5 de septiembre 2012    /   IDEAS
por
 

La ruta del despilfarro en Valencia

5 de septiembre 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Comienza en Les Cortes Valencianes, lugar en el que se han tomado y se siguen tomando la mayoría de las decisiones que han propiciado la actual situación de la comunidad levantina. De allí se parte hasta algunos de los barracones que sirven de aulas escolares para más de 30.000 alumnos. Luego se visitan varios de los lugares que formaron parte del itinerario por el que transcurrió la visita del Papa en 2006… Son solo las primeras etapas de la Ruta del Despilfarro de Valencia.

Todo comenzó en 2006. Ese año, el colectivo Xarxa Urbana de Valencia pone en marcha un proyecto de periodismo ciudadano que se materializa con el lanzamiento del primer periódico vecinal, intercultural y participativo de la ciudad.

Solo tres años después, la crisis del sector editorial, la caída de las ventas publicitarias y el debilitamiento financiero del tejido asociativo que apoyaba la iniciativa precipitaría el cierre del diario. Fue entonces cuando sus promotores decidieron reinventar el concepto de comunicación ciudadana que les había motivado desde el principio. Debían encontrar una nueva fórmula que les ayudase a seguir con la labor divulgativa que durante tres años habían realizado desde el diario.

El resultado fue la Ruta del Despilfarro, un recorrido por algunos de los rincones de Valencia que mejor representan las causas del actual colapso político, social y económico que, a su entender, sufre en la actualidad la ciudad.

La primera ruta se celebró en mayo de 2012. Subidos en un autobús con sus cámaras y libretas, los turistas recorrieron las diversas etapas con el objetivo de conocer lo que los organizadores consideran “puntos negros” de la ciudad por los que se han esfumado más de 30.000 millones de euros.

“La mayoría son ‘turistas’ en su propia ciudad. Tenemos desde jóvenes que acompañan a sus padres hasta gente de 80 años que vivieron la Valencia de la República y que están indignados con el saqueo de la ciudad. En general vienen bastantes ciudadanos con una cierta conciencia política y social, e incluso militancia”, explica Miguel Ángel Ferris, coordinador de las Rutas Ciudadanas, sobre el tipo de viajero de la ruta.

¿Y cómo acogieron las autoridades valencias la iniciativa? “Tan solo tuvimos una curiosa ‘escolta’ compuesta por dos patrullas de la Policia Nacional y Local el día de nuestra primera ruta. Luego vieron que  no éramos gente peligrosa y se fueron». La Oficina de Turismo de Valencia responde a los que demandan información que «somos una gente que solo se dedica a contar calumnias sobre Valencia», aunque en general las administraciones públicas valencianas, implicadas en numerosos casos sub júdice por corrupción y otros delitos, adoptan la estrategia del silencio mediático que, evidentemente, no han conseguido más allá de sus dominios”.

Dada la buena acogida de la primera ruta (entre los usuarios, se entiende), sus promotores han impulsado para la temporada 2012-13  las nuevas Rutas Ciudadanas: la Ruta del Despilfarro y la Corrupción, la Ruta de los Recortes y del Desmantelamiento de la Enseñanza Pública y la Ruta del Abandono Cultural y Patrimonial.

“Con estas tres propuestas pretendemos dar una visión lo más global y detallada, y, ¿por qué no?, rompedora y alternativa de los hechos políticos y económico-financieros que han generado la actual estafa (crisis) y sus secuelas de recortes y retrocesos históricos, tanto en la sociedad valenciana como en un modelo de ciudad que garantice el bienestar y dignidad de sus conciudadanos”.

Ferris niega que, hasta la fecha, alguien les haya acusado de que con su iniciativa escondan algún tipo de interés político: “Nadie nos ha acusado de una cosa parecida. Nuestra publicación ciudadana e intercultural ‘Xarxa Urbana de Valencia’ se mostró durante más de 3 años como paradigma de la independencia y la pluralidad política. En cualquier caso la Ruta del Despilfarro sí que pretende crear ‘conciencia política»‘ante la visualización de los 15 agujeros negros de la ciudad por los que se ha esfumado nuestra dignidad y nuestro futuro”.

Otra de las promotoras de las rutas, la periodista Teresa Galindo, confiesa que el interés por la iniciativa ha traspasado nuestras fronteras. De hecho, hoy mismo, a las 15:30, se pondrá en marcha la primera Ruta del Despilfarro de la temporada con la presencia de las cámaras y del periodista de la BBC Paul Mason, que realizará un reportaje para el programa ‘Newsnight’.

Ferris reconoce desconocer iniciativas similares dentro de nuestro país. “Solo conocemos el CorruptTour de Praga, centrado en la corrupción dentro de la propia capital checa”. Pero admite haber recibido ya varias ofertas de distintos puntos de la geografía española interesados en organizar su propio itinerario del despilfarro.

Comienza en Les Cortes Valencianes, lugar en el que se han tomado y se siguen tomando la mayoría de las decisiones que han propiciado la actual situación de la comunidad levantina. De allí se parte hasta algunos de los barracones que sirven de aulas escolares para más de 30.000 alumnos. Luego se visitan varios de los lugares que formaron parte del itinerario por el que transcurrió la visita del Papa en 2006… Son solo las primeras etapas de la Ruta del Despilfarro de Valencia.

Todo comenzó en 2006. Ese año, el colectivo Xarxa Urbana de Valencia pone en marcha un proyecto de periodismo ciudadano que se materializa con el lanzamiento del primer periódico vecinal, intercultural y participativo de la ciudad.

Solo tres años después, la crisis del sector editorial, la caída de las ventas publicitarias y el debilitamiento financiero del tejido asociativo que apoyaba la iniciativa precipitaría el cierre del diario. Fue entonces cuando sus promotores decidieron reinventar el concepto de comunicación ciudadana que les había motivado desde el principio. Debían encontrar una nueva fórmula que les ayudase a seguir con la labor divulgativa que durante tres años habían realizado desde el diario.

El resultado fue la Ruta del Despilfarro, un recorrido por algunos de los rincones de Valencia que mejor representan las causas del actual colapso político, social y económico que, a su entender, sufre en la actualidad la ciudad.

La primera ruta se celebró en mayo de 2012. Subidos en un autobús con sus cámaras y libretas, los turistas recorrieron las diversas etapas con el objetivo de conocer lo que los organizadores consideran “puntos negros” de la ciudad por los que se han esfumado más de 30.000 millones de euros.

“La mayoría son ‘turistas’ en su propia ciudad. Tenemos desde jóvenes que acompañan a sus padres hasta gente de 80 años que vivieron la Valencia de la República y que están indignados con el saqueo de la ciudad. En general vienen bastantes ciudadanos con una cierta conciencia política y social, e incluso militancia”, explica Miguel Ángel Ferris, coordinador de las Rutas Ciudadanas, sobre el tipo de viajero de la ruta.

¿Y cómo acogieron las autoridades valencias la iniciativa? “Tan solo tuvimos una curiosa ‘escolta’ compuesta por dos patrullas de la Policia Nacional y Local el día de nuestra primera ruta. Luego vieron que  no éramos gente peligrosa y se fueron». La Oficina de Turismo de Valencia responde a los que demandan información que «somos una gente que solo se dedica a contar calumnias sobre Valencia», aunque en general las administraciones públicas valencianas, implicadas en numerosos casos sub júdice por corrupción y otros delitos, adoptan la estrategia del silencio mediático que, evidentemente, no han conseguido más allá de sus dominios”.

Dada la buena acogida de la primera ruta (entre los usuarios, se entiende), sus promotores han impulsado para la temporada 2012-13  las nuevas Rutas Ciudadanas: la Ruta del Despilfarro y la Corrupción, la Ruta de los Recortes y del Desmantelamiento de la Enseñanza Pública y la Ruta del Abandono Cultural y Patrimonial.

“Con estas tres propuestas pretendemos dar una visión lo más global y detallada, y, ¿por qué no?, rompedora y alternativa de los hechos políticos y económico-financieros que han generado la actual estafa (crisis) y sus secuelas de recortes y retrocesos históricos, tanto en la sociedad valenciana como en un modelo de ciudad que garantice el bienestar y dignidad de sus conciudadanos”.

Ferris niega que, hasta la fecha, alguien les haya acusado de que con su iniciativa escondan algún tipo de interés político: “Nadie nos ha acusado de una cosa parecida. Nuestra publicación ciudadana e intercultural ‘Xarxa Urbana de Valencia’ se mostró durante más de 3 años como paradigma de la independencia y la pluralidad política. En cualquier caso la Ruta del Despilfarro sí que pretende crear ‘conciencia política»‘ante la visualización de los 15 agujeros negros de la ciudad por los que se ha esfumado nuestra dignidad y nuestro futuro”.

Otra de las promotoras de las rutas, la periodista Teresa Galindo, confiesa que el interés por la iniciativa ha traspasado nuestras fronteras. De hecho, hoy mismo, a las 15:30, se pondrá en marcha la primera Ruta del Despilfarro de la temporada con la presencia de las cámaras y del periodista de la BBC Paul Mason, que realizará un reportaje para el programa ‘Newsnight’.

Ferris reconoce desconocer iniciativas similares dentro de nuestro país. “Solo conocemos el CorruptTour de Praga, centrado en la corrupción dentro de la propia capital checa”. Pero admite haber recibido ya varias ofertas de distintos puntos de la geografía española interesados en organizar su propio itinerario del despilfarro.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La casa-protesta del gitano Enrique
Retrato del homo hispánico ante un partido de la selección
Podemos ser mejores habitantes del mundo digital
La genio anónima de la fotografía callejera
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad