10 de mayo 2012    /   BUSINESS
por
 

La versatilidad arquitectónica de Pac-Man

10 de mayo 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Simbiosis haciendo clic aquí.

“Os presento nuestro primer y seguramente último edifico”. Rocío Pina es realista sobre el futuro de la profesión arquitectónica aunque hable medio en serio medio en broma sobre el proyecto que están realizando en Teruel. Hace tiempo que su estudio Pkmn dejó de considerar su trabajo como una disciplina que gira solo en torno a eso. Junto con sus tres socios, la arquitecta ha conseguido redefinir lo que significa su trabajo con una trayectoria que mezcla acciones urbanas efímeras, pedagogía e innovación social. Estos son algunos de sus proyectos, que presentó anoche en Iniciador.

Tirando la onda (2010)

“Como estudiantes de arquitectura o arquitectos, nos pasamos la mayor parte del tiempo dibujando desde nuestro ordenador o delante de una hoja de papel sin ni siquiera volver la vista atrás a la ciudad. Además, es ya declarada nuestra capacidad mitómana que nos hace adorar la Casa Farnsworth o la villa Rotonda como clásicos intocables de los que aprender “Arquitectura”, mirándolos desde documentos abstractos (plantas, secciones, alzados…), desde escalas muy distantes de la realidad. ¿Por qué no simular nuestras arquitecturas “adoradas” como forma de activar distintos puntos de la ciudad de Chihuahua?”.

El estudio trazó una serie de edificios pintados en el suelo a escala 1:1 para que los habitantes de Chihuahua (México) pudieran experimentarlos en persona. Edificios europeos que se mezclaron con la arquitectura autóctona.

Fake Arch-ID’s

“Los solemos utilizar en conferencias cuando vamos a escuelas. Son dobles de superstars de la arquitectura que se convierten en asistentes a nuestras conferencias. Hacemos dobles de Andrés Jaque, Buckminster Fuller, Moneo”. Una forma de quitar seriedad y solemnidad a la profesión.

Desidolatrizador

“Es un artefacto que usamos mucho cuando pensamos en la idea de los starchitects, en todas esas veces que hemos soñado con ser Rem Koolhas. Hemos fabricado esto para convertirnos en unos instantes en el y darnos cuenta que tampoco era para tanto”.

El Madrileño del año

“Esto es una de las marcas de prestigio ciudadano que estamos desarrollando. La ciudad persigue marcas como las olimpiadas, el master de tenis o la Noche en blanco. Decidimos contraatacar con marcas basadas en el ciudadano. Organizamos la plataforma El madrileño del año. Montamos un fotomatón ambulante para encontrar un madrileño anónimo que durante la Noche en blanco fuera el protagonista. Habilitamos una web donde cualquiera podía colgar su foto”.

“El día 15 de agosto salió elegido Alberto Santander Martínez como madrileño del año. Lo que no podíamos esperar es la repercusión brutal. El Mundo hizo un recortable para la Noche en blanco y salió en todos los medios. También tuvo bastante repercusión política. Se logró que alguien anónimo tuviera la posibilidad de opinar y hablar de una forma que antes no podía hacer. Se fabricaron 25.000 caretas que se distribuyeron durante la Noche en blanco”.


Cáceres Crea 

“Cáceres es otra de las marcas de prestigio ciudadano. La ciudad necesitaba un proyecto que apoyara la candidatura para ser capital europea de la cultura. Al igual que con el madrileño del año, solemos tener un posicionamiento de crítica hacia ciertos aspectos urbanos. Lo que sufre la ciudad es que tiene un casco histórico alucinante prácticamente relegada al turismo. Decidimos repoblarlo artificialmente durante unos días”.

“Hicimos 2.016 reproducciones de cacereños en distintos formatos y los instalamos en distintos formatos. Se crearon situaciones curiosas como el encuentro de dobles. Dobles de rockeros, de perros, de niñas. Se convirtieron en protagonistas por encima del político que visitó la inauguración. Nos interesa esta interferencia con el paisaje urbano. Más de 10.000 personas acudieron a verse a si mismo. Logramos repoblar lo que fue en un momento el espacio público de la ciudad”.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Simbiosis haciendo clic aquí.

“Os presento nuestro primer y seguramente último edifico”. Rocío Pina es realista sobre el futuro de la profesión arquitectónica aunque hable medio en serio medio en broma sobre el proyecto que están realizando en Teruel. Hace tiempo que su estudio Pkmn dejó de considerar su trabajo como una disciplina que gira solo en torno a eso. Junto con sus tres socios, la arquitecta ha conseguido redefinir lo que significa su trabajo con una trayectoria que mezcla acciones urbanas efímeras, pedagogía e innovación social. Estos son algunos de sus proyectos, que presentó anoche en Iniciador.

Tirando la onda (2010)

“Como estudiantes de arquitectura o arquitectos, nos pasamos la mayor parte del tiempo dibujando desde nuestro ordenador o delante de una hoja de papel sin ni siquiera volver la vista atrás a la ciudad. Además, es ya declarada nuestra capacidad mitómana que nos hace adorar la Casa Farnsworth o la villa Rotonda como clásicos intocables de los que aprender “Arquitectura”, mirándolos desde documentos abstractos (plantas, secciones, alzados…), desde escalas muy distantes de la realidad. ¿Por qué no simular nuestras arquitecturas “adoradas” como forma de activar distintos puntos de la ciudad de Chihuahua?”.

El estudio trazó una serie de edificios pintados en el suelo a escala 1:1 para que los habitantes de Chihuahua (México) pudieran experimentarlos en persona. Edificios europeos que se mezclaron con la arquitectura autóctona.

Fake Arch-ID’s

“Los solemos utilizar en conferencias cuando vamos a escuelas. Son dobles de superstars de la arquitectura que se convierten en asistentes a nuestras conferencias. Hacemos dobles de Andrés Jaque, Buckminster Fuller, Moneo”. Una forma de quitar seriedad y solemnidad a la profesión.

Desidolatrizador

“Es un artefacto que usamos mucho cuando pensamos en la idea de los starchitects, en todas esas veces que hemos soñado con ser Rem Koolhas. Hemos fabricado esto para convertirnos en unos instantes en el y darnos cuenta que tampoco era para tanto”.

El Madrileño del año

“Esto es una de las marcas de prestigio ciudadano que estamos desarrollando. La ciudad persigue marcas como las olimpiadas, el master de tenis o la Noche en blanco. Decidimos contraatacar con marcas basadas en el ciudadano. Organizamos la plataforma El madrileño del año. Montamos un fotomatón ambulante para encontrar un madrileño anónimo que durante la Noche en blanco fuera el protagonista. Habilitamos una web donde cualquiera podía colgar su foto”.

“El día 15 de agosto salió elegido Alberto Santander Martínez como madrileño del año. Lo que no podíamos esperar es la repercusión brutal. El Mundo hizo un recortable para la Noche en blanco y salió en todos los medios. También tuvo bastante repercusión política. Se logró que alguien anónimo tuviera la posibilidad de opinar y hablar de una forma que antes no podía hacer. Se fabricaron 25.000 caretas que se distribuyeron durante la Noche en blanco”.


Cáceres Crea 

“Cáceres es otra de las marcas de prestigio ciudadano. La ciudad necesitaba un proyecto que apoyara la candidatura para ser capital europea de la cultura. Al igual que con el madrileño del año, solemos tener un posicionamiento de crítica hacia ciertos aspectos urbanos. Lo que sufre la ciudad es que tiene un casco histórico alucinante prácticamente relegada al turismo. Decidimos repoblarlo artificialmente durante unos días”.

“Hicimos 2.016 reproducciones de cacereños en distintos formatos y los instalamos en distintos formatos. Se crearon situaciones curiosas como el encuentro de dobles. Dobles de rockeros, de perros, de niñas. Se convirtieron en protagonistas por encima del político que visitó la inauguración. Nos interesa esta interferencia con el paisaje urbano. Más de 10.000 personas acudieron a verse a si mismo. Logramos repoblar lo que fue en un momento el espacio público de la ciudad”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La próxima transformación para el móvil: el futuro del monedero
Aerotrópolis: la ciudad del futuro es eficiente, hiperconectada e inhumana
La literatura más corta del mundo
Un encendido elogio de la “frialdad” japonesa
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad