25 de enero 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La sastrería de superhéroes a medida

25 de enero 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Uuuff… Menos mal. La fantasía sigue arrasando. Mr. Lee abrió una sastrería en Madrid para hacer trajes de superhéroes a medida durante dos semanas y a los dos días ya tenía todas las citas dadas. El sastre abrirá su taller en jornada de puertas abiertas los días 28 y 29 de enero.
La sastrería de Mr. Lee no ha tenido en cuenta el presente en su diseño e interiorismo. Está ambientada en 1934 porque aquel año nacía DC Comics. Y el sastre, Mr. Lee, nunca se hubiese llamado así si no fuera porque el nombre del co-editor y dibujante estrella de la compañía es JIm Lee.
Mr. Lee solo confecciona trajes a medida de superhéroes y villanos. Los hace de forma artesanal, le añade todos los complementos y diseña, si así lo pide, una nueva insignia inventada por el cliente.
Esto, sin embargo, no va solo de ropa. La sastrería tiene una misión detrás. Sony PlayStation acaba de lanzar el juego DC Universe Online y ha hecho de la apertura de este establecimiento su llamada de atención. Misión, por cierto, llevaba a cabo con la agencia Leo Burnett.

«En este juego entras en un escenario tipo World of Warcraft. Lo curioso es que en el videojuego no entras en la piel de un villano o superhéroe conocido. Tienes que entrar tú y diseñar tu propio supehéroe. Y te permite un nivel de personalización alucinante”, explica Juan Sevilla, director creativo de Leo Burnett. Y de ahí surgió la idea de la sastrería. “Hacerse un traje a medida encajaba perfectamente con el juego”.
Pero había un riesgo. La idea podía deslizarse hasta llegar a parecer lo que no era: una tienda de disfraces. Por eso, para evitar confusiones, crearon una sastrería de estilo inglés, ubicada en la época en la que surgieron los cómics.
El paso siguiente era darla a conocer entre los fans del cómic y los jugadores de videojuegos. A ellos llegó la invitación para hacerse su traje de superhéroe a medida. «Las personas que recibieron la invitación podían concertar una cita con Mr. Lee. En la sastrería tomaban sus medidas y hablaban del tipo de traje que le gustaría hacerse. A los pocos días recibían una propuesta y un presupuesto», especifica Sevilla.
¿Lo que paga un aspirante a superhéroe? De unos 200 euros hacia la dirección del cielo.
«Comenzamos enviando un traje negro serigrafiado con el logo de la sastrería, dentro de una funda, y una carta del Señor Lee que invitaba al destinatario a visitar su establecimiento», indica Sevilla. «Y todos han contestado».








Uuuff… Menos mal. La fantasía sigue arrasando. Mr. Lee abrió una sastrería en Madrid para hacer trajes de superhéroes a medida durante dos semanas y a los dos días ya tenía todas las citas dadas. El sastre abrirá su taller en jornada de puertas abiertas los días 28 y 29 de enero.
La sastrería de Mr. Lee no ha tenido en cuenta el presente en su diseño e interiorismo. Está ambientada en 1934 porque aquel año nacía DC Comics. Y el sastre, Mr. Lee, nunca se hubiese llamado así si no fuera porque el nombre del co-editor y dibujante estrella de la compañía es JIm Lee.
Mr. Lee solo confecciona trajes a medida de superhéroes y villanos. Los hace de forma artesanal, le añade todos los complementos y diseña, si así lo pide, una nueva insignia inventada por el cliente.
Esto, sin embargo, no va solo de ropa. La sastrería tiene una misión detrás. Sony PlayStation acaba de lanzar el juego DC Universe Online y ha hecho de la apertura de este establecimiento su llamada de atención. Misión, por cierto, llevaba a cabo con la agencia Leo Burnett.

«En este juego entras en un escenario tipo World of Warcraft. Lo curioso es que en el videojuego no entras en la piel de un villano o superhéroe conocido. Tienes que entrar tú y diseñar tu propio supehéroe. Y te permite un nivel de personalización alucinante”, explica Juan Sevilla, director creativo de Leo Burnett. Y de ahí surgió la idea de la sastrería. “Hacerse un traje a medida encajaba perfectamente con el juego”.
Pero había un riesgo. La idea podía deslizarse hasta llegar a parecer lo que no era: una tienda de disfraces. Por eso, para evitar confusiones, crearon una sastrería de estilo inglés, ubicada en la época en la que surgieron los cómics.
El paso siguiente era darla a conocer entre los fans del cómic y los jugadores de videojuegos. A ellos llegó la invitación para hacerse su traje de superhéroe a medida. «Las personas que recibieron la invitación podían concertar una cita con Mr. Lee. En la sastrería tomaban sus medidas y hablaban del tipo de traje que le gustaría hacerse. A los pocos días recibían una propuesta y un presupuesto», especifica Sevilla.
¿Lo que paga un aspirante a superhéroe? De unos 200 euros hacia la dirección del cielo.
«Comenzamos enviando un traje negro serigrafiado con el logo de la sastrería, dentro de una funda, y una carta del Señor Lee que invitaba al destinatario a visitar su establecimiento», indica Sevilla. «Y todos han contestado».







Compártelo twitter facebook whatsapp
Un libro homenaje a Tino Casal que es «Oro negro»
Las mecedoras no son para abuelas
Los retratos con plantilla del francés c215
¡Sufragista, a fregar a casa!
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Precioso artículo y preciosas fotos. Una corrección: Jim Lee es, efectivamente, uno de los dibujantes de primera línea de DC Comics, a la vez que co-editor, pero de la DC actual. En el artículo parece haber una clara confusión con Stan Lee, quien en los 60 inventó a la mitad de los personajes de la Marvel. Batman, Superman y compañía no son hijos de una sola mente como sí ocurrió con Spiderman, los Cuatro Fantásticos y muchos otros, aunque estén dentro del sello editorial de DC Comics.
    Un saludo muy grande!!

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad