fbpx
19 de diciembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La exposición de diseño inclusivo del FAD

19 de diciembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La equiparación de posibilidades de todos los ciudadanos de un grupo social pasa, necesariamente, por la articulación de mecanismos de accesibilidad para aquellos que sufren de algún tipo de hándicap. Aunque resulte extraño, para disfrutar del diseño gráfico no hace falta ver. El FAD de Barcelona inaugura una exposición que aborda el tema del diseño inclusivo y la necesidad de ampliar el lenguaje actual para  hacer que el diseño llegue sin trabas a quien no puede verlo.

La exposición, que abre sus puertas mañana,  aborda las posibles evoluciones formales del alfabeto Braille a través de el ‘Manual de Tiflografía’, un compendio de los datos obtenidos en una de las partes más importantes de toda la investigación, las fases de prueba y evaluación de los símbolos confeccionados para el medio táctil. Por otro lado, la exposición mostrará una guía que recoge diversos ejemplos gráficos adaptados con fines pedagógicos e inclusivos.

Los responsables de este trabajo son Sonia Ciriza y Miguel Ayesa, diseñadores que comenzaron a hurgar de manera profunda en todo lo relativo al diseño inclusivo durante el proyecto que hicieron para terminar su carrera. «‘Hacia un diseño gráfico inclusivo’ nace como respuesta a la severa estandarización en la que se encuentran sumidos tanto el alfabeto Braille como la gran mayoría del material gráfico adaptado para lectores invidentes o con visión reducida», cuenta la propia Sonia Ciriza.

Los diseñadores se pusieron en manos de Xabier Armendáriz, invidente, que fue el encargado de evaluar el trabajo. Esta reivindicación de la democratización del diseño, de la transmisión de los mensajes independientemente de la capacidad sensorial del receptor de los mensajes, tiene como objetivo «plantear mecanismos que amplíen las posibilidades del diseño editorial dirigido a invidentes y personas con resto visual», cuenta Ciriza. «Asimismo, pretenden cubrir ese vacío existente en lo que a textos adaptados sobre la representación se refiere. De este modo, se ha creado una colección de libros con ilustraciones en relieve que, tomando como base la teoría de la representación del libro ‘Introducción a la Teoría de la Imagen’ de Justo Villafañe, tratan de introducir al lector en el contexto de la cultura visual contemporánea».

En España, la mayor carga de investigación en la disciplina está en manos de instituciones como la ONCE u ONGs como Design for All Foundation. «Además, podemos encontrar un buen número de diseñadores dedicados en parte o completamente al diseño inclusivo. En el plano internacional destacan los libros de corte minimalista, repletos de pop-ups y otros mecanismos de Katsumi Komagata titulados ‘Pliegues y Planes’ y ‘Las Hojas’. También es destacable el famoso ‘Libro Negro de los Colores’ diseñado por Menena Cottin y Rosana Faría que mediante braille e ilustraciones en relieve explica ciertas sinestesias vinculadas a los colores», resalta Ciriza.

La equiparación de posibilidades de todos los ciudadanos de un grupo social pasa, necesariamente, por la articulación de mecanismos de accesibilidad para aquellos que sufren de algún tipo de hándicap. Aunque resulte extraño, para disfrutar del diseño gráfico no hace falta ver. El FAD de Barcelona inaugura una exposición que aborda el tema del diseño inclusivo y la necesidad de ampliar el lenguaje actual para  hacer que el diseño llegue sin trabas a quien no puede verlo.

La exposición, que abre sus puertas mañana,  aborda las posibles evoluciones formales del alfabeto Braille a través de el ‘Manual de Tiflografía’, un compendio de los datos obtenidos en una de las partes más importantes de toda la investigación, las fases de prueba y evaluación de los símbolos confeccionados para el medio táctil. Por otro lado, la exposición mostrará una guía que recoge diversos ejemplos gráficos adaptados con fines pedagógicos e inclusivos.

Los responsables de este trabajo son Sonia Ciriza y Miguel Ayesa, diseñadores que comenzaron a hurgar de manera profunda en todo lo relativo al diseño inclusivo durante el proyecto que hicieron para terminar su carrera. «‘Hacia un diseño gráfico inclusivo’ nace como respuesta a la severa estandarización en la que se encuentran sumidos tanto el alfabeto Braille como la gran mayoría del material gráfico adaptado para lectores invidentes o con visión reducida», cuenta la propia Sonia Ciriza.

Los diseñadores se pusieron en manos de Xabier Armendáriz, invidente, que fue el encargado de evaluar el trabajo. Esta reivindicación de la democratización del diseño, de la transmisión de los mensajes independientemente de la capacidad sensorial del receptor de los mensajes, tiene como objetivo «plantear mecanismos que amplíen las posibilidades del diseño editorial dirigido a invidentes y personas con resto visual», cuenta Ciriza. «Asimismo, pretenden cubrir ese vacío existente en lo que a textos adaptados sobre la representación se refiere. De este modo, se ha creado una colección de libros con ilustraciones en relieve que, tomando como base la teoría de la representación del libro ‘Introducción a la Teoría de la Imagen’ de Justo Villafañe, tratan de introducir al lector en el contexto de la cultura visual contemporánea».

En España, la mayor carga de investigación en la disciplina está en manos de instituciones como la ONCE u ONGs como Design for All Foundation. «Además, podemos encontrar un buen número de diseñadores dedicados en parte o completamente al diseño inclusivo. En el plano internacional destacan los libros de corte minimalista, repletos de pop-ups y otros mecanismos de Katsumi Komagata titulados ‘Pliegues y Planes’ y ‘Las Hojas’. También es destacable el famoso ‘Libro Negro de los Colores’ diseñado por Menena Cottin y Rosana Faría que mediante braille e ilustraciones en relieve explica ciertas sinestesias vinculadas a los colores», resalta Ciriza.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tech Review: Google Street View reinventa las vallas de publicidad
El cyborg que convierte colores en sonidos
Try Type: un estuche para hacer tipografías
Lleva un cuaderno encima para ser más creativo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Fantásticas iniciativas, desde aquí quiero también rendir homenaje a TOD@S los diseñadores gráficos, industriales y de interiores que en sus reflexiones incluyen las persinas con minusvalías, tanto físicas como psíquicas. Poco a poco este mundo irá mejorando con la participación de tod@s los que alguna vez decidimos pensar en los productos de nuestro trabajo como algo universal.
    Sin discriminación por omisión, sólo igual, … o porque no, un poco de discriminación positiva, aunque sólo sea por empezar a nivelar las cosas.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies