fbpx
12 de junio 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La música dibujada de Christina Rosenvinge, Jane Joyd y Dolores

12 de junio 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las cinco líneas del pentagrama no son los cinco barrotes de una celda, sino el sendero libre por el que transcurren las notas. La necesidad de ceñirse a corsés desaparece en un espacio de creación que se puede aprovechar para juegos sutiles y diferentes. Los próximos 22 y 23 de junio se celebra el Día de la Música en Madrid. Yorokobu, como partner del festival, pidió a Christina Rosenvinge, Jane Joyd y Dolores que explorasen estos espacios y los publicamos en la revista de junio.

Christina Rosenvinge

Rosenvinge ha hecho que las palabras invadan el espacio reservado a las notas. ¿Acaso es importante el idioma cuando se quiere transmitir una sensación?

Jane Joyd

Joyd sugiere de manera gráfica una alegoría de cautiva belleza que hiere y sana a la vez. La Canción del Eco y The Cage son dos maneras diferentes de explorar el mismo mundo.

Dolores

Dolores hace a una mujer llorar su música.

Durante el 22 y el 23 de junio actuarán en Matadero Madrid 17 bandas por día. El día anterior Los Evangelistas tocarán en honor a Enrique Morente. Es el recuerdo al músico con el que el festival decide, por primera vez, hacer un homenaje.

Ese mismo día, unas horas antes, Radio 3, (organizador del festival junto a Music2day y Matadero Madrid) retransmitirá en directo un programa especial desde el Instituto Cervantes de Madrid y se verá, en streaming, en muchos de sus sedes en todo el mundo. Es una de las formas en las que el festival ha decidido salir al resto del mundo.

El domingo se dedica por primera vez a los niños. Ese día se llamará Minimúsica y, además de recitales, habrá talleres de yoga, cocina o arte contemporáneo. Christina Rosenvinge presentará un proyecto destinado a niños de 2 a 10 años en el que los cuentos no estarán en forma de letras. Serán canciones. Cada pieza es una introducción a la música popular para niños y padres a la vez. Estos temas tendrán distintas formas. Podrán ser leídos, escuchados, tocados y cantados. Las canciones sonarán en la compañía de unas ilustraciones que se proyectarán en pantallas sobre el escenario.

Las cinco líneas del pentagrama no son los cinco barrotes de una celda, sino el sendero libre por el que transcurren las notas. La necesidad de ceñirse a corsés desaparece en un espacio de creación que se puede aprovechar para juegos sutiles y diferentes. Los próximos 22 y 23 de junio se celebra el Día de la Música en Madrid. Yorokobu, como partner del festival, pidió a Christina Rosenvinge, Jane Joyd y Dolores que explorasen estos espacios y los publicamos en la revista de junio.

Christina Rosenvinge

Rosenvinge ha hecho que las palabras invadan el espacio reservado a las notas. ¿Acaso es importante el idioma cuando se quiere transmitir una sensación?

Jane Joyd

Joyd sugiere de manera gráfica una alegoría de cautiva belleza que hiere y sana a la vez. La Canción del Eco y The Cage son dos maneras diferentes de explorar el mismo mundo.

Dolores

Dolores hace a una mujer llorar su música.

Durante el 22 y el 23 de junio actuarán en Matadero Madrid 17 bandas por día. El día anterior Los Evangelistas tocarán en honor a Enrique Morente. Es el recuerdo al músico con el que el festival decide, por primera vez, hacer un homenaje.

Ese mismo día, unas horas antes, Radio 3, (organizador del festival junto a Music2day y Matadero Madrid) retransmitirá en directo un programa especial desde el Instituto Cervantes de Madrid y se verá, en streaming, en muchos de sus sedes en todo el mundo. Es una de las formas en las que el festival ha decidido salir al resto del mundo.

El domingo se dedica por primera vez a los niños. Ese día se llamará Minimúsica y, además de recitales, habrá talleres de yoga, cocina o arte contemporáneo. Christina Rosenvinge presentará un proyecto destinado a niños de 2 a 10 años en el que los cuentos no estarán en forma de letras. Serán canciones. Cada pieza es una introducción a la música popular para niños y padres a la vez. Estos temas tendrán distintas formas. Podrán ser leídos, escuchados, tocados y cantados. Las canciones sonarán en la compañía de unas ilustraciones que se proyectarán en pantallas sobre el escenario.

Compártelo twitter facebook whatsapp
En busca del aura perdida
Unhappy
La botella DJ que recolecta sonidos y los remezcla
Rick Falkvinge: «El partido pirata está ganando la partida y cambiará el mundo»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *