11 de marzo 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El cartelismo rockero del DF

11 de marzo 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El dueño del multiforo cultural Alicia nunca ha hecho un estudio de marketing para analizar el impacto de los carteles de sus conciertos.  Tampoco los imprime en un gran papel, es el clásico papel revolución, el que se pega en las fachadas de la calle. Si algo importa aquí es la historia de cada diseñador con la música: Benjamín Estrada se encarga de los pósters de bandas hardcore y punk, Chema Skndl! hace los de ska, y Jorge Alderete, alias doctor Alderete, dibuja de surf rock y rockabilly. “Cada diseñador pertenece a una escena, eso es lo que le da identidad a los pósters. Primero existe la relación, después la comunión y al final es el trabajo y eso es lo que explotamos”, dice Alderete.

Los carteles del Alicia son como tatuajes en las paredes de Ciudad de México, ya forman  parte dePachiclon_alicia18 la epidermis de la ciudad. Uno asiduo a la sala de conciertos los reconoce sin tener que girarse a verlos. Son miles de imágenes que ya forman parte del imaginario colectivo del rock nacional. Alice wonderland, 18 años de resistencia y rock and roll, es la primera exposición que reúne los carteles más emblemáticos de la mítica sala de conciertos Alicia, en la galería Vértigo, en Ciudad de México.

Doctor Alderete no cobra por sus carteles, pero entra gratis al Alicia. Este argentino llegó a mediados de los noventa a México para quedarse un año. Y aquí sigue. Para llegar hasta el Alicia, primero tuvo que trabajar en una revista que ya no existe, ver una reseña de unos tal Lost Acapulco y buscar a esta banda de surf rock y ofrecerle sus servicios para hacer la portada de su primer disco, rememora el diseñador oficial de todos los álbumes de este célebre grupo de música mexicano.

La gente de Lost Acapulco metió por primera vez en el Alicia a Alderete para un concierto suyo. Era junio de 1996 y el argentino llevaba un mes en la ciudad. Andrés Ramírez, dueño de la sala, le ofreció colaborar  cambio de conciertos gratis. Alderete, que en su vida había hecho ni portadas de discos ni carteles de conciertos, definió su identidad en México. “Los carteles fueron saliendo, la identidad vino porque te daban total libertad”, dice.

En los primeros carteles, informaba al señor de la imprenta de cómo iba la separación de colores y cuáles eran los tipos de pantones, pero al señor de la imprenta le tenían y le tienen sin cuidado los pantones. “¡Qué rojo y qué verde!, el que tenga ahí a mano”, le decía el impresor.

Al principio, Alderete se desesperaba, hasta que entendió: “Empecé a jugar con que quedaran fuera de registro (cuando la impresión se desfasa y los colores no coinciden) y exploté eso a mi favor. Saber que va  a quedar mal impreso justo le da mucha riqueza”, opina este diseñador.

Alderete_lost

No hay un cartel del Alicia en el que Alderete, comisario de la exposición, haya puesto una imagen de la banda o a un músico tocando un instrumento. “La cartelería de rock en particular te permite hacer cualquier cosa, si entendés la esencia de las bandas que van a tocar”, opina. “Y la mayor parte de las bandas con las que trabajo son de rock instrumental, por lo que tengo que traducir eso en imágenes, pero con toda la libertad, sin ataduras”.

Si alguien busca el DNI del trabajo de Alderete, que no busque en la técnica, si no en cómo ve las cosas. “Mi identidad tiene un poco de realidad, en base a referentes comunes con el espectador, y un mucho de fantasía. Ese poco de realidad es lo que conecta con el que lo ve. En los carteles se ve mucho”.

En la exposición hay un cartel de una señora con un perro. Hasta ahí normal. Pero si lo miras dos veces, ves que el perro tiene cara humana.  “Es una escena muy cotidiana, pero tiene ese punto surrealista, desconcertante, que te hace volver  a mirar”, explica Alderete, el diseñador que apuesta por un cartel feo, siempre que vuelva la atracción del espectador. «El cartel tiene  que llamar la mirada siempre y el desconcierto puede  ser una alternativa, aunque sea por feo, por feo a veces funciona».

Alicia4DEMAYO

ChemaSkndal!_Alicia17

ChemaSkndal!_Alicia18

AndresRamirezmellamo

AndresRamirez_lengua-3

AlejandroMagallanes_Alicia18

04

08

12

17

Alderete_Alicia10

HectorMontesdeOca_lost

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El dueño del multiforo cultural Alicia nunca ha hecho un estudio de marketing para analizar el impacto de los carteles de sus conciertos.  Tampoco los imprime en un gran papel, es el clásico papel revolución, el que se pega en las fachadas de la calle. Si algo importa aquí es la historia de cada diseñador con la música: Benjamín Estrada se encarga de los pósters de bandas hardcore y punk, Chema Skndl! hace los de ska, y Jorge Alderete, alias doctor Alderete, dibuja de surf rock y rockabilly. “Cada diseñador pertenece a una escena, eso es lo que le da identidad a los pósters. Primero existe la relación, después la comunión y al final es el trabajo y eso es lo que explotamos”, dice Alderete.

Los carteles del Alicia son como tatuajes en las paredes de Ciudad de México, ya forman  parte dePachiclon_alicia18 la epidermis de la ciudad. Uno asiduo a la sala de conciertos los reconoce sin tener que girarse a verlos. Son miles de imágenes que ya forman parte del imaginario colectivo del rock nacional. Alice wonderland, 18 años de resistencia y rock and roll, es la primera exposición que reúne los carteles más emblemáticos de la mítica sala de conciertos Alicia, en la galería Vértigo, en Ciudad de México.

Doctor Alderete no cobra por sus carteles, pero entra gratis al Alicia. Este argentino llegó a mediados de los noventa a México para quedarse un año. Y aquí sigue. Para llegar hasta el Alicia, primero tuvo que trabajar en una revista que ya no existe, ver una reseña de unos tal Lost Acapulco y buscar a esta banda de surf rock y ofrecerle sus servicios para hacer la portada de su primer disco, rememora el diseñador oficial de todos los álbumes de este célebre grupo de música mexicano.

La gente de Lost Acapulco metió por primera vez en el Alicia a Alderete para un concierto suyo. Era junio de 1996 y el argentino llevaba un mes en la ciudad. Andrés Ramírez, dueño de la sala, le ofreció colaborar  cambio de conciertos gratis. Alderete, que en su vida había hecho ni portadas de discos ni carteles de conciertos, definió su identidad en México. “Los carteles fueron saliendo, la identidad vino porque te daban total libertad”, dice.

En los primeros carteles, informaba al señor de la imprenta de cómo iba la separación de colores y cuáles eran los tipos de pantones, pero al señor de la imprenta le tenían y le tienen sin cuidado los pantones. “¡Qué rojo y qué verde!, el que tenga ahí a mano”, le decía el impresor.

Al principio, Alderete se desesperaba, hasta que entendió: “Empecé a jugar con que quedaran fuera de registro (cuando la impresión se desfasa y los colores no coinciden) y exploté eso a mi favor. Saber que va  a quedar mal impreso justo le da mucha riqueza”, opina este diseñador.

Alderete_lost

No hay un cartel del Alicia en el que Alderete, comisario de la exposición, haya puesto una imagen de la banda o a un músico tocando un instrumento. “La cartelería de rock en particular te permite hacer cualquier cosa, si entendés la esencia de las bandas que van a tocar”, opina. “Y la mayor parte de las bandas con las que trabajo son de rock instrumental, por lo que tengo que traducir eso en imágenes, pero con toda la libertad, sin ataduras”.

Si alguien busca el DNI del trabajo de Alderete, que no busque en la técnica, si no en cómo ve las cosas. “Mi identidad tiene un poco de realidad, en base a referentes comunes con el espectador, y un mucho de fantasía. Ese poco de realidad es lo que conecta con el que lo ve. En los carteles se ve mucho”.

En la exposición hay un cartel de una señora con un perro. Hasta ahí normal. Pero si lo miras dos veces, ves que el perro tiene cara humana.  “Es una escena muy cotidiana, pero tiene ese punto surrealista, desconcertante, que te hace volver  a mirar”, explica Alderete, el diseñador que apuesta por un cartel feo, siempre que vuelva la atracción del espectador. «El cartel tiene  que llamar la mirada siempre y el desconcierto puede  ser una alternativa, aunque sea por feo, por feo a veces funciona».

Alicia4DEMAYO

ChemaSkndal!_Alicia17

ChemaSkndal!_Alicia18

AndresRamirezmellamo

AndresRamirez_lengua-3

AlejandroMagallanes_Alicia18

04

08

12

17

Alderete_Alicia10

HectorMontesdeOca_lost

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tim O’Reilly: “Internet está construyendo un cerebro global aumentado”
Miquel Muerto: el reto de dibujar desiertos más desiertos
Si eres chica y te gustan los videojuegos, ¡a fregar!
¿Una multa por abandonar el carril bici? Mira qué pasa si me quedo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • Hola buenas tardes recién he leído el artículo titulado: El cartelismo rockero del DF, firmado por Elsa Cabria y me gustaría hacer unas precisiones necesarias:

    1. Dice en el texto «Si algo importa aquí es la historia de cada diseñador con la música: Benjamín Estrada se encarga de los pósters de bandas hardcore y punk, Chema Skndl! hace los de ska, y Jorge Alderete, alias doctor Alderete, dibuja de surf rock y rockabilly.»

    La información no es precisa, en el diseño de carteles del Alicia no se distribuyen los encargos a los diseñadores según el género, hay una gran cantidad de colaboraciones para el foro, una de estas colaboraciones y que explica mucha de la historia del Multiforo Alicia, es la de quién ha realizado durante 18 años los carteles del Alicia: música contra el poder (http://musicacontraelpoder.blogspot.mx), quien sin duda ha contribuido a darle la identidad visual al Alicia. En este largo trayecto, música contra el poder ha diseñado carteles, tal vez más 2,000, tanto para los eventos musicales (tocadas) y los otros carteles que son los que hablan de temas políticos y sociales del Multiforo Alicia, estos carteles que convengen con el espíritu musical y libertario del foro. Si alguien va a la exposición se dará cuenta que una parte importante de los carteles son con temáticas sociales.

    2. Falta un entrecomillado en el texto y dar el crédito correspondiente: «Los carteles del Alicia son como tatuajes en las paredes de Ciudad de México, ya forman parte dela epidermis de la ciudad. Uno asiduo a la sala de conciertos los reconoce sin tener que girarse a verlos».
    Esta líneas son prácticamente iguales al texto original, aquí la cita aparecida en la página 100 de libro Alicia en el espejo, editado por el Alicia y escrito por María Teresa López Flamarique:
    «Los carteles del Alicia, como si estuvieran tatuados en sus paredes, ya forman parte de la epidermis de la ciudad. Uno los reconoce sin tener que voltear a verlos. »

    Saludos
    Musica contra el poder

  • Hola, antes de mi petición, les felicito por su gran trabajo, es impresionante y grato el arte que desarrollan, me acuerdo cuando visitaba el Multiforo Alicia, para ver a Real de Catorce. Gracias. Les pido lo sigueinte tengo una colección de posters de conciertos que se llevaron en la Ciudad de México, desde los Stones, guns and roses, Misfits, King Crimson, etcétera, a quién se los puedo vender, me interesa alguien que los aprecie, todos están enmarcados; me voy de México y, no me resulta económico llevarlos conmigo. Muchas gracias y, continúen con su excelente arte.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies