16 de junio 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

La obra de Keith Haring, por los suelos

16 de junio 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

haring2

¿Hay alguien por ahí? ¿Hay alguien que no esté viendo el fútbol? Un poco de arte y marcas para los que no les guste ese deporte. Figuras humanas danzando, perros, platillos volantes, bebés gateando, pirámides, televisiones, teléfonos, elementos sexuales y referencias a la energía nuclear. Así era la iconografía de Keith Haring, cuya obra ha quedado expuesta en un escenario muy particular: la nueva colección de zapatos de Tommy Hilfiger.

La colección es producto de un acuerdo firmado entre el diseñador norteamericano, la Fundación Keith Haring y Artestar LLC, empresa de licencias especializada en arte, moda y diseño, por el que las inconfundibles imágenes del artista han quedado estampadas en distintos calzados de hombre, mujer y niño. La colección se pondrá a la venta en zapatería especializadas y en multimarcas seleccionados el próximo mes de septiembre.

Keith Haring siempre usó su arte para tratar asuntos sociales. Considerado como uno de los mejores jóvenes artistas de la cultura urbana de los ochenta, se le diagnosticó enfermo de SIDA en 1988. Creó la Fundación Keith Haring en 1989 para ofrecer apoyo económico y visual a organizaciones de lucha contra el SIDA y para asegurarse que su legado filantrópico continuaba tras su muerte.

haring4

Haring3

haring5

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

haring2

¿Hay alguien por ahí? ¿Hay alguien que no esté viendo el fútbol? Un poco de arte y marcas para los que no les guste ese deporte. Figuras humanas danzando, perros, platillos volantes, bebés gateando, pirámides, televisiones, teléfonos, elementos sexuales y referencias a la energía nuclear. Así era la iconografía de Keith Haring, cuya obra ha quedado expuesta en un escenario muy particular: la nueva colección de zapatos de Tommy Hilfiger.

La colección es producto de un acuerdo firmado entre el diseñador norteamericano, la Fundación Keith Haring y Artestar LLC, empresa de licencias especializada en arte, moda y diseño, por el que las inconfundibles imágenes del artista han quedado estampadas en distintos calzados de hombre, mujer y niño. La colección se pondrá a la venta en zapatería especializadas y en multimarcas seleccionados el próximo mes de septiembre.

Keith Haring siempre usó su arte para tratar asuntos sociales. Considerado como uno de los mejores jóvenes artistas de la cultura urbana de los ochenta, se le diagnosticó enfermo de SIDA en 1988. Creó la Fundación Keith Haring en 1989 para ofrecer apoyo económico y visual a organizaciones de lucha contra el SIDA y para asegurarse que su legado filantrópico continuaba tras su muerte.

haring4

Haring3

haring5

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los maniquíes con alma de Andrés J. Blázquez
¿»Recortes», dicen? Miren los de una tienda de guillotinas en Madrid
Creatividad, tienes nombre de mujer
Diez años para ilustrar un libro con Paint
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • Gran tipo este Haring, lástima que su obra quede tan mál aplicada sobre estas zapatillas, con lo buena que es la composición de su obra y lo mal combinada que está en estos zapatos.
    Me temo que quien quiera que haya hecho la aplicación, hilfiger y compañía, tienen mucho que aprender se Mikel Urmeneta, «hijo pequeño de Haring»-según yo mismo-, que es un maestro del patrón.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies