27 de junio 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

El skateboard electrónico de Pablo Serret

27 de junio 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si cierras los ojos e imaginas una tabla de skate rodando y saltando sobre un half pipe, emularás sin mucho esfuerzo el característico sonido que produce el conjunto. El zumbido continuo de las ruedas en el que se trastabillan, en bruscos cortes, trucos y tropiezos. Llegó la hora de romper el esquema. Con una idea en la cabeza, algo de trabajo y unos cuantos circuitos electrónicos, se puede conseguir crear música a la vez que se patina. El Skate Sound Plaza es el proyecto artístico de Pablo Serret de Ena, que obra el milagro de convertir la velocidad en sonidos electrónicos.
Te armas con un monopatín. Y con madera para las rampas. Bien, ¿no? La cosa se empieza a poner mejor cuando se amontonan los altavoces y las placas Arduino y empiezan a entrar en juego manitas y programadores.
[destacados]Acerca de Sonic Skate Plaza (texto de MediaLab)
La Plaza de las Letras se convierte en el escenario de una “orquesta patinada”. A través de diferentes sensores situados por la superficie de la plaza y su mobiliario urbano, convertimos esta en un interfaz que activará composiciones sonoras a partir de la actividad de los patinadores que, con frecuencia, ya hacen uso de este espacio. De su interacción, recorrido y habilidades se generarán por tanto multitud de variables en términos de composición, dando como resultado piezas sonoras creadas a partir del patín como instrumento.
El audio a tiempo real puede emitirse bien por altavoces públicos (evento) o bien por frecuencia inalámbrica (instalación fija), siendo esta segunda opción accesible mediante móviles y auriculares. La instalación fija también daría como resultado una plataforma donde el sonido asociado a los sensores podría ser “comisariado” e intervenido por diferentes artistas sonoros, músicos y usuarios tanto locales como foráneos, generando así conexiones entre una plaza física “real” y una plaza “virtual”; entre lo local y lo global. Otros elementos, como la fachada digital, iluminación de “la cosa”… apoyarán la actividad para visualización de recorridos y acciones de los patinadores. [/destacados]
La aventura tendrá lugar del 1 al 7 de julio en Medialab-Prado. Tiene como origen otro proyecto del propio Serret, que constaba de «una montaña de altavoces y aparatos recorriendo Europa en furgoneta a modo de instalación sonora errática, mutable con escalas», como él mismo explica.
Cuando llegó el momento de llevar un poco más allá ChvlaVista, el tinglado de la ‘furgo’ y los altavoces con el que recorrió más de 6.000 kilómetros, el artista contactó con una asociación de skate de Malmö, la ciudad en la que vive una buena parte de su tiempo. Con la ayuda del Malmö Crew fue cómo comenzó a materializarse la rampa que emite sonidos electrónicos.
Para el artista español, «la convocatoria de MediaLab es una continuación lógica del proyecto inicial» que adoptó tintes de realidad tras una convocatoria abierta bautizada como Interfaces sólidas y juegos urbanos.
Como la mayoría de proyectos que se desarrollan en MediaLab-Prado, la filosofía es totalmente abierta y colaborativa. La creación colectiva es uno de los motores que alimentan la iniciativa. Si quieres echar un cable al montaje del Skate Sound Plaza, puedes obtener toda la información acerca del proyecto y de cómo participar en la web de la entidad divulgativa.

Si cierras los ojos e imaginas una tabla de skate rodando y saltando sobre un half pipe, emularás sin mucho esfuerzo el característico sonido que produce el conjunto. El zumbido continuo de las ruedas en el que se trastabillan, en bruscos cortes, trucos y tropiezos. Llegó la hora de romper el esquema. Con una idea en la cabeza, algo de trabajo y unos cuantos circuitos electrónicos, se puede conseguir crear música a la vez que se patina. El Skate Sound Plaza es el proyecto artístico de Pablo Serret de Ena, que obra el milagro de convertir la velocidad en sonidos electrónicos.
Te armas con un monopatín. Y con madera para las rampas. Bien, ¿no? La cosa se empieza a poner mejor cuando se amontonan los altavoces y las placas Arduino y empiezan a entrar en juego manitas y programadores.
[destacados]Acerca de Sonic Skate Plaza (texto de MediaLab)
La Plaza de las Letras se convierte en el escenario de una “orquesta patinada”. A través de diferentes sensores situados por la superficie de la plaza y su mobiliario urbano, convertimos esta en un interfaz que activará composiciones sonoras a partir de la actividad de los patinadores que, con frecuencia, ya hacen uso de este espacio. De su interacción, recorrido y habilidades se generarán por tanto multitud de variables en términos de composición, dando como resultado piezas sonoras creadas a partir del patín como instrumento.
El audio a tiempo real puede emitirse bien por altavoces públicos (evento) o bien por frecuencia inalámbrica (instalación fija), siendo esta segunda opción accesible mediante móviles y auriculares. La instalación fija también daría como resultado una plataforma donde el sonido asociado a los sensores podría ser “comisariado” e intervenido por diferentes artistas sonoros, músicos y usuarios tanto locales como foráneos, generando así conexiones entre una plaza física “real” y una plaza “virtual”; entre lo local y lo global. Otros elementos, como la fachada digital, iluminación de “la cosa”… apoyarán la actividad para visualización de recorridos y acciones de los patinadores. [/destacados]
La aventura tendrá lugar del 1 al 7 de julio en Medialab-Prado. Tiene como origen otro proyecto del propio Serret, que constaba de «una montaña de altavoces y aparatos recorriendo Europa en furgoneta a modo de instalación sonora errática, mutable con escalas», como él mismo explica.
Cuando llegó el momento de llevar un poco más allá ChvlaVista, el tinglado de la ‘furgo’ y los altavoces con el que recorrió más de 6.000 kilómetros, el artista contactó con una asociación de skate de Malmö, la ciudad en la que vive una buena parte de su tiempo. Con la ayuda del Malmö Crew fue cómo comenzó a materializarse la rampa que emite sonidos electrónicos.
Para el artista español, «la convocatoria de MediaLab es una continuación lógica del proyecto inicial» que adoptó tintes de realidad tras una convocatoria abierta bautizada como Interfaces sólidas y juegos urbanos.
Como la mayoría de proyectos que se desarrollan en MediaLab-Prado, la filosofía es totalmente abierta y colaborativa. La creación colectiva es uno de los motores que alimentan la iniciativa. Si quieres echar un cable al montaje del Skate Sound Plaza, puedes obtener toda la información acerca del proyecto y de cómo participar en la web de la entidad divulgativa.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Out of my window, un proyecto interactivo que elogia la vida en los suburbios
Los 5 posts más vistos de la semana
Annie Atkins: la diseñadora gráfica de ‘Gran Hotel Budapest’
Icons Times: una web de noticias en iconos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies