fbpx
1 de enero 2014    /   IDEAS
por
 

La humanidad reinventa la caja de cartón

1 de enero 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Para ser innovadores, los demás participantes de la Invention Factory de The Cooper Union -un organismo dedicado a la innovación en diversos campos científicos- pensaron en proyectos estrambóticos, mecanizados, digitalizados y que les resultasen inéditos a los jueces. Chris Curro y Henry Wang, dos estudiantes de ingeniería, solo llevaron una caja de cartón. De vuelta lo que cargaban eran los 5.000 dólares del primer premio.

Su urna de papel cumplía con las expectativas de ser un invento útil para la humanidad. “Todos los años se producen 100.000 millones de cajas de cartón en EE UU”, explica Curro sobre el germen que dio sentido a su invento. “La cantidad de material que se utiliza para hacerlas supone un gasto natural y un gasto económico muy alto. Nuestra caja es más barata y más respetuosa con la naturaleza porque utiliza entre un 15% y un 20% menos de cartón, lo que significa una cantidad muy considerable si se multiplica por los mil millones de cajas”.

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.56.53

El caso es que estos dos jóvenes estadounidenses, que aún no han terminado sus licenciaturas, no solo han reducido los costes empresariales y medioambientales en el sector de la caja, han repensado totalmente su diseño:

“Las cajas tradicionales son antieconómicas, difíciles de abrir y difíciles de empacar”, aporta Wang, “Rapid Packing Container [el nombre de su invento] es amigable con el medio ambiente, rápida de empacar, muy fácil de abrir, y aún más fáciles de almacenar o reciclar”.

En un video, demuestran el tiempo que la nueva caja puede ahorrar tanto al que quiere guardar algo en ella como al que quiere sacarlo. Un simple movimiento sobre una base que ellos han desarrollado transforma el cartón plano en una urna estructurada. Para su cierre, le han añadido una pequeña tira adhesiva que logra su ensamblaje  sin necesidad de utilizar ningún tipo de cinta. “Algo en lo que también se ahorra”, esgrime Curro.

Su promesa de que es más fácil de abrir también se cumple. Ya que con solo un pequeño tirón de una pestaña, la caja se desmonta dejando a la luz su contenido al completo. “Así ya queda lista para volver a utilizarla o enviarla a reciclar”, explican, “y además es reversible”, siguen añadiendo pros a su ocurrencia estos inventores.

El video de presentación de la caja ha alcanzado cerca de 3 millones de visitas en apenas seis días. La humanidad sigue reinventando la caja de cartón.

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.57.51

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.58.31

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.59.27

Para ser innovadores, los demás participantes de la Invention Factory de The Cooper Union -un organismo dedicado a la innovación en diversos campos científicos- pensaron en proyectos estrambóticos, mecanizados, digitalizados y que les resultasen inéditos a los jueces. Chris Curro y Henry Wang, dos estudiantes de ingeniería, solo llevaron una caja de cartón. De vuelta lo que cargaban eran los 5.000 dólares del primer premio.

Su urna de papel cumplía con las expectativas de ser un invento útil para la humanidad. “Todos los años se producen 100.000 millones de cajas de cartón en EE UU”, explica Curro sobre el germen que dio sentido a su invento. “La cantidad de material que se utiliza para hacerlas supone un gasto natural y un gasto económico muy alto. Nuestra caja es más barata y más respetuosa con la naturaleza porque utiliza entre un 15% y un 20% menos de cartón, lo que significa una cantidad muy considerable si se multiplica por los mil millones de cajas”.

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.56.53

El caso es que estos dos jóvenes estadounidenses, que aún no han terminado sus licenciaturas, no solo han reducido los costes empresariales y medioambientales en el sector de la caja, han repensado totalmente su diseño:

“Las cajas tradicionales son antieconómicas, difíciles de abrir y difíciles de empacar”, aporta Wang, “Rapid Packing Container [el nombre de su invento] es amigable con el medio ambiente, rápida de empacar, muy fácil de abrir, y aún más fáciles de almacenar o reciclar”.

En un video, demuestran el tiempo que la nueva caja puede ahorrar tanto al que quiere guardar algo en ella como al que quiere sacarlo. Un simple movimiento sobre una base que ellos han desarrollado transforma el cartón plano en una urna estructurada. Para su cierre, le han añadido una pequeña tira adhesiva que logra su ensamblaje  sin necesidad de utilizar ningún tipo de cinta. “Algo en lo que también se ahorra”, esgrime Curro.

Su promesa de que es más fácil de abrir también se cumple. Ya que con solo un pequeño tirón de una pestaña, la caja se desmonta dejando a la luz su contenido al completo. “Así ya queda lista para volver a utilizarla o enviarla a reciclar”, explican, “y además es reversible”, siguen añadiendo pros a su ocurrencia estos inventores.

El video de presentación de la caja ha alcanzado cerca de 3 millones de visitas en apenas seis días. La humanidad sigue reinventando la caja de cartón.

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.57.51

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.58.31

Captura de pantalla 2013-12-28 a la(s) 16.59.27

Compártelo twitter facebook whatsapp
La cuarta ola de internet
¿Se disfruta más del sexo con una pareja estable o con un amante? 
El retorno de la Gorda de las Galaxias
Hombres Tejedores: romper estereotipos de género tejiendo bufandas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • Pues si pero primo no lo veo una caja, así no tiene resistencia para un envió, y como ya roban poco en los envíos, pues sin precintos ya me dirás tu.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies