Publicado: 27 de junio 2012 02:46  /   CREATIVIDAD
por
 

La primera sastrería para coches

Publicado: 27 de junio 2012 02:46  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp


Es una sastrería pero no meten el bajo ni hacen pespuntes. Lo que allí se hace, sin embargo, se parece mucho al trabajo de las modistas. Es la primera sastrería de coches que se crea en España, un espacio físico que ha abierto Land Rover en Madrid, donde es posible personalizar el coche hasta el mínimo detalle.

Personalizar el coche en soportes digitales es una realidad desde hace mucho tiempo. Los concesionarios también hacen esta función en el momento de la venta, pero no deja de ser una última fase en el proceso de compra de un nuevo vehículo. Sin embargo, hablar de los detalles finales del coche, en un ambiente tranquilo, con el asesoramientos de estilistas formados por la compañía, es el objetivo último de este local.

En esta sastrería hay tijeras, cintas métricas, telas, dedales, agujas, maniquíes y máquinas de coser. Pero la verdadera percha es un flamante Range Rover Evoque, que preside la sala y que espera a que le sea confeccionado un traje a medida.

La Land Rover Store, situada en la madrileña calle Ríos Rosas 56, no es un espacio de venta. Es un lugar donde configurar el coche a gusto de cada uno. Con el diseño elegido, el cliente acude al concesionario y se ahorra colas de espera y papeleos.

¿Realmente la vinculación que se establece entre coche y propietario es tan emocional? Parece que para mucha gente sí. “El coche atrae a un conductor exigente, para el que su vehículo es una extensión de su personalidad y de sí mismos”, señala Luis Antonio Ruiz, presidente y consejero delegado de Jaguar Land Rover Iberia.


Es una sastrería pero no meten el bajo ni hacen pespuntes. Lo que allí se hace, sin embargo, se parece mucho al trabajo de las modistas. Es la primera sastrería de coches que se crea en España, un espacio físico que ha abierto Land Rover en Madrid, donde es posible personalizar el coche hasta el mínimo detalle.

Personalizar el coche en soportes digitales es una realidad desde hace mucho tiempo. Los concesionarios también hacen esta función en el momento de la venta, pero no deja de ser una última fase en el proceso de compra de un nuevo vehículo. Sin embargo, hablar de los detalles finales del coche, en un ambiente tranquilo, con el asesoramientos de estilistas formados por la compañía, es el objetivo último de este local.

En esta sastrería hay tijeras, cintas métricas, telas, dedales, agujas, maniquíes y máquinas de coser. Pero la verdadera percha es un flamante Range Rover Evoque, que preside la sala y que espera a que le sea confeccionado un traje a medida.

La Land Rover Store, situada en la madrileña calle Ríos Rosas 56, no es un espacio de venta. Es un lugar donde configurar el coche a gusto de cada uno. Con el diseño elegido, el cliente acude al concesionario y se ahorra colas de espera y papeleos.

¿Realmente la vinculación que se establece entre coche y propietario es tan emocional? Parece que para mucha gente sí. “El coche atrae a un conductor exigente, para el que su vehículo es una extensión de su personalidad y de sí mismos”, señala Luis Antonio Ruiz, presidente y consejero delegado de Jaguar Land Rover Iberia.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La demostración cartográfica de que el mundo se muda a la ciudad
To el mundo e’ Premium
¿Quieres asistir a una ruta de Design Walk?
Cómics para mirar donde no escucha nadie
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp