fbpx
30 de agosto 2010    /   DIGITAL
por
 

¿La Web ha muerto? Resumen, reacciones y análisis

30 de agosto 2010    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Wired

Para aquellos que han preferido ignorar blogs y tendencias durante el mes de agosto, a la vuelta de las vacaciones nos encontramos con una noticia ‘desconsoladora’. La web ha muerto.

Es la nueva teoría de Chris Anderson, el polémico editor de Wired, que sostiene que poco a poco los usuarios de Internet están dejando de lado buscar información en sus navegadores a favor de entornos cerrados como aplicaciones.

Pero entre la gran capacidad de Anderson de generar publicity para él y su revista (Vease Long Tail o Free) ¿Qué se esconde detrás de esta afirmación demagogíca? ¿A que se refiere el editor de Wired cuando dice que la Red avanza hacia una muerte anunciada pero que Internet está más vivo que nunca?

Repasamos algunos de los puntos claves de su tesís antes de pasar a las reacciones:

La era del consumo de contenidos a tráves del navegador está siendo remplazada por entornos cerrados como las aplicaciones:

“Te despiertas y ves tu email en tu iPad. Es una app. Durante el desayuno te conectas a Facebook, Twitter y The New York Times en el mismo dispositivo. Más Apps. De camino a la oficina escuchas un podcast a tráves de tu smartphone. Otro App. En el trabajo lees tus feeds RSS y hablas por Skype y mensajería instantaneas. Al final del día llegas a casa, haces la cena y escuchas música en Pandora, juegas en Xbox Live y ves una película en el servicio de streaming de NetFlix. Acabas de pasar un día en Internet, pero no has utilizado la Red. No estás solo”.

Chart

Las aplicaciones nos permiten hacer un uso más practico y eficiente de Internet. Por eso los consumidores migran cada vez más a este entorno:

“Por mucho que amemos la apertura de la Red, la estamos abandonando a favor de servicios más sencillos y prácticos que funcionan mejor”.

Este nuevo entorno permite a las grandes empresas ejercer un control que no lograron tener en la era del descontrol en Internet:

«Es el ciclo natural del capitalismo. La revolución industrial es una historia de batallas por el control. Una tecnología se inventa y se extiende. Pero llega un momento donde alguien encuentra una forma para tenerlo en su propiedad, cerrarlo y dejar fuera a otros. Esto es el camino natural de la industrialización. Invención, propagación, adopción, control. Ahora le toca a la web».

Los dipositivos móviles son los principales responsables de este cambio:

«Debido a que sus pantallas son más pequeñas requieren aplicaciones especializadas para oprtimizar la experiencia. Los usuarios buscan esto antes que la experiencia del browser. La velocidad gana a la flexibilidad».

Las aplicaciones permiten a las empresas generar escasez artifical:

«A medida que te haces más mayor, tienes más dinero que tiempo. iTunes es un pequeño precio que hay que pagar para acceder de forma sencilla a algo. La escasez artifical es el objetivo de los buscadores de beneficios».

El mercado empieza a dictar las nuevas reglas del juego:

«Cuando hablamos de aplicaciones la gente empieza a escoger calidad del servicio. Queremos TweetDeck para organizar nuestros feeds de Twitter porque es más practico que la página convencional de Twitter. La aplicación de Google Maps en el móvil funciona mejor que Google Maps en nuestro ordenador. Preferimos leer libros en un Kindle o iPad en vez de un navegador en nuestro ordenador de sobremesa».

El caos era un síntoma normal de un medio en su adolescencia. Ahora Internet empieza a ser adulto y la realidad se carga al idealismo:

«El caos delirante de la Red abierta fue una fase adolescente subsidiada por los grandes grupos empresariales buscando un hueco en este nuevo mundo. Ahora los industrialistas están haciendo lo que mejor saben hacer, buscar sus puntos débiles. Al parecer nos encanta el resultado».

wirediPad

Reacciones destacadas:

La tecnología tiene una muerte violenta menos de lo pensado

«El problema está en las conclusiones que Anderson asume sobre el funcionamiento de la tecnología. Se han realizado muchos estudios que desacreditan la idea que la tecnología es lineal, que una cosa increíble se lanza y se remplaza por algo más increíble todavía. La historiadora australiana Carroll Pursell tiene una opinión interesante al respecto: ‘La obsesión con innovar lleva a crear una cronología simplista sobre el progreso cegado por las máquinas más icónicas. Pero cuando estudiamos la historia de la tecnología, el panorama no es tan claro. Las cosas aparecen, evolucionan, desaparecen y vuelven a aparecer»‘.

Alexis Madrigal, responsable de tecnología de TheAtlantic.com y ex periodista de Wired

La era de las plataformas

«Es el gran debate donde se juega el futuro de Internet, de los contenidos y el negocio en una red móvil y donde las aplicaciones, la television por Internet (IPTV, internet TV) y el desarrollo de otras aplicaciones como la voz IP, el streaming y, por supuesto, las redes sociales, configuran una nueva Internet donde la economía de la abundancia se acota para sostener y mejorar el negocio».

Juan Varela de Periodistas 21

La web no está muerta, sigue evolucionando

«Anderson parece haber llegado a esta conclusión un poco tarde y ha recurrido a unos titulares sensacionalistas para captar la atención. Nosotros, en GigaOM (y muchos otros que cubren tecnología), llevamos mucho tiempo escribiendo sobre la nueva economía de las apps surgida a raíz del iPhone, iPad y Android. Hemos mencionado en numerosas ocasiones que el fenómeno App ha acelerado el proceso de convertir la Red para todos en una selección de aplicaciones específicas para servir necesidades específicas. ( …) Esta evolución no tiene nada que ver con la muerte de Internet o su mal estado de salud. La Red está más sana que nunca».

Matthew Ingram, Giga OM

Is the web really dead?

«Sin necesidad de comentar directamente el artículo, encuentro que el gráfico utilizado por Anderson para ilustrar su teoría manipula la realidad. No habla del incremento de tráfico de Internet en el mismo periodo. Muestra la proporción del total en vez de mostrar el uso total».

«Si hubiera optado por mostrar el uso total se podría ver que entre 1995 y 2006 el tráfico de web se movió desde 10 terabytes por mes a 1.000.000 de terabytes, según Cisco, la misma fuente que utilizó Wired para esgrimir su argumento. No me convence el argumento. El crecimiento de la web no se ha ralentizado. A su lado se ha unido el crecimiento explosivo de vídeo y compartir archivos que entra dentro del uso de la propia web».

Rob Beschizza, Boing Boing

La web no ha muerto, estaba de parranda

«El ideal de consumidor que sigue una marca ha muerto. El público online, y no nos engañemos, es de éste del que hablamos, ya no consume una sola marca de medios. De hecho nunca lo hizo, pero ahora aún menos» (…).

«Así, la navegación vía navegador (o lector de rss o similar, que para el caso es lo mismo) se amolda mucho mejor al tipo de consumo que hace este consumidor que la lectura vía aplicaciones. Y, además, el fenómeno de recomendación social de contenidos (ya sea en Twitter, en Facebook y ahora también en Tuenti) hace que buena parte del consumo sea cruzado. No centrado en una sola web o una sola marca, sino transversal. Para eso hacen falta navegadores o aplicaciones transversales (tipo Pulse o Flipboard), que al final lo que hacen en muchos casos es incorporar un navegador basado en webkit. No quiere decir que no instalaremos una o dos aplicaciones de marca de medios. Pero de ahí a que estas sustituyan totalmente a la web va un trecho. Y mucho más fuera del entorno móvil».

Julio Alonso, CEO de Weblogs y autor del blog Merodeando.

Cosas buenas sobre la Web

«Antes que decir cosas malas sobre Wired y otras revistas, pensé que séria mejor decir cosas buenas sobre la web. La Red es donde acudo para leer noticias que dicen que la web se está muriendo. Puedo escribir lo que quiero en Internet y no hay nada que Steve Jobs puede hacer al respecto. Si quiero escribir más de 140 carácteres, lo puedo hacer sin ningún problema. Los medios corporativos están llenos de mentiras. Hacer posible encontrar información que quiero hace que la web sea un sitio estimulante para buscar puntos de vista e información enriquecedora. Antes de la web, esto era mucho peor».

Dave Winer, uno de los primeros bloggers y creadores del RSS

Wired dice que la web está muerta en su site, que cada vez es más rentable

Gawker es la más crítica con el artículo de Anderson, algo de esperar debido a su línea más sensacionalista.

«Wired lanzó su artículo de portada en su web Wired.com. No lo encontrarás en la edición de iPad de Wired. No está públicado en papel todavía. Puede que la muerte de la web sea inevitable pero parece que compensa más lanzarlo a través de un medio que se está muriendo».

«Al mismo tiempo que sube los beneficios del site, las ventas y beneficios de la edición de Wired en el iPad han bajado. En principio dicen haber vendido 100.000 ejemplares ayudado por la novedad del soporte. Desde entonces, según nuestras fuentes, venden una cuarta parte de esta cifra inicial».

«¿Este no es el tío que escribio Free?, donde afirmó ‘En el mundo loco de la web gratuita los debates sobre gratis versus pagado empezarán a desaparecer».


En el apartado de comentarios de Wired algunos lectores dejaron algunos apuntes interesantes:

“Radio has no future.” – Lord Kelvin, 1897.

«¿El móvil murió cuando iPhone salió al mercado? El título del artículo debería decir ‘El renacimiento de la web’».

«Oh, cómo nos gusta en el Bay Area (San Francisco y sus alrededores) convertir la tecnología en una lucha entre vida o muerte. Cosas que nunca estuvieron vivas como la web o rss ahora estan muertas. Creo que da mal karma meterse en el negocio de pronunciar la muerte de algo».

Radio

Algunas reflexiones:

Anderson es el primer interesado en que las aplicaciones triunfen. De hecho, en el propio artículo menciona la aplicación iPad de Wired. «Se pensó que una vez que el mercado madurara, grandes compañías encontrarían una forma de acabar con la tendencia que convertía dólares análogicos en peniques digitales. Desafortunadamente esto no ha sido el caso para la mayor parte de la web. Por eso pasamos al modelo de aplicaciones en plataformas como iPad (¡Prueba la nueva aplicación de Wired para iPad!)».

Una vez más Chris Anderson demuestra sus grandes dotes de conceptualizador. El símil es que Steve Jobs no inventó el telefono móvil ni los mp3 pero nadie ha sabido conceptualizarlo como él.

Anderson exagera el impacto del iPad. Es importante sin duda pero realmente ¿se convertirá en un producto revolucionario? ¿Conseguirá cambiar los hábitos del nuevo lector de prensa acostumbrado a leer en entornos sociales más abiertos en vez de una experiencia cerrada?

En algunos argumentos, a Anderson no le falta razón. Las aplicacionesa están ganando fuerza. Es posible pasarse un día completo utilizando solo aplicaciones. Pero hablar de la usurpación total es extremo. Al final es un complemento más a la industria digital. Sin embargo, si hubiera optado por abrir con un titular tipo: «Internet está siendo remplazado por las aplicaciones y las experiencias cerradas y esto está creando un cambio de paradigma», es improbable que hubiera logrado hacer mucho ruido.

Apple, en el contexto de las aplicaciones, tiene un control ferreo sobre lo que se publica en su App store. Esto, sin duda, choca con la filosofía abierta de la web. Pero Android es una alternativa que apuesta por la apertura. El lanzamiento de App Inventor de Google busca democratizar la creación de aplicaciones quitando de en medio el proceso de aprobación. ¿Podrá controlarlo para siempre? ¿Llegará una forma para evadir los controles de Apple? Es sólo cuestión de tiempo.

Internet no requiere un orden. En el caos radica su belleza. La experiencia demuestra que el verdadero perjudicado de restringir Internet es el usuario. Veremos si Wikileaks sigue viva en unos años. Todo lo que no se puede controlar, se intenta destruir o usurpar antes o después por la gente que tiene el poder.

El poderío de Facebook empieza a parecerse al de kos medios tradicionales. ¿Quién puede presumir de tener más de 500 millones de usuarios?

Wired

Para aquellos que han preferido ignorar blogs y tendencias durante el mes de agosto, a la vuelta de las vacaciones nos encontramos con una noticia ‘desconsoladora’. La web ha muerto.

Es la nueva teoría de Chris Anderson, el polémico editor de Wired, que sostiene que poco a poco los usuarios de Internet están dejando de lado buscar información en sus navegadores a favor de entornos cerrados como aplicaciones.

Pero entre la gran capacidad de Anderson de generar publicity para él y su revista (Vease Long Tail o Free) ¿Qué se esconde detrás de esta afirmación demagogíca? ¿A que se refiere el editor de Wired cuando dice que la Red avanza hacia una muerte anunciada pero que Internet está más vivo que nunca?

Repasamos algunos de los puntos claves de su tesís antes de pasar a las reacciones:

La era del consumo de contenidos a tráves del navegador está siendo remplazada por entornos cerrados como las aplicaciones:

“Te despiertas y ves tu email en tu iPad. Es una app. Durante el desayuno te conectas a Facebook, Twitter y The New York Times en el mismo dispositivo. Más Apps. De camino a la oficina escuchas un podcast a tráves de tu smartphone. Otro App. En el trabajo lees tus feeds RSS y hablas por Skype y mensajería instantaneas. Al final del día llegas a casa, haces la cena y escuchas música en Pandora, juegas en Xbox Live y ves una película en el servicio de streaming de NetFlix. Acabas de pasar un día en Internet, pero no has utilizado la Red. No estás solo”.

Chart

Las aplicaciones nos permiten hacer un uso más practico y eficiente de Internet. Por eso los consumidores migran cada vez más a este entorno:

“Por mucho que amemos la apertura de la Red, la estamos abandonando a favor de servicios más sencillos y prácticos que funcionan mejor”.

Este nuevo entorno permite a las grandes empresas ejercer un control que no lograron tener en la era del descontrol en Internet:

«Es el ciclo natural del capitalismo. La revolución industrial es una historia de batallas por el control. Una tecnología se inventa y se extiende. Pero llega un momento donde alguien encuentra una forma para tenerlo en su propiedad, cerrarlo y dejar fuera a otros. Esto es el camino natural de la industrialización. Invención, propagación, adopción, control. Ahora le toca a la web».

Los dipositivos móviles son los principales responsables de este cambio:

«Debido a que sus pantallas son más pequeñas requieren aplicaciones especializadas para oprtimizar la experiencia. Los usuarios buscan esto antes que la experiencia del browser. La velocidad gana a la flexibilidad».

Las aplicaciones permiten a las empresas generar escasez artifical:

«A medida que te haces más mayor, tienes más dinero que tiempo. iTunes es un pequeño precio que hay que pagar para acceder de forma sencilla a algo. La escasez artifical es el objetivo de los buscadores de beneficios».

El mercado empieza a dictar las nuevas reglas del juego:

«Cuando hablamos de aplicaciones la gente empieza a escoger calidad del servicio. Queremos TweetDeck para organizar nuestros feeds de Twitter porque es más practico que la página convencional de Twitter. La aplicación de Google Maps en el móvil funciona mejor que Google Maps en nuestro ordenador. Preferimos leer libros en un Kindle o iPad en vez de un navegador en nuestro ordenador de sobremesa».

El caos era un síntoma normal de un medio en su adolescencia. Ahora Internet empieza a ser adulto y la realidad se carga al idealismo:

«El caos delirante de la Red abierta fue una fase adolescente subsidiada por los grandes grupos empresariales buscando un hueco en este nuevo mundo. Ahora los industrialistas están haciendo lo que mejor saben hacer, buscar sus puntos débiles. Al parecer nos encanta el resultado».

wirediPad

Reacciones destacadas:

La tecnología tiene una muerte violenta menos de lo pensado

«El problema está en las conclusiones que Anderson asume sobre el funcionamiento de la tecnología. Se han realizado muchos estudios que desacreditan la idea que la tecnología es lineal, que una cosa increíble se lanza y se remplaza por algo más increíble todavía. La historiadora australiana Carroll Pursell tiene una opinión interesante al respecto: ‘La obsesión con innovar lleva a crear una cronología simplista sobre el progreso cegado por las máquinas más icónicas. Pero cuando estudiamos la historia de la tecnología, el panorama no es tan claro. Las cosas aparecen, evolucionan, desaparecen y vuelven a aparecer»‘.

Alexis Madrigal, responsable de tecnología de TheAtlantic.com y ex periodista de Wired

La era de las plataformas

«Es el gran debate donde se juega el futuro de Internet, de los contenidos y el negocio en una red móvil y donde las aplicaciones, la television por Internet (IPTV, internet TV) y el desarrollo de otras aplicaciones como la voz IP, el streaming y, por supuesto, las redes sociales, configuran una nueva Internet donde la economía de la abundancia se acota para sostener y mejorar el negocio».

Juan Varela de Periodistas 21

La web no está muerta, sigue evolucionando

«Anderson parece haber llegado a esta conclusión un poco tarde y ha recurrido a unos titulares sensacionalistas para captar la atención. Nosotros, en GigaOM (y muchos otros que cubren tecnología), llevamos mucho tiempo escribiendo sobre la nueva economía de las apps surgida a raíz del iPhone, iPad y Android. Hemos mencionado en numerosas ocasiones que el fenómeno App ha acelerado el proceso de convertir la Red para todos en una selección de aplicaciones específicas para servir necesidades específicas. ( …) Esta evolución no tiene nada que ver con la muerte de Internet o su mal estado de salud. La Red está más sana que nunca».

Matthew Ingram, Giga OM

Is the web really dead?

«Sin necesidad de comentar directamente el artículo, encuentro que el gráfico utilizado por Anderson para ilustrar su teoría manipula la realidad. No habla del incremento de tráfico de Internet en el mismo periodo. Muestra la proporción del total en vez de mostrar el uso total».

«Si hubiera optado por mostrar el uso total se podría ver que entre 1995 y 2006 el tráfico de web se movió desde 10 terabytes por mes a 1.000.000 de terabytes, según Cisco, la misma fuente que utilizó Wired para esgrimir su argumento. No me convence el argumento. El crecimiento de la web no se ha ralentizado. A su lado se ha unido el crecimiento explosivo de vídeo y compartir archivos que entra dentro del uso de la propia web».

Rob Beschizza, Boing Boing

La web no ha muerto, estaba de parranda

«El ideal de consumidor que sigue una marca ha muerto. El público online, y no nos engañemos, es de éste del que hablamos, ya no consume una sola marca de medios. De hecho nunca lo hizo, pero ahora aún menos» (…).

«Así, la navegación vía navegador (o lector de rss o similar, que para el caso es lo mismo) se amolda mucho mejor al tipo de consumo que hace este consumidor que la lectura vía aplicaciones. Y, además, el fenómeno de recomendación social de contenidos (ya sea en Twitter, en Facebook y ahora también en Tuenti) hace que buena parte del consumo sea cruzado. No centrado en una sola web o una sola marca, sino transversal. Para eso hacen falta navegadores o aplicaciones transversales (tipo Pulse o Flipboard), que al final lo que hacen en muchos casos es incorporar un navegador basado en webkit. No quiere decir que no instalaremos una o dos aplicaciones de marca de medios. Pero de ahí a que estas sustituyan totalmente a la web va un trecho. Y mucho más fuera del entorno móvil».

Julio Alonso, CEO de Weblogs y autor del blog Merodeando.

Cosas buenas sobre la Web

«Antes que decir cosas malas sobre Wired y otras revistas, pensé que séria mejor decir cosas buenas sobre la web. La Red es donde acudo para leer noticias que dicen que la web se está muriendo. Puedo escribir lo que quiero en Internet y no hay nada que Steve Jobs puede hacer al respecto. Si quiero escribir más de 140 carácteres, lo puedo hacer sin ningún problema. Los medios corporativos están llenos de mentiras. Hacer posible encontrar información que quiero hace que la web sea un sitio estimulante para buscar puntos de vista e información enriquecedora. Antes de la web, esto era mucho peor».

Dave Winer, uno de los primeros bloggers y creadores del RSS

Wired dice que la web está muerta en su site, que cada vez es más rentable

Gawker es la más crítica con el artículo de Anderson, algo de esperar debido a su línea más sensacionalista.

«Wired lanzó su artículo de portada en su web Wired.com. No lo encontrarás en la edición de iPad de Wired. No está públicado en papel todavía. Puede que la muerte de la web sea inevitable pero parece que compensa más lanzarlo a través de un medio que se está muriendo».

«Al mismo tiempo que sube los beneficios del site, las ventas y beneficios de la edición de Wired en el iPad han bajado. En principio dicen haber vendido 100.000 ejemplares ayudado por la novedad del soporte. Desde entonces, según nuestras fuentes, venden una cuarta parte de esta cifra inicial».

«¿Este no es el tío que escribio Free?, donde afirmó ‘En el mundo loco de la web gratuita los debates sobre gratis versus pagado empezarán a desaparecer».


En el apartado de comentarios de Wired algunos lectores dejaron algunos apuntes interesantes:

“Radio has no future.” – Lord Kelvin, 1897.

«¿El móvil murió cuando iPhone salió al mercado? El título del artículo debería decir ‘El renacimiento de la web’».

«Oh, cómo nos gusta en el Bay Area (San Francisco y sus alrededores) convertir la tecnología en una lucha entre vida o muerte. Cosas que nunca estuvieron vivas como la web o rss ahora estan muertas. Creo que da mal karma meterse en el negocio de pronunciar la muerte de algo».

Radio

Algunas reflexiones:

Anderson es el primer interesado en que las aplicaciones triunfen. De hecho, en el propio artículo menciona la aplicación iPad de Wired. «Se pensó que una vez que el mercado madurara, grandes compañías encontrarían una forma de acabar con la tendencia que convertía dólares análogicos en peniques digitales. Desafortunadamente esto no ha sido el caso para la mayor parte de la web. Por eso pasamos al modelo de aplicaciones en plataformas como iPad (¡Prueba la nueva aplicación de Wired para iPad!)».

Una vez más Chris Anderson demuestra sus grandes dotes de conceptualizador. El símil es que Steve Jobs no inventó el telefono móvil ni los mp3 pero nadie ha sabido conceptualizarlo como él.

Anderson exagera el impacto del iPad. Es importante sin duda pero realmente ¿se convertirá en un producto revolucionario? ¿Conseguirá cambiar los hábitos del nuevo lector de prensa acostumbrado a leer en entornos sociales más abiertos en vez de una experiencia cerrada?

En algunos argumentos, a Anderson no le falta razón. Las aplicacionesa están ganando fuerza. Es posible pasarse un día completo utilizando solo aplicaciones. Pero hablar de la usurpación total es extremo. Al final es un complemento más a la industria digital. Sin embargo, si hubiera optado por abrir con un titular tipo: «Internet está siendo remplazado por las aplicaciones y las experiencias cerradas y esto está creando un cambio de paradigma», es improbable que hubiera logrado hacer mucho ruido.

Apple, en el contexto de las aplicaciones, tiene un control ferreo sobre lo que se publica en su App store. Esto, sin duda, choca con la filosofía abierta de la web. Pero Android es una alternativa que apuesta por la apertura. El lanzamiento de App Inventor de Google busca democratizar la creación de aplicaciones quitando de en medio el proceso de aprobación. ¿Podrá controlarlo para siempre? ¿Llegará una forma para evadir los controles de Apple? Es sólo cuestión de tiempo.

Internet no requiere un orden. En el caos radica su belleza. La experiencia demuestra que el verdadero perjudicado de restringir Internet es el usuario. Veremos si Wikileaks sigue viva en unos años. Todo lo que no se puede controlar, se intenta destruir o usurpar antes o después por la gente que tiene el poder.

El poderío de Facebook empieza a parecerse al de kos medios tradicionales. ¿Quién puede presumir de tener más de 500 millones de usuarios?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Kevin Mitnick: "Siempre me he considerado un explorador"
Etsy, la app para todo lo hecho a mano
Un manual para ser un ciberactivista eficaz
Make With Code y la divulgación del idioma del futuro
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 12
  • Pingback: mktfan.com
  • ¿Cuantos años tiene la Web? ¿dieciocho, veinte? En el computo temporal de la vida humana debería estar en su mejor momento de juventud y esplendor. En el computo digital, veinte años equivalen a tres glaciaciones. Estamos ante un Dinosaurio (la Web) que ha superado con éxito tres glaciaciones. Pero la especie ha entrado definitivamente en declive, su extinción esta próxima (tres años, nos dice Javier Rodríguez Zapatero, CEO de Google España) La nueva especie que va a sustituirla son las apps. Y van hacerlo porque simplemente se han adaptado mejor al nuevo ecosistema (smartphones y tablets) y por que hacen mejor su trabajo que las Webs. No pasa nada, es la evolución. Cambian los habitantes, pero la Tierra (Internet) sigue firme bajo nuestros pies.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *