fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
4 de septiembre 2013    /   BRANDED CONTENT
 

La Gastronomía busca casa

4 de septiembre 2013    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

A la humanidad le llevó muchos años conseguir que una necesidad fisiológica como el comer se convirtiera en una experiencia multisensorial que trasciende al gusto y al olfato. Mucho tiempo también (aunque no tanto) pasó desde que los antiguos griegos se convirtieran en pioneros, a la hora de hablar de cultura gastronómica, hasta la eclosión de la llamada nouvelle cuisine. Los chefs que abrazaron este estilo entendían y respetaban la sencillez y la naturalidad de las recetas de toda la vida. Aunque no rehusaron añadirles su toque a través de la innovación y la experimentación.

El intercambio cultural y de conocimiento se ha convertido en esencial para los maestros de la cocina actual a la hora de alcanzar la excelencia culinaria. De ahí que el concurso para estudiantes de arquitectura, International Gastronomic Center, organizado por Arquideas, se haya propuesto la construcción de un espacio donde pueda producirse ese trueque cultural a través de la gastronomía. En él, los chefs dispondrán de espacios dedicados a la innovación y la formación, así como otros destinados a fomentar su creatividad. El edificio, además, debería albergar espacios destinados al público en los que poder impartir conferencias y cursos, y, de esa forma, dinamizar la actividad gastronómica de la ciudad.

De todas las propuestas presentadas, Whipped Stream, de Viktor Nilsson y Pierre Maccario, se alzó con el primer premio.

Whipped Stream propone a los chefs y visitantes un viaje vertical por el arte de la cocina. Imaginación, Práctica y Resultado son los tres estadios en los que se estructura esta aventura. En el área destinada a la imaginación y la inspiración, todo está dispuesto para probar, oler, sentir y entender cómo ‘funciona’ cada ingrediente. «Solo con un conocimiento profundo de cada uno de los elementos que intervienen en el proceso es posible hacerse una idea de lo que podemos conseguir», explican Nilsson y Maccario.

La segunda, el área de la Práctica, es donde las ideas deben transformarse en un plato real. Es también el lugar ideal para influir y dejarse influenciar por inputs de los demás. «A través de enfoque, el trabajo duro y paciencia uno puede finalmente terminar con un producto gastronómico único que se puede compartir en la etapa final.

Esa etapa final, la de los resultados, tiene su sitio en la parte superior del edificio. Es allí donde se presentan los ‘trabajos’ y se comparten con los demás»

Cada uno de los estadios disponen de dos líneas, una para visitantes en la que se desarrollan diversas actividades, y otra para chefs, más íntima, donde pueden realizar su trabajo con mayor concentración. Entre ambas, no obstante, existe un espacio para la interactuación.

RENDER FINAL interior

diagram site

diagramcircle

 

 

 

axofinalA1 FINAL WS

A la humanidad le llevó muchos años conseguir que una necesidad fisiológica como el comer se convirtiera en una experiencia multisensorial que trasciende al gusto y al olfato. Mucho tiempo también (aunque no tanto) pasó desde que los antiguos griegos se convirtieran en pioneros, a la hora de hablar de cultura gastronómica, hasta la eclosión de la llamada nouvelle cuisine. Los chefs que abrazaron este estilo entendían y respetaban la sencillez y la naturalidad de las recetas de toda la vida. Aunque no rehusaron añadirles su toque a través de la innovación y la experimentación.

El intercambio cultural y de conocimiento se ha convertido en esencial para los maestros de la cocina actual a la hora de alcanzar la excelencia culinaria. De ahí que el concurso para estudiantes de arquitectura, International Gastronomic Center, organizado por Arquideas, se haya propuesto la construcción de un espacio donde pueda producirse ese trueque cultural a través de la gastronomía. En él, los chefs dispondrán de espacios dedicados a la innovación y la formación, así como otros destinados a fomentar su creatividad. El edificio, además, debería albergar espacios destinados al público en los que poder impartir conferencias y cursos, y, de esa forma, dinamizar la actividad gastronómica de la ciudad.

De todas las propuestas presentadas, Whipped Stream, de Viktor Nilsson y Pierre Maccario, se alzó con el primer premio.

Whipped Stream propone a los chefs y visitantes un viaje vertical por el arte de la cocina. Imaginación, Práctica y Resultado son los tres estadios en los que se estructura esta aventura. En el área destinada a la imaginación y la inspiración, todo está dispuesto para probar, oler, sentir y entender cómo ‘funciona’ cada ingrediente. «Solo con un conocimiento profundo de cada uno de los elementos que intervienen en el proceso es posible hacerse una idea de lo que podemos conseguir», explican Nilsson y Maccario.

La segunda, el área de la Práctica, es donde las ideas deben transformarse en un plato real. Es también el lugar ideal para influir y dejarse influenciar por inputs de los demás. «A través de enfoque, el trabajo duro y paciencia uno puede finalmente terminar con un producto gastronómico único que se puede compartir en la etapa final.

Esa etapa final, la de los resultados, tiene su sitio en la parte superior del edificio. Es allí donde se presentan los ‘trabajos’ y se comparten con los demás»

Cada uno de los estadios disponen de dos líneas, una para visitantes en la que se desarrollan diversas actividades, y otra para chefs, más íntima, donde pueden realizar su trabajo con mayor concentración. Entre ambas, no obstante, existe un espacio para la interactuación.

RENDER FINAL interior

diagram site

diagramcircle

 

 

 

axofinalA1 FINAL WS

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tiene 27 años y ha viajado a todos los países del mundo: estas son sus conclusiones
Un pedazo de la India que no es «la de los choques de trenes y el Taj Mahal» en Barcelona
El libro que viaja desde el futuro para devolverte tus recuerdos de la infancia
Con el paso cambiado: 5 casos de procesiones alternativas, irreverentes y sandungueras
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Es poetico como se subliman las lineas de un proyecto arquitectonico como este, en la fusion de los sentidos que debe experimentar todo el que interactue en este edificio, hasta los chef que son arquitectos de sus platos se ven enaltecidos con un emblematico diseño que ilustra la forma sensorial de como percibimos los humanos el sano habito de comer. Felicidades, soy tecnologo pero fiel admirador de la arquitectura. pues estas obras siempre me magnifican mis sentidos de innovar.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *