hemos topado alguna vez, todos con un gusto exquisito. Eso además del cine, la gráfica, la fotografía, el cartelismo polaco y el moderno francés.

El trabajo de Iker es sobre todo para prensa y revistas, nacionales e internacionales. Normalmente empieza garabateando en los mismos artículos impresos que le mandan para ilustrar. Si la entrega es para un medio internacional, trabaja más el boceto a lápiz para continuar vectorizándolo y coloreando en el ordenador.

En un futuro más o menos cercano, pretende reunir sus dibujos manuales no publicados en un libro y realizar otra recopilación, con los publicados en editoriales. También, quiere seguir trabajando sus esculturas, dos de las cuales fueron recientemente seleccionadas por El Grupo Cortefiel para decorar sus escaparates. Además, no le importaría volver a animar alguno de sus trabajos como ya lo hizo para el programa de cocina de Arguiñano. Todo con elegancia y mucho fundamento.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Viendo las ilustraciones de Iker Ayestarán uno parece haber viajado en el tiempo. Como si de pronto estuvieras en en los 60 paseando por Madison Avenue leyendo The New Yorker. Cuando ir con sombrero no era cosa de hipsters sino de tipos elegantes de verdad. Pero es que el estilo no pasa de moda.

Ayestarán estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de San Sebastián y luego hizo fotografía. Pero a la hora de ilustrar, se considera autodidacta. Dice que tiene una lista interminable de artistas que le han influenciado, pero destaca a Steinberg, Bass, Miroslav Sasek, Alice y Martin Provensen, Olle Eksell, Julián Santamaría, Manolo Prieto, Jon Klassen o Fermín Garbayo. Todos autores de ilustraciones con las que nos hemos topado alguna vez, todos con un gusto exquisito. Eso además del cine, la gráfica, la fotografía, el cartelismo polaco y el moderno francés.

El trabajo de Iker es sobre todo para prensa y revistas, nacionales e internacionales. Normalmente empieza garabateando en los mismos artículos impresos que le mandan para ilustrar. Si la entrega es para un medio internacional, trabaja más el boceto a lápiz para continuar vectorizándolo y coloreando en el ordenador.

En un futuro más o menos cercano, pretende reunir sus dibujos manuales no publicados en un libro y realizar otra recopilación, con los publicados en editoriales. También, quiere seguir trabajando sus esculturas, dos de las cuales fueron recientemente seleccionadas por El Grupo Cortefiel para decorar sus escaparates. Además, no le importaría volver a animar alguno de sus trabajos como ya lo hizo para el programa de cocina de Arguiñano. Todo con elegancia y mucho fundamento.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Acero japonés y diseño británico para forjar un cuchillo
La pintora que huye del instante
El holandés que se propuso levantar una montaña en su país
El cartelista de cine que encargó el Guernica
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies