7 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La Reina Humilde de la moda

7 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Existe una reina que no estuvo invitada a la boda de la Duquesa de Alba. Ni tampoco compra ropa cara que encuentra en las revistas de moda. Su reino se encuentra en un Tumblr donde cada semana enseña cómo vestir con un presupuesto limitado acorde con los tiempos en que vivimos. No es ni mucho menos la primera persona en hacerlo, pero no es algo que le preocupe. Presentamos a la La Reina Humilde.
«Creemos que hay mucha gente humilde, en el sentido más honesto de la palabra, gente sin ganas de gastarse mucho dinero para vestir con gracia, con actitud y estilo, y sobre todo, con mucho sentido del humor. Este blog es un bonito escaparate de nuestros recursos. Y sí, con un poco de ‘coña’. El nombre nace directamente de ahí: todos podemos ser reinas gastando poco en ropa, y poder así usar el dinero en lo que nos gusta», explica la Reina Humilde, que prefiere no revelar su nombre real.
A diferencia de blogs y Tumblrs de moda que suelen ser más personalistas, la autora de la web ha decidido ocultar su identidad «sin más intención que buscar maneras divertidas de ocultarla».
Entre sus estilismos no solo se encuentran prendas compradas con poco presupuesto. También aparecen buenos ejemplos sobre cómo recuperar bolsos ‘heredados de la tía de mi madre’, una camisa ‘encontrada en la basura’ o un cinturón del armario de ‘mi tía abuela Mari Carmen’. Junto con cada foto se añade un gráfico que explica el precio y la procedencia de cada complemento.
La Reina Humilde ha aterrizado para enseñar que «todos podemos ser reinas gastando poco en ropa, y poder así usar el dinero en lo que nos gusta».







Existe una reina que no estuvo invitada a la boda de la Duquesa de Alba. Ni tampoco compra ropa cara que encuentra en las revistas de moda. Su reino se encuentra en un Tumblr donde cada semana enseña cómo vestir con un presupuesto limitado acorde con los tiempos en que vivimos. No es ni mucho menos la primera persona en hacerlo, pero no es algo que le preocupe. Presentamos a la La Reina Humilde.
«Creemos que hay mucha gente humilde, en el sentido más honesto de la palabra, gente sin ganas de gastarse mucho dinero para vestir con gracia, con actitud y estilo, y sobre todo, con mucho sentido del humor. Este blog es un bonito escaparate de nuestros recursos. Y sí, con un poco de ‘coña’. El nombre nace directamente de ahí: todos podemos ser reinas gastando poco en ropa, y poder así usar el dinero en lo que nos gusta», explica la Reina Humilde, que prefiere no revelar su nombre real.
A diferencia de blogs y Tumblrs de moda que suelen ser más personalistas, la autora de la web ha decidido ocultar su identidad «sin más intención que buscar maneras divertidas de ocultarla».
Entre sus estilismos no solo se encuentran prendas compradas con poco presupuesto. También aparecen buenos ejemplos sobre cómo recuperar bolsos ‘heredados de la tía de mi madre’, una camisa ‘encontrada en la basura’ o un cinturón del armario de ‘mi tía abuela Mari Carmen’. Junto con cada foto se añade un gráfico que explica el precio y la procedencia de cada complemento.
La Reina Humilde ha aterrizado para enseñar que «todos podemos ser reinas gastando poco en ropa, y poder así usar el dinero en lo que nos gusta».






Compártelo twitter facebook whatsapp
Los métodos creativos de Sheldon Cooper
Consigue un montón de ideas de manera sencilla
‘La encrucijada’: el cómic donde Paco Roca explica su proceso creativo
Banderas para un mundo sin fronteras
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies