fbpx
24 de diciembre 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
fotografia  Iakov Filimonov / Shutterstock

La gran mentira de los tres Reyes Magos según la Biblia

24 de diciembre 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por        fotografia  Iakov Filimonov / Shutterstock
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El Partido Popular de Madrid parece estar muy enfadado con Manuela Carmena y su administración. Pura novedad. Esta vez, la Navidad es la responsable. En dos distritos, Puente de Vallecas y San Blas-Canillejas, las comisiones preparatorias de la cabalgata de Reyes han tenido la feliz idea de que uno de los tres monarcas mágicos sea una mujer. Ha sido Sandra Rosell, concejal del PP, quien ha encabezado las críticas por «la falta de sentido común» y con la politcamente frase de «las carrozas de reina desfilan en carnaval», apelando a la protección a los infantes y sus fantasías navideñas.

El Ayuntamiento ha salido al paso asegurando que no será una reina, sino una mujer barbuda. Marta Gómez, concejala de San Blas-Canillejas, ha explicado que nunca han querido cambiar «la historia de los tres Reyes Magos» y que la fémina irá vestida de Rey Mago. Si de verdad quisiera acercarse a lo que sabemos de esa Historia, haría mejor en pedir a Rappel, Carlos Raticulín Jesús, Neil deGrasse Tyson o a cualquier otro obsesionado por las estrellas que presidiera la carroza que poner a tres personas-ya sean hombres o mujeres- vestidas de monarcas medievales para representar algo que supuestamente pasó en Oriente Próximo hace 2.016 años.

Lo primero a analizar sería la fuente primordial de esto: la Biblia. De los cuatro evangelios del Nuevo Testamento, solo San Mateo hace una referencia a ellos. El versículo exacto habla de magos, sin precisar número ni raza ni sexo ni nada, pero sí los tres regalos. El término griego es magoi, sinónimo de adivino y astrólogo o astrónomo, profesiones mucho más lógicas a la hora de que veas una estrella y te dé un viento siguiéndola hasta un pesebre en Belén. ¿De dónde sale entonces que sean tres, que sean reyes, que uno sea negro y que se llamen Melchor, Gaspar y Baltasar?

En las tradiciones cristianas del este, de hecho, son 12 magos, que habían estado esperando la estrella en unos montes de Persia desde que un anciano Adán se había refugiado allí ya con los tres regalos, sacados del jardín del Edén. El tridente de presentes encierra una propia simbología, siendo el oro los reyes, el incienso Dios y la mirra la mortalidad, ya que esta se usaba para ungir los cadáveres. Se supone que por simplificar, el cristianismo el oeste redujo los magos a tres en analogía con las dádivas.

La narrativa de los magis se fue ensalzando con el tiempo y su adoración se convirtió en un tema central para el cristianismo: la primera representación se encuentra en las catacumbas de Priscila en Roma. Su conversión en reyes se debe, según suponen, a una interpretación de un versículo de Salmos: «y se arrodillarán a él todos los reyes; le servirán todos los gentiles». Sobre el siglo VIII sus nombres aparecieron en un texto llamado Excerpta latina barbari, donde se habla de Bithisarea, Melichior y Gathaspa, de acuerdo con la Enciclopedia Británica.

Otro manuscrito de la misma época, el Excerpta et Collectanea sigue la tradición, dando más pistas de su perfil. Melchor es un rey anciano que viene de Arabia y lleva, además de una larga barba gris, el oro. Baltasar manda en Etiopía es de mediana edad, negro y regala incienso. Gaspar reina en Tarsus y le da, por descarte, la mirra. En el siglo XIV cambiarían reinos, quedándose Melchor con Persia, Baltasar con Arabia y Gaspar con India.

A quienes defienden demasiado las tradiciones inmovilistas, habría que recordarles que el anterior Papa eliminó al asno y el buey debido a que no aparecían en la Biblia y que mientras dos evangelistas aseguran que Jesús nació en Belén, otros dos afirman que fue en Nazaret. Los propios regalos a los niños son una muestra de evolución. La leyenda de San Nicolás habla del 6 de diciembre como día para hacer presentes a los niños. A principios del siglo XVI, Lutero, decidido a atacar la veneración de los santos, promueve el día 25 de diciembre como día de recibir regalos bajo los auspicios del niño Jesús, Christkind, que se sigue celebrando en Alemania. En EE UU se inicia Santa Claus, por la pronunciación de New Amsterdam/New York del nombre holandés de Sinterklass. Lo de que el traje rojo es culpa de CocaCola es una leyenda urbana.

El Partido Popular de Madrid parece estar muy enfadado con Manuela Carmena y su administración. Pura novedad. Esta vez, la Navidad es la responsable. En dos distritos, Puente de Vallecas y San Blas-Canillejas, las comisiones preparatorias de la cabalgata de Reyes han tenido la feliz idea de que uno de los tres monarcas mágicos sea una mujer. Ha sido Sandra Rosell, concejal del PP, quien ha encabezado las críticas por «la falta de sentido común» y con la politcamente frase de «las carrozas de reina desfilan en carnaval», apelando a la protección a los infantes y sus fantasías navideñas.

El Ayuntamiento ha salido al paso asegurando que no será una reina, sino una mujer barbuda. Marta Gómez, concejala de San Blas-Canillejas, ha explicado que nunca han querido cambiar «la historia de los tres Reyes Magos» y que la fémina irá vestida de Rey Mago. Si de verdad quisiera acercarse a lo que sabemos de esa Historia, haría mejor en pedir a Rappel, Carlos Raticulín Jesús, Neil deGrasse Tyson o a cualquier otro obsesionado por las estrellas que presidiera la carroza que poner a tres personas-ya sean hombres o mujeres- vestidas de monarcas medievales para representar algo que supuestamente pasó en Oriente Próximo hace 2.016 años.

Lo primero a analizar sería la fuente primordial de esto: la Biblia. De los cuatro evangelios del Nuevo Testamento, solo San Mateo hace una referencia a ellos. El versículo exacto habla de magos, sin precisar número ni raza ni sexo ni nada, pero sí los tres regalos. El término griego es magoi, sinónimo de adivino y astrólogo o astrónomo, profesiones mucho más lógicas a la hora de que veas una estrella y te dé un viento siguiéndola hasta un pesebre en Belén. ¿De dónde sale entonces que sean tres, que sean reyes, que uno sea negro y que se llamen Melchor, Gaspar y Baltasar?

En las tradiciones cristianas del este, de hecho, son 12 magos, que habían estado esperando la estrella en unos montes de Persia desde que un anciano Adán se había refugiado allí ya con los tres regalos, sacados del jardín del Edén. El tridente de presentes encierra una propia simbología, siendo el oro los reyes, el incienso Dios y la mirra la mortalidad, ya que esta se usaba para ungir los cadáveres. Se supone que por simplificar, el cristianismo el oeste redujo los magos a tres en analogía con las dádivas.

La narrativa de los magis se fue ensalzando con el tiempo y su adoración se convirtió en un tema central para el cristianismo: la primera representación se encuentra en las catacumbas de Priscila en Roma. Su conversión en reyes se debe, según suponen, a una interpretación de un versículo de Salmos: «y se arrodillarán a él todos los reyes; le servirán todos los gentiles». Sobre el siglo VIII sus nombres aparecieron en un texto llamado Excerpta latina barbari, donde se habla de Bithisarea, Melichior y Gathaspa, de acuerdo con la Enciclopedia Británica.

Otro manuscrito de la misma época, el Excerpta et Collectanea sigue la tradición, dando más pistas de su perfil. Melchor es un rey anciano que viene de Arabia y lleva, además de una larga barba gris, el oro. Baltasar manda en Etiopía es de mediana edad, negro y regala incienso. Gaspar reina en Tarsus y le da, por descarte, la mirra. En el siglo XIV cambiarían reinos, quedándose Melchor con Persia, Baltasar con Arabia y Gaspar con India.

A quienes defienden demasiado las tradiciones inmovilistas, habría que recordarles que el anterior Papa eliminó al asno y el buey debido a que no aparecían en la Biblia y que mientras dos evangelistas aseguran que Jesús nació en Belén, otros dos afirman que fue en Nazaret. Los propios regalos a los niños son una muestra de evolución. La leyenda de San Nicolás habla del 6 de diciembre como día para hacer presentes a los niños. A principios del siglo XVI, Lutero, decidido a atacar la veneración de los santos, promueve el día 25 de diciembre como día de recibir regalos bajo los auspicios del niño Jesús, Christkind, que se sigue celebrando en Alemania. En EE UU se inicia Santa Claus, por la pronunciación de New Amsterdam/New York del nombre holandés de Sinterklass. Lo de que el traje rojo es culpa de CocaCola es una leyenda urbana.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Getaround: El airbnb de los coches
José Luis Cuerda: «El mundo irá a peor. Es una deriva lógica»
John Waters: "Enseñé mi película a unos asesinos en la cárcel y su reacción fue: 'Estás mal de la cabeza'"
Una tragicomedia fotográfica regada con mucho alcohol
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 12
  • EL CUENTO DE LOS REYES MAGOS

    Los evangelios solo hablan de: “unos magos que venían de Oriente”, o sea que ni eran 3, ni eran reyes. En las catacumbas de Roma los magos aparecen siempre en número par: 2, 4, 5, 8 e incluso 12, por similitud con los apóstoles.

    El emperador Constantino los estableció en tres: Melchor Gaspar y Baltasar y su madre santa Elena localizó nada menos que sus cuerpos en Jerusalén, que desde 1164 se conservan en una urna en la Catedral de Colonia. Los regalos de oro, incienso y mirra fueron los mismos que recibió al nacer el dios hindú KRISNA.

    Fue en la Edad Media cuando se convirtieron en reyes y la ofrenda adquirió un tinte feudal de vasallaje. Coincidiendo con los primeros viajes de los portugueses a África, la jerarquía católica decidió que uno de los magos fuera negro; tras el descubrimiento de America, no cuajó la iniciativa española de que otro mago fuera también indio.

    https://www.flickr.com/photos/ateosenlucha/15652471985/

    • Hola Santi, soy estudiante y estoy realizando un trabajo sobre la desmitificación de los Reyes Magos, tu comentario me ha gustado mucho y es lo que andaba buscando para mi trabajo, así que si pudieras decirme las fuentes de tu información me vendría fenomenal. Gracias 🙂

  • El artículo es -como viene siendo habitual por Carlos Carabaña- bastante enriquecedor y divulgativo. En la línea habitual.

    No obstante, cabe la posibilidad de discrepar sobre el último apunte relativo a la imagen de Santa Claus. Aunque nos sepa mal a la sociedad actual, progresista y antitradiciones retrógradas, existen referencias certeras acerca del origen de la imagen actual de este personaje alegre. Vestido de rojo, de barba blanca y mejillas rosadas se hizo famosa en un anuncio de 1931 para Coca-Cola. Como viene siendo la tónica, todo carácter ficticio sobre el cual pivotan tradiciones actuales de origen incierto generan infinidad de rumores.

    Sin embargo, fue Thomas Nast, ilustrador realista del s.XIX, quién desde 1862 y en colaboración con la Harper’s Weekly inició la creación del personaje de Santa Claus en su primaria versión de elfo, y sin llegar a finiquitar su imagen definitiva. De hecho, fue a partir de la década de los 1920, tras el fallecimiento de Nast, que tras 40 años de dibujar a viejetes pasados de peso con barbas blancas y puntuales trajes verdes, que Coca-Cola company mediante Haddon Sundblom publicó en 1931 un anuncio con las características del actual Santa Claus, aka Papa Noël, aka San Nicolás.

    Y parece que es así, desde entonces, que Coca-cola y la ingenua humanidad, hemos ido alargando y manteniendo costumbres comerciales y del marketing de los US como si de vetustas tradiciones históricas se trataran.

    Fuentes:
    http://tinyurl.com/sclaus01
    http://tinyurl.com/sclaus02
    http://tinyurl.com/sclaus03
    http://tinyurl.com/sclaus04
    http://tinyurl.com/sclaus05
    http://tinyurl.com/sclaus06

  • Los Tres Reyes Magos, esta tradición, se aproxima bastante a lo que relata la Biblia, más que la historia de Santa Claus, que la han venido siempre muy bien.
    Y siempre han sido hombres, los reyes magos.

  • nuestro señor jesucristo cuando nacio le vinieron a visitar unos reyes magos que fueron tres y como el es rey de reyes y nombre sobre todo nombre le vinieron a adorar porque nacio en el desierto y le trajieron mirra especies aceite y todo lo bueno y hermoso para el porque el es rey y los asuntos del mundo el no busca busca es la humanidad perdida que van a saber ustedes del descubrimiento de america locos

  • El traje original de Santa Claus era verde y no rojo, efectivamente fue una campaña publicitaria la que lo convirtió al rojo. De leyenda urbana nada.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *