2 de diciembre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

La portada acuática de Yorokobu

2 de diciembre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Glu, glu, glu. Efectivamente. Hemos puesto Yorokobu en remojo. Sucedió que era el primer aniversario de la revista y como no podíamos regarla de champán ni tirarla a una fuente, acabamos haciendo de la portada una piscina donde bucean las letras de Y O R O K O B U.

La intención, en realidad, nada tiene que ver con letras. Tiene que ver contigo. Lo que queremos es que cojas la revista y formes (y, de paso, te entretengas un ratito) la palabra Yorokobu. Esta revista nació sin cabecera. Algunos dijeron que era un sacrilegio (¡pues una razón más para hacerlo!). Que rompía las normas de toda buena revista. «Una publicación debe llevar en grande su cabecera», decían. Y más si acaba de nacer y no la conoce ni Dios, como era el caso.

Pero a veces llevar la contraria a los manuales de estilo funciona. Y hasta funciona muy bien. En vez de cabecera aparecería la palabra en un lettering diseñado por un creativo, un artista, un ilustrador… Y así ha ido ocurriendo. Pero esta vez te toca a ti. Tú eres quien tiene que formar la palabra Yorokobu haciendo equilibrios con las letras. ¡Suerte y al toro!

Aquí os mostramos los testimonios que nos han enviado ya algunos valientes.

Foto de Pixel_jonan

Foto de @Charlietorres ¡¡Ole Charlie!! Formó la palabra. ¡Campeón!

Foto de @Alx_ero

Foto de @javierpiriz

Vídeo de @manucorera

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Glu, glu, glu. Efectivamente. Hemos puesto Yorokobu en remojo. Sucedió que era el primer aniversario de la revista y como no podíamos regarla de champán ni tirarla a una fuente, acabamos haciendo de la portada una piscina donde bucean las letras de Y O R O K O B U.

La intención, en realidad, nada tiene que ver con letras. Tiene que ver contigo. Lo que queremos es que cojas la revista y formes (y, de paso, te entretengas un ratito) la palabra Yorokobu. Esta revista nació sin cabecera. Algunos dijeron que era un sacrilegio (¡pues una razón más para hacerlo!). Que rompía las normas de toda buena revista. «Una publicación debe llevar en grande su cabecera», decían. Y más si acaba de nacer y no la conoce ni Dios, como era el caso.

Pero a veces llevar la contraria a los manuales de estilo funciona. Y hasta funciona muy bien. En vez de cabecera aparecería la palabra en un lettering diseñado por un creativo, un artista, un ilustrador… Y así ha ido ocurriendo. Pero esta vez te toca a ti. Tú eres quien tiene que formar la palabra Yorokobu haciendo equilibrios con las letras. ¡Suerte y al toro!

Aquí os mostramos los testimonios que nos han enviado ya algunos valientes.

Foto de Pixel_jonan

Foto de @Charlietorres ¡¡Ole Charlie!! Formó la palabra. ¡Campeón!

Foto de @Alx_ero

Foto de @javierpiriz

Vídeo de @manucorera

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El búho que vende libros educativos en la Red
El antivirus contra el virus del SIDA
Un orazo en los Laus para la portada acuática de Yorokobu
IDEO recurre al crowd sourcing para combatir la obesidad infantil en EEUU
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies