11 de agosto 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

La ilustración del futuro

11 de agosto 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los GIFs han llegado para quedarse y, además, para quedarse inquietos. Los vemos a diario utilizados para anuncios, chistes, reclamos… Pero existe una versión de ellos que lo que desea, desde un punto de vista profesional no estático, es explotar sus posibilidades como arte en movimiento.
Rafael Varona es un joven alemán de padres peruanos que después de estudiar Comunicación Visual en Berlín fue encontrando y adaptando su propio estilo. «Uno de los cambios más grandes ocurrió cuando el ilustrador francés Blexbolex, un tipo increíblemente talentoso, fue profesor visitante en mi clase de ilustración un verano», cuenta sobre su evolución. «Él nos presentó el arte de la serigrafía, la importancia de los colores y el efecto que los arreglos simples pueden tener. Tras eso reduje un poco las formas y patrones que solía hacer, aunque todavía estoy tratando de encajar algunos pequeños detalles».
Al final, Varona llegó a la conclusión de que en esos ínfimos pormenores estaba la esencia de su labor. Su especialidad: ilustraciones en movimiento. «Siempre empiezo con el dibujo de un primer concepto, y tan pronto como me siento satisfecho con un primer diseño en papel comienzo con los detalles. Trato de crear un factor sorpresa, algo inesperado», explica su técnica. «Eso es lo que me encanta de la mayoría de las animaciones, todo está diseñado cuadro por cuadro y a diferencia de una imagen fija, uno nunca sabe el resultado hasta que se pulsa el botón de reproducción».
Sabe que este método da más trabajo que el tradicional. Entre otras cosas, porque «una imagen fija se sostiene por sí misma, pero con la animación un simple punto puede arruinar toda la obra, o por el contrario hacerla brillante», esgrime. «Puede ser algo muy sorprendente. Puedes dibujar un paisaje completo con miles de bucles de caracteres e imágenes en movimiento, pero al final, un ovillo de lana agitándose hecho por Don Hertzfeldt entretendrá mucho más a todo el mundo».
jungle_canvas1
Para explicar cómo debe imaginarse un ilustrador los elementos que tiene que añadir en cada trabajo animado, habla de lo que aprendió en un documental de Hayao Miyazaki. «Mostraba cómo el  equipo de Studio Ghibli tuvo que ver religiosamente The King and the Mockingbird (El Rey y el Ruiseñor) de Paul Grimault, ¡e incluso imprimir cada fotograma de la película!» para ver cómo habían sido capaces de crear esa fluidez de movimientos en su animación. «Creo que ese es el secreto, estudiar el entorno que te rodea y respetar cualquier cosa que observes como algo especial. Eso será lo que podrás utilizar en el siguiente proyecto».
Cumpliendo esas máximas ha culminado proyectos como Portfolio, Impossible Bottles o Maze. «Este último es uno de mis favoritos», cuenta, «se trata de un sistema de azulejos ornamentales ilustrado que muestra edificios y caracteres que se pueden juntar en cualquier combinación. De esa manera, uno puede componer una ciudad nueva con sólo mover las piezas de nuevas manaras». «E Impossible Bottles demuestra la fascinación que sufro por los detalles y los mundos en miniatura. Lo que quise representar eran botellas imposibles que mostrasen objetos que realmente no parecen caber por la boca de la botella. Me pareció una inspiración increíble para mostrar los mundos animados, que de alguna manera están limitados o finitos a la hora de incluir figuras que se observan en nuestro alrededor y la experiencia que conllevan. Quizás se sienta uno perdido al ver lo que contiene la botella, pero el hecho de que albergue todo eso dentro, de ver los límites, nos puede hacer preguntarnos cómo se pudo meter algo dentro de ella».
lake_600px
Por echarle creatividad, este joven creador incluso ha hecho de su propio portfolio una obra dinámica. Opina que ahora, en la era digital, «las ilustraciones animadas son el futuro». «Porque todos sentimos siempre curiosidad por las nuevas posibilidades, para utilizarlos en webs, en una interfaz, una infografía o simplemente por puro entretenimiento. Incluso hay dispositivos actualmente que son lienzos digitales con GIFs que se pueden colgar como cuadros». Varona pertenece a la generación de artistas que consideran el arte una ciencia en movimiento.
jungle_600px
 
jungle_canvas2
lake_canvas2

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los GIFs han llegado para quedarse y, además, para quedarse inquietos. Los vemos a diario utilizados para anuncios, chistes, reclamos… Pero existe una versión de ellos que lo que desea, desde un punto de vista profesional no estático, es explotar sus posibilidades como arte en movimiento.
Rafael Varona es un joven alemán de padres peruanos que después de estudiar Comunicación Visual en Berlín fue encontrando y adaptando su propio estilo. «Uno de los cambios más grandes ocurrió cuando el ilustrador francés Blexbolex, un tipo increíblemente talentoso, fue profesor visitante en mi clase de ilustración un verano», cuenta sobre su evolución. «Él nos presentó el arte de la serigrafía, la importancia de los colores y el efecto que los arreglos simples pueden tener. Tras eso reduje un poco las formas y patrones que solía hacer, aunque todavía estoy tratando de encajar algunos pequeños detalles».
Al final, Varona llegó a la conclusión de que en esos ínfimos pormenores estaba la esencia de su labor. Su especialidad: ilustraciones en movimiento. «Siempre empiezo con el dibujo de un primer concepto, y tan pronto como me siento satisfecho con un primer diseño en papel comienzo con los detalles. Trato de crear un factor sorpresa, algo inesperado», explica su técnica. «Eso es lo que me encanta de la mayoría de las animaciones, todo está diseñado cuadro por cuadro y a diferencia de una imagen fija, uno nunca sabe el resultado hasta que se pulsa el botón de reproducción».
Sabe que este método da más trabajo que el tradicional. Entre otras cosas, porque «una imagen fija se sostiene por sí misma, pero con la animación un simple punto puede arruinar toda la obra, o por el contrario hacerla brillante», esgrime. «Puede ser algo muy sorprendente. Puedes dibujar un paisaje completo con miles de bucles de caracteres e imágenes en movimiento, pero al final, un ovillo de lana agitándose hecho por Don Hertzfeldt entretendrá mucho más a todo el mundo».
jungle_canvas1
Para explicar cómo debe imaginarse un ilustrador los elementos que tiene que añadir en cada trabajo animado, habla de lo que aprendió en un documental de Hayao Miyazaki. «Mostraba cómo el  equipo de Studio Ghibli tuvo que ver religiosamente The King and the Mockingbird (El Rey y el Ruiseñor) de Paul Grimault, ¡e incluso imprimir cada fotograma de la película!» para ver cómo habían sido capaces de crear esa fluidez de movimientos en su animación. «Creo que ese es el secreto, estudiar el entorno que te rodea y respetar cualquier cosa que observes como algo especial. Eso será lo que podrás utilizar en el siguiente proyecto».
Cumpliendo esas máximas ha culminado proyectos como Portfolio, Impossible Bottles o Maze. «Este último es uno de mis favoritos», cuenta, «se trata de un sistema de azulejos ornamentales ilustrado que muestra edificios y caracteres que se pueden juntar en cualquier combinación. De esa manera, uno puede componer una ciudad nueva con sólo mover las piezas de nuevas manaras». «E Impossible Bottles demuestra la fascinación que sufro por los detalles y los mundos en miniatura. Lo que quise representar eran botellas imposibles que mostrasen objetos que realmente no parecen caber por la boca de la botella. Me pareció una inspiración increíble para mostrar los mundos animados, que de alguna manera están limitados o finitos a la hora de incluir figuras que se observan en nuestro alrededor y la experiencia que conllevan. Quizás se sienta uno perdido al ver lo que contiene la botella, pero el hecho de que albergue todo eso dentro, de ver los límites, nos puede hacer preguntarnos cómo se pudo meter algo dentro de ella».
lake_600px
Por echarle creatividad, este joven creador incluso ha hecho de su propio portfolio una obra dinámica. Opina que ahora, en la era digital, «las ilustraciones animadas son el futuro». «Porque todos sentimos siempre curiosidad por las nuevas posibilidades, para utilizarlos en webs, en una interfaz, una infografía o simplemente por puro entretenimiento. Incluso hay dispositivos actualmente que son lienzos digitales con GIFs que se pueden colgar como cuadros». Varona pertenece a la generación de artistas que consideran el arte una ciencia en movimiento.
jungle_600px
 
jungle_canvas2
lake_canvas2

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Aprender chino con dibujos
Back to the 50’s: Las ilustraciones de Colt Bowden
Mini Maker Faire: la feria de creadores e inventores llega a Barcelona y Bilbao
Las vidas paralelas del mago Méliès (el señor del ojo) y el flatulista Pujol (el amo del culo)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies