fbpx
3 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

La vuelta al mundo en 80 días… y en un barco de papel

3 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Los tiempos cambian y los retos, también. A finales del XIX, recorrer el planeta en medio año era una hazaña tan audaz que sólo la imaginación de un adelantado a su época como Julio Verne podía concebir. Los medios de transporte actuales han acabado con apuestas como la de Phileas Fogg. Pero, para compensar, las redes sociales han comenzado a propiciar otras.
Si Fogg viviera en 2011 podría desafiar a sus colegas del Reform Club a ver quién era capaz de conseguir más seguidores en Facebook.
Quizá la historia del Phileas de hoy no diera para escribir una de las obras más conocidas de la literatura universal pero a Cutty Sark le ha servido como base para su nueva campaña.
El protagonista de la misma es un barco de papel navegable, el más grande del mundo con sus 5 metros de eslora, que ha sido botado esta mañana en el madrileño río Manzanares.
Lo ha diseñado Tango , está fabricado en papel Tetra Park y de él dicen que es un homenaje a la legendaria goleta del siglo XIX que dio nombre a la marca: “Es una forma de recuperar el espíritu aventurero del Cutty Sark, el más rápido de su época”, explica Rodrigo Curros, brand manager de Cutty Sark.
Y a partir de aquí el nuevo velero de la marca comienza a compartir protagonismo con todos aquellos que quieran convertirse en los Phileas Fogg del XXI.
Éstos tienen que visitar la Lavueltaen80dias.com y diseñar ‘su vuelta al mundo ideal’ contando únicamente con los medios de transporte que existían hace algo más de un siglo.
Aquel que consiga que su propuesta sea la más votada en las redes sociales conseguirá la recompensa que, obviamente, consiste en dar la vuelta al mundo.



Los tiempos cambian y los retos, también. A finales del XIX, recorrer el planeta en medio año era una hazaña tan audaz que sólo la imaginación de un adelantado a su época como Julio Verne podía concebir. Los medios de transporte actuales han acabado con apuestas como la de Phileas Fogg. Pero, para compensar, las redes sociales han comenzado a propiciar otras.
Si Fogg viviera en 2011 podría desafiar a sus colegas del Reform Club a ver quién era capaz de conseguir más seguidores en Facebook.
Quizá la historia del Phileas de hoy no diera para escribir una de las obras más conocidas de la literatura universal pero a Cutty Sark le ha servido como base para su nueva campaña.
El protagonista de la misma es un barco de papel navegable, el más grande del mundo con sus 5 metros de eslora, que ha sido botado esta mañana en el madrileño río Manzanares.
Lo ha diseñado Tango , está fabricado en papel Tetra Park y de él dicen que es un homenaje a la legendaria goleta del siglo XIX que dio nombre a la marca: “Es una forma de recuperar el espíritu aventurero del Cutty Sark, el más rápido de su época”, explica Rodrigo Curros, brand manager de Cutty Sark.
Y a partir de aquí el nuevo velero de la marca comienza a compartir protagonismo con todos aquellos que quieran convertirse en los Phileas Fogg del XXI.
Éstos tienen que visitar la Lavueltaen80dias.com y diseñar ‘su vuelta al mundo ideal’ contando únicamente con los medios de transporte que existían hace algo más de un siglo.
Aquel que consiga que su propuesta sea la más votada en las redes sociales conseguirá la recompensa que, obviamente, consiste en dar la vuelta al mundo.


Compártelo twitter facebook whatsapp
Tipografías desde Tailandia para abrir mentes
Historias de una moderna de pueblo
Cartográfica, el ‘censo’ de diseñadores de Madrid
Un ‘bicibuscador’ para intentar recuperar bicis robadas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies