BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
2 de septiembre 2016    /   BRANDED CONTENT
fotografia  Steven Zwerink

La tierra de los nómadas: en estado de migración

2 de septiembre 2016    /   BRANDED CONTENT            fotografia  Steven Zwerink
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Con el auge de las redes wifi públicas, los viajes baratos, las empresas tecnológicas como Airbnb, movimientos como el couchsurfing, el intercambio de casa y el «house sitting» que han conseguido romper con éxito nuestros antiguos hábitos a la hora de viajar, la emigración impulsada digitalmente se está convirtiendo en una tendencia a nivel mundial.

Además de los avances tecnológicos, otro factor importante que impulsa esta transformación es un cambio en nuestra mentalidad. La idea de que trasladarse no significa inestabilidad, y que emigrar puede ser además una fuente infinita de inspiración y de redescubrimiento.

¿Qué están buscando realmente los nómadas digitales? Cada viaje es una experiencia profundamente personal, por supuesto, pero hay un par de matices que encontrarás en casi todas sus historias. Juntos forman la tierra efímera de los nómadas digitales, no en el sentido geográfico, sino como un lugar con unas prioridades muy claras que conforman los valores de los habitantes del mundo moderno: flexibilidad, libertad de movimiento y, por supuesto, una velocidad de internet impecable.

madrid-spain

La web Nomad List, conocida como el Lonely Planet para los que se toman un año sabático, utiliza un sistema de votación para clasificar las ciudades basada en los votos que realizan los visitantes de la web. Por defecto, se clasifica cada lugar basándose en la temperatura, la velocidad de Internet y el coste estimado de la vida.

La lista con los factores más importantes de una ciudad incluirá si el aire es limpio, la libertad de expresión, la seguridad para los homosexuales y las mujeres y la amabilidad. El conjunto complejo de prioridades de hoy en día se refleja en la puntuación total Nomad Score™ de cada ciudad. Por lo tanto, el destino español más popular según los visitantes de NomadList es Las Palmas de Gran Canaria, ubicada en el puesto número 8 de las mejores ciudades del mundo para los nómadas digitales, seguida de Madrid en el número 13 y de Valencia en el 53.

Basándose en criterios más específicos, la web ofrece una gran variedad de listas poco convencionales para nómadas digitales como las mejores ciudades para los gamers, ciudades con la peor proporción entre géneros, y siguiendo con la última moda del PokemonGo, incluso las ciudades con más Pokeparadas.

valencia-spain

Otros amantes y entusiastas del nomadismo digital llevan las cosas un poco más lejos. Roam, una nueva red de compartición de sitios, ofrece a sus usuarios la opción de firmar un contrato de alquiler que les permite moverse continuamente por todo el mundo, en vez de tener que alquilar un apartamento en cada ciudad que visitan. Después de un par de semanas o meses en Madrid, puedes irte a Miami, o a Bali y encontrar una casa cómodamente amueblada y a una acogedora comunidad de personas que piensan como tú para compartir la experiencia contigo.

Esta nueva empresa incluso afirma que miran más allá de los habituales desarrolladores o diseñadores trotamundos. «No es solo para jóvenes freelance solteros», dice su fundador, Bruno Haid. «Es para la pareja de treinta-y-tantos que van a tener hijos y que quieren vivir de forma más sencilla uno o dos años. O para los que ya tienen el nido vacío, que dicen que ahora que los niños están en la universidad, vamos a viajar por el mundo durante dos o tres años».

Todo esto para nómadas, ¿pero y la parte digital? Si en el pasado viajar sólo significaba aislamiento, los habitantes del mundo moderno tienen una cosa más en común: mantienen un contacto constante con sus amigos, familiares, colegas y socios y tienen una conexión muy fuerte con la comunidad.

Tanto los seres queridos como los desconocidos siguen sus viajes y se inspiran con su estilo de vida a través de sus webs personales y de sus redes sociales. SiteGround, que recientemente ha lanzado su campaña CreativeTravels, tiene otra forma más de apoyar la causa de los nómadas digitales: dando la bienvenida a la temporada de emigración con una nueva oferta de transferencia de alojamientos.

Aunque te pueda parecer que tu mundo no se ve afectado por la libre circulación que posibilita la innovación digital, nuestras vidas tienden a girar cada vez con más fuerza en torno a la flexibilidad, la facilidad de movimiento y la libertad. Así que incluso si aún no has sentido la llamada del espíritu salvaje del nomadismo, mantén lista una mochila solo por si acaso, nunca se sabe cuándo te puede atacar el gusanillo de la aventura.

Este artículo ha sido presentado por SiteGround alojamiento web, que da una cálida bienvenida a los nómadas digitales o a cualquier persona que busque un proveedor de alojamiento web más servicial con su oferta de transferencia gratuita.

Con el auge de las redes wifi públicas, los viajes baratos, las empresas tecnológicas como Airbnb, movimientos como el couchsurfing, el intercambio de casa y el «house sitting» que han conseguido romper con éxito nuestros antiguos hábitos a la hora de viajar, la emigración impulsada digitalmente se está convirtiendo en una tendencia a nivel mundial.

Además de los avances tecnológicos, otro factor importante que impulsa esta transformación es un cambio en nuestra mentalidad. La idea de que trasladarse no significa inestabilidad, y que emigrar puede ser además una fuente infinita de inspiración y de redescubrimiento.

¿Qué están buscando realmente los nómadas digitales? Cada viaje es una experiencia profundamente personal, por supuesto, pero hay un par de matices que encontrarás en casi todas sus historias. Juntos forman la tierra efímera de los nómadas digitales, no en el sentido geográfico, sino como un lugar con unas prioridades muy claras que conforman los valores de los habitantes del mundo moderno: flexibilidad, libertad de movimiento y, por supuesto, una velocidad de internet impecable.

madrid-spain

La web Nomad List, conocida como el Lonely Planet para los que se toman un año sabático, utiliza un sistema de votación para clasificar las ciudades basada en los votos que realizan los visitantes de la web. Por defecto, se clasifica cada lugar basándose en la temperatura, la velocidad de Internet y el coste estimado de la vida.

La lista con los factores más importantes de una ciudad incluirá si el aire es limpio, la libertad de expresión, la seguridad para los homosexuales y las mujeres y la amabilidad. El conjunto complejo de prioridades de hoy en día se refleja en la puntuación total Nomad Score™ de cada ciudad. Por lo tanto, el destino español más popular según los visitantes de NomadList es Las Palmas de Gran Canaria, ubicada en el puesto número 8 de las mejores ciudades del mundo para los nómadas digitales, seguida de Madrid en el número 13 y de Valencia en el 53.

Basándose en criterios más específicos, la web ofrece una gran variedad de listas poco convencionales para nómadas digitales como las mejores ciudades para los gamers, ciudades con la peor proporción entre géneros, y siguiendo con la última moda del PokemonGo, incluso las ciudades con más Pokeparadas.

valencia-spain

Otros amantes y entusiastas del nomadismo digital llevan las cosas un poco más lejos. Roam, una nueva red de compartición de sitios, ofrece a sus usuarios la opción de firmar un contrato de alquiler que les permite moverse continuamente por todo el mundo, en vez de tener que alquilar un apartamento en cada ciudad que visitan. Después de un par de semanas o meses en Madrid, puedes irte a Miami, o a Bali y encontrar una casa cómodamente amueblada y a una acogedora comunidad de personas que piensan como tú para compartir la experiencia contigo.

Esta nueva empresa incluso afirma que miran más allá de los habituales desarrolladores o diseñadores trotamundos. «No es solo para jóvenes freelance solteros», dice su fundador, Bruno Haid. «Es para la pareja de treinta-y-tantos que van a tener hijos y que quieren vivir de forma más sencilla uno o dos años. O para los que ya tienen el nido vacío, que dicen que ahora que los niños están en la universidad, vamos a viajar por el mundo durante dos o tres años».

Todo esto para nómadas, ¿pero y la parte digital? Si en el pasado viajar sólo significaba aislamiento, los habitantes del mundo moderno tienen una cosa más en común: mantienen un contacto constante con sus amigos, familiares, colegas y socios y tienen una conexión muy fuerte con la comunidad.

Tanto los seres queridos como los desconocidos siguen sus viajes y se inspiran con su estilo de vida a través de sus webs personales y de sus redes sociales. SiteGround, que recientemente ha lanzado su campaña CreativeTravels, tiene otra forma más de apoyar la causa de los nómadas digitales: dando la bienvenida a la temporada de emigración con una nueva oferta de transferencia de alojamientos.

Aunque te pueda parecer que tu mundo no se ve afectado por la libre circulación que posibilita la innovación digital, nuestras vidas tienden a girar cada vez con más fuerza en torno a la flexibilidad, la facilidad de movimiento y la libertad. Así que incluso si aún no has sentido la llamada del espíritu salvaje del nomadismo, mantén lista una mochila solo por si acaso, nunca se sabe cuándo te puede atacar el gusanillo de la aventura.

Este artículo ha sido presentado por SiteGround alojamiento web, que da una cálida bienvenida a los nómadas digitales o a cualquier persona que busque un proveedor de alojamiento web más servicial con su oferta de transferencia gratuita.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿De dónde salió la i de Apple?
Dibujos a lápiz que dialogan con el papel que los sostiene
Los 5 posts más vistos de la semana
¿Volverán a ser las portadas el «talismán» de los discos?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies