17 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La versión de humor de objetos cotidianos

17 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ya está bien de pelearse por la almohada. Aquí está la mía y aquí está la tuya. La solución a estas situaciones cotidianas está en Veinticuatrodientes. Esta marca de diseño quiere presentar una nueva versión de los objetos habituales del día a día con un sentido práctico (a veces) y lleno de humor (siempre).

De ese humor surgió el nombre: Veinticuatrodientes. Los que se pueden ver cuando una sonrisa estira la boca de lado a lado. “Cuando sonríes mucho enseñas los dientes. Hace unos años, cuando presentamos nuestros productos en Nómada Market, vimos que la gente los miraba y se reía. Por eso pusimos ese nombre a la marca”, explica Elena Martínez, fundadora de la compañía junto a Margui Mora.

Hasta el momento han presentado una almohada para la paz (Pillow No Fight), una caja de cepillos de dientes de colores para visitas imprevistas (Colorfulnights), etiquetas para colgar en el perchero de la ropa que vas a vestir los próximos días (Stress-Less labels), leggins que informan sobre cómo te sientes ese día en función del largo de la falda (Leg’s Talk)… “Nos inspiramos en nuestras manías y en las de nuestros amigos. De todo lo que vemos y de las conversaciones que tenemos sacamos nuestras ideas”, especifica Mora. Por ejemplo, “es muy común oír a alguien decir que se llevó a otra persona a casa. En ese caso está muy bien tener un minicepillo de dientes con su minipasta”.

Las ideas de todos estos artículos iban surgiendo en momentos fuera de la oficina. “De camino a casa, en el metro, durante noches de copas… En cualquier momento en el que no estábamos trabajando”, explica Mora. Hasta que llegó un día en que todas las horas que pasaban en una agencia de publicidad no les dejaba tiempo para pensar en Veinticuatrodientes.

Ese día se despidieron de la agencia y se dedicaron con todos sus sentidos a su nueva compañía. Fue hace unos meses. Mientras tanto habían empezado a vender dentro y fuera de España. A la web llegaban pedidos de Emiratos Arabes, EEUU, Japón, Rusia, Francia o Alemania.

Y después del comercio electrónico llegaron las tiendas físicas. Vinçon, Curiosite o Caixa Forum empezaron a vender sus productos. Luego llegó Colette, en París, y otras firmas en Suecia.

En el horno hay ahora cuatro nuevos productos. Estarán a la venta en unas semanas. Ahora están en producción. Por aquí cerca. Es uno de sus must. “Siempre fabricamos nuestros artículos en España o Europa”, explica Martínez. Los artículos propios y los que fabrican como regalo de empresa u objetos a medida.

 

Ya está bien de pelearse por la almohada. Aquí está la mía y aquí está la tuya. La solución a estas situaciones cotidianas está en Veinticuatrodientes. Esta marca de diseño quiere presentar una nueva versión de los objetos habituales del día a día con un sentido práctico (a veces) y lleno de humor (siempre).

De ese humor surgió el nombre: Veinticuatrodientes. Los que se pueden ver cuando una sonrisa estira la boca de lado a lado. “Cuando sonríes mucho enseñas los dientes. Hace unos años, cuando presentamos nuestros productos en Nómada Market, vimos que la gente los miraba y se reía. Por eso pusimos ese nombre a la marca”, explica Elena Martínez, fundadora de la compañía junto a Margui Mora.

Hasta el momento han presentado una almohada para la paz (Pillow No Fight), una caja de cepillos de dientes de colores para visitas imprevistas (Colorfulnights), etiquetas para colgar en el perchero de la ropa que vas a vestir los próximos días (Stress-Less labels), leggins que informan sobre cómo te sientes ese día en función del largo de la falda (Leg’s Talk)… “Nos inspiramos en nuestras manías y en las de nuestros amigos. De todo lo que vemos y de las conversaciones que tenemos sacamos nuestras ideas”, especifica Mora. Por ejemplo, “es muy común oír a alguien decir que se llevó a otra persona a casa. En ese caso está muy bien tener un minicepillo de dientes con su minipasta”.

Las ideas de todos estos artículos iban surgiendo en momentos fuera de la oficina. “De camino a casa, en el metro, durante noches de copas… En cualquier momento en el que no estábamos trabajando”, explica Mora. Hasta que llegó un día en que todas las horas que pasaban en una agencia de publicidad no les dejaba tiempo para pensar en Veinticuatrodientes.

Ese día se despidieron de la agencia y se dedicaron con todos sus sentidos a su nueva compañía. Fue hace unos meses. Mientras tanto habían empezado a vender dentro y fuera de España. A la web llegaban pedidos de Emiratos Arabes, EEUU, Japón, Rusia, Francia o Alemania.

Y después del comercio electrónico llegaron las tiendas físicas. Vinçon, Curiosite o Caixa Forum empezaron a vender sus productos. Luego llegó Colette, en París, y otras firmas en Suecia.

En el horno hay ahora cuatro nuevos productos. Estarán a la venta en unas semanas. Ahora están en producción. Por aquí cerca. Es uno de sus must. “Siempre fabricamos nuestros artículos en España o Europa”, explica Martínez. Los artículos propios y los que fabrican como regalo de empresa u objetos a medida.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El homenaje no buscado de Chris Gray a Edward McKnight Kauffer
La editorial con sede en un puesto del mercado
Camisetas que mezclan Cool y Shit
Macarons, subidón de azúcar que entra por los ojos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Querida Barbara: ¿Cuando caminas por la calle y pasa una chica que no conoces con un traje que no te gusta ¿se lo dices? ¿y de malos modos? Viendo cómo escribes, podrías perfectamente decirle..»mira tía eso es una mierda, alguien de tu edad debería tener mas criterio.»

    Es lo malo de dar voz a la gente. Se olvidan de dar los buenos dias.

  • No se lo diría porque, seguramente, su vestido no tenga la intención de ser un medio de difusión de contenidos relacionados con la innovación, creatividad, tendencias… Y más que nada, porque no creo que en el dobladillo de la falda tuviera un apartado para publicar comentarios.

    Creo que te ha quedado flojilla la comparación. A pesar de eso, entiendo que que te has sentido incómodo por la palabra «mierda», no me queda otra que disculparme e invitarte a que te reconcilies con ella cuando vayas a cagar.

    Buenos días.

    • Hola Bárbara. Voy a aprovechar el dobladillo de esta falda para decirte que tu nombre es feo y siginifica, según la wikipedia, «exónimo peyorativo que procede del griego y cuya traducción literal es «la que balbucea»».

      Lo han clavao.

  • Hola Barbara,

    Acabo de cagar y he pensado durante todo, todo el tiempo en tu comentario.
    Me encantaria conocerte en persona, para la proxima vez tenga que vomitar.

    A mi personalmente, me gusta mas agradecer las cosas bonitas que veo que «enmierdecer» las que no me gustan.. pero claro, a lo mejor la culpa es mia por ser feliz, con mi vida, mi familia, mis amigos, mi curro… No todo el mundo tiene un limon en la boca todo el dia. Amarga.

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad