17 de junio 2011    /   DIGITAL
por
 

La Red Innova | Las predicciones de futuro de Bernardo Hernández

17 de junio 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Cabe la posibilidad de que aún queden personas que piensen que la innovación es para otros, «que aquí funciona lo que ha funcionado toda la vida». Eso viene a limitar las cosas en este país a montar un bar o hacer una urbanización. Acepto lo de los bares, son necesarios, pero Bernardo Hernández dejó claro en su ponencia de La Red Innova que «eso de la innovación» es real y funciona. «En Silicon Valley, la innovación dejó un beneficio de 8.000 millones de dólares el pasado año».
Cuando se es Director Global de Productos Emergentes de Google, ocurre que se suelen recibir llamadas para ejercer de futurólogo. Probablemente, en Google ya han decidido por dónde va a ir el futuro, asín que una pista nunca viene mal a nadie. Sin embargo, incluso desde la posición que ocupa, Bernardo Hernández se mostró prudente. «En la Expo del 92 nadie sabía que Internet iba a ser lo que es, y sólo fue cinco años antes de su explosión», comentó.
Aún así, comenzó a desgranar su visión acerca de lo que viene de forma más o menos inmediata. Para Hernández, el mayor cambio en los últimos años es el hecho de que Internet se ha convertido en la internet del «people first». «La red era aséptica, sin identidad. Con las redes sociales se apuesta por perfiles e identidades reales». Según el co-fundador de Tuenti o 11870.com, los medios sociales son la columna vertebral de internet a día de hoy. Este hecho ha arrastrado a otras parcelas que veían como su crecimiento se encontraba limitado y ha conseguido que repunten de manera exponencial. «Añadir la dimensión del individuo a servicios fotográficos como Facebook Photos o juegos, como en el caso de Zynga y su Farmville, ha hecho que exploten y crezcan».
Los desafíos para el futuro se plantean, según Hernández, desde el prisma de exigencia tecnológico, en el que la clave estaría en qué se le pide a las máquinas que utilizamos. «Aplicamos algoritmos muy complejos para las búsquedas en la web. ¿Por qué no hacer lo mismo para las personas? La relevancia vendría dada por la publicaciones de cada persona, su comportamiento o las opiniones de los demás (con una gestión adecuada de la privacidad)».
La gestión de la ingente cantidad de información digital que se genera cada minuto en el mundo (la mitad de la que se ha creado desde el inicio del los tiempos hasta 2003, según Hernández) obliga a establecer nuevos puntos de vista  y a replantear ciertos roles en la sociedad. «Se ha producido la reintermediación 2.0. Se ha sustituido, que no eliminado, al intermediario. Por ejemplo, no han desaparecido los periódicos. Eso sí, los periodistas tendrán que hacer las cosas de una manera diferente. Incluso los gobiernos tendrán que hacer las cosas de otra manera». Palabra de Google.


Cabe la posibilidad de que aún queden personas que piensen que la innovación es para otros, «que aquí funciona lo que ha funcionado toda la vida». Eso viene a limitar las cosas en este país a montar un bar o hacer una urbanización. Acepto lo de los bares, son necesarios, pero Bernardo Hernández dejó claro en su ponencia de La Red Innova que «eso de la innovación» es real y funciona. «En Silicon Valley, la innovación dejó un beneficio de 8.000 millones de dólares el pasado año».
Cuando se es Director Global de Productos Emergentes de Google, ocurre que se suelen recibir llamadas para ejercer de futurólogo. Probablemente, en Google ya han decidido por dónde va a ir el futuro, asín que una pista nunca viene mal a nadie. Sin embargo, incluso desde la posición que ocupa, Bernardo Hernández se mostró prudente. «En la Expo del 92 nadie sabía que Internet iba a ser lo que es, y sólo fue cinco años antes de su explosión», comentó.
Aún así, comenzó a desgranar su visión acerca de lo que viene de forma más o menos inmediata. Para Hernández, el mayor cambio en los últimos años es el hecho de que Internet se ha convertido en la internet del «people first». «La red era aséptica, sin identidad. Con las redes sociales se apuesta por perfiles e identidades reales». Según el co-fundador de Tuenti o 11870.com, los medios sociales son la columna vertebral de internet a día de hoy. Este hecho ha arrastrado a otras parcelas que veían como su crecimiento se encontraba limitado y ha conseguido que repunten de manera exponencial. «Añadir la dimensión del individuo a servicios fotográficos como Facebook Photos o juegos, como en el caso de Zynga y su Farmville, ha hecho que exploten y crezcan».
Los desafíos para el futuro se plantean, según Hernández, desde el prisma de exigencia tecnológico, en el que la clave estaría en qué se le pide a las máquinas que utilizamos. «Aplicamos algoritmos muy complejos para las búsquedas en la web. ¿Por qué no hacer lo mismo para las personas? La relevancia vendría dada por la publicaciones de cada persona, su comportamiento o las opiniones de los demás (con una gestión adecuada de la privacidad)».
La gestión de la ingente cantidad de información digital que se genera cada minuto en el mundo (la mitad de la que se ha creado desde el inicio del los tiempos hasta 2003, según Hernández) obliga a establecer nuevos puntos de vista  y a replantear ciertos roles en la sociedad. «Se ha producido la reintermediación 2.0. Se ha sustituido, que no eliminado, al intermediario. Por ejemplo, no han desaparecido los periódicos. Eso sí, los periodistas tendrán que hacer las cosas de una manera diferente. Incluso los gobiernos tendrán que hacer las cosas de otra manera». Palabra de Google.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El villancico de la felicidad de Coca-Cola
La historia de tu trabajo puede cambiar… con un monitor panorámico
BetaDwarf, la 'startup okupa' que salvó su sueño contando sus miserias
Twittergrafía, el cuento del pájaro y la ballena de @mtascon y @marabad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad