9 de noviembre 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La Rusia desconocida

9 de noviembre 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Pasaron 20 años entre la primera y última visita de Valeria Saccone a Rusia. En 1991, con tan solo 19 años, la periodista italiana asistió al intento desesperado del ala dura comunista de rescatar el país de su eventual transición hacia el capitalismo. La Rusia que se encontró en el verano de 2011 era completamente distinta pero en el fondo exactamente igual.

Ver el resto del reportaje en Fotokobu.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Pasaron 20 años entre la primera y última visita de Valeria Saccone a Rusia. En 1991, con tan solo 19 años, la periodista italiana asistió al intento desesperado del ala dura comunista de rescatar el país de su eventual transición hacia el capitalismo. La Rusia que se encontró en el verano de 2011 era completamente distinta pero en el fondo exactamente igual.

Ver el resto del reportaje en Fotokobu.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cowboys en el barrio
La teoría de la evolución de tu mando de Nintendo
El poeta militante de sí mismo
Biernes promueve el uso de la bici en la ciudad con carteles de ilustradores
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies